Home BALONCESTO Con Magic se avecinan grandes cambios en Lakers

Magic Johnson vuelve a Los Angeles Lakers, esa es la noticia sí, pero… ¿qué más supone? Recuperados del impacto que provocó conocer que el emblema del show time regresaba al equipo de sus amores de la mano de Jeanie Buss, a quien en principio va a asesorar, ahora queda por saber qué cambios habrá dentro del organigrama de los californianos. Según fuentes manejadas por Bleacher Report, éstos podrían ser catalogados de radicales.

Para empezar, y sin que sea sorpresa alguna, los días de Jim Buss al frente de las operaciones de baloncesto están contados. No se trata ya de una traición ni nada por el estilo, ya que Jim hace tiempo que había puesto fecha de caducidad a su desempeño. Para corroborar su adiós -aún sin realidad empírica- tenemos que mientras que Jeanie y sus hermanos pequeños, Joey y Jesse, conocían hace tiempo la llegada de Magic, Jim se enteró poco antes de que se hiciese público.

Tampoco es un secreto que Johnson hace tiempo que desea que Jim deje de mandar en la franquicia. En 2012 aseguraba que no confiaba en él, ya que había cometido errores críticos en las contrataciones de los entrenadores; y en 2014 iba más allá al pedir abiertamente que dejase paso a gente nueva: “Tiene que sacar su ego de los Lakers y dejar que alguien le ayude“.

En cualquier caso, el aterrizaje de Johnson en la oficina angelina puede suponer cambios que van mucho más allá de la marcha de Jim. Según el citado medio, su papel, lejos de un simple consejero, tendrá un peso enorme en cualquier decisión futura de la franquicia; es decir, estamos más cerca de ver un equilibrio de fuerzas y votos -léase un cuarteto formado por Jeanie, Joey, Jesse y el propio Magic- antes que una atribución concreta para la leyenda de Lakers, quien nunca sería un general manager al uso.

Él no lo sería, pero puede que tampoco lo siga siendo Mitch Kupchak. Quien tomase el papel de ‘director’ de traspasos y demás operaciones en la temporada 2000-01 -coincidiendo con la marcha de Jerry West-, podría decir también adiós tras 17 campañas, ya que Magic está abierto a despedirle con la idea de comenzar una nueva era en Hollywood.

Resumiendo. En estos momentos, sin que haya nada firme, tenemos dos opciones. Una en la que Magic reemplaza únicamente a Jim Buss. Y dos -la que gana enteros- que forme parte de una nueva cadena de mando en la que les decisiones tiendan a tener un origen democrático junto a Jeanie y los jóvenes Buss.

Siempre presente

Hablamos de que el ’32’ ha vuelto, pero la realidad es que nunca se marchó del todo. Dejando de lado su reapariciones cuando aún estaba en activo, tenemos que en los últimos años siempre ha sido imagen del equipo allá dónde iban. En 2010, durante las celebraciones del anillo, fue uno más en la Casa Blanca. Cuando años después se intentó reclutar a Carmelo Anthony en la agencia libre, estaba en la comitiva. Y el día que Kobe Bryant iba a jugar su último partido, era el primero de cuantos se encontraban en la pista para saludarle.

Magnetismo

Hemos hablado de cambios en las tomas de decisiones, pero su presencia como parte formal de la franquicia puede ir mucho más allá. Jeanie entiende, como es lógico, que su presencia como pieza visible del organigrama puede ser un reclamo en todas sus vertientes posibles. Atrás quedarían esos momentos en los que Jim Buss y Kupchak -carentes de carisma- pasaban sin pena ni gloria por la agencia libre. Johnson es un maestro de la comunicación que siempre ha sabido extender su magia más allá de la pista.

Recuperando el orgullo

Para acabar entramos en terreno sensible. ¿Están los Lakers actuales a la altura de la gran historia de la franquicia? Con el regreso de Magic Johnson se abre esa puerta para viajar en el tiempo, esa que debe servir para mirar qué fueron y echar en el bolsillo aquella pizca del pasado que sirva para construir un nuevo equipo. No puede hacer milagros, pero sí hay alguien con amor probado por el púrpura y oro, ese es Magic.

Dejar un comentario

[fbcomments width="700"]
demetevler escort