Home BEISBOL Para Cuba no hubo cuento chino

El plantel que dirige Carlos Martí venció a China, tal como se esperaba, aunque el mentor tuvo que hablarle fuerte a sus jugadores. Falta el objetivo principal, Australia, el viernes

Carlos Martí es un mentor al que se le ve poco en el terreno, la pasa siempre en la cueva, tratando de que no se le escape ningún detalle. Por eso fue raro y hasta sorprendente el mitin que hizo con sus peloteros, a la vista de todo el estadio y de los televidentes, en la tercera entrada del juego contra China en la segunda jornada del grupo B de este CM2017. Lo vimos gesticular, hacerse sentir. Nadie más habló en la súbita e inesperada reunión.

— ¿Qué le dijo a los jugadores, usted parecía bien molesto?

–Le dije cuatro cosas, les hable como lo hacemos nosotros en un campo de pelota. Se estaban acomodando a un ritmo de juego que es inferior, al que respetamos mucho, pero que es sin dudas inferior. Todos buscaban un batazo, querían hacer lo que no han logrado todavía ni en la preparación ni aquí.

“Necesitaba que comprendieran que había que atacarlos, que aunque no tuvieran el nivel de nuestro equipo, nosotros si teníamos que mostrarnos como somos, enseñar de lo que somos capaces. Pero para eso demandábamos de la entrega de los pequeños detalles que hacen grande a un pelotero, dar un jit presionar a la defensa con el corrido, robar bases. En otras palabras había que despertarlos. No, yo no estaba molesto, solo que hay momentos que llevan expresarse diferente”.

Me aseguro que eso no cambia en nada la química y el trabajo de grupo que han hecho, al que consideró de excepcional. “Es lo que más destaco de este equipo, hay jugadores de 30 años sí, pero muchos está asumiendo aquí su primera gran responsabilidad y la manera en que la enfrentan impresiona y es digno de admirar. Otros son muy jóvenes y hasta han liderado la ofensiva como Santos y Céspedes. Eso dice mucho de la calidad humana de estos deportistas”.

El juego ante China fue tal como lo previmos en la previa. Los asiáticos podrían aguantar un tercio con Bruce Chen, pero ya él vio pasar sus mejores momentos, aquellos que lo llevaron a 18 temporadas en las grandes ligas. De cualquier forma, lo que bien se aprende no se olvida y se batió en dos y dos tercios contra Cuba y se fue sin que le anotaran.

Después la historia era la esperada, amplia producción ofensiva; errático comportamiento defensivo del rival, aunque en la pizarra se fueran sin errores, y el casi nulo movimiento de los bates, pues Vladimir Baños es hoy inaccesible para el béisbol chino. Tampoco pudieron hacer nada con los veloces envíos de Vladimir García, Livan Moinelo y Miguel Lahera, quienes se estrenaron ayer, en nítida manifestación de que Martí sigue al pie de la letra lo que se propuso.

“Es nuestro plan, ellos han venido aquí a asegurar dos victorias en la primera vuelta que nos inscriban en la segunda fase, ya cumplieron el primer paso. Como te dije hace unos días, Lázaro Blanco va el viernes y tras él y en se mismo orden los que salieron frente a China. Por supuesto, el cuándo aparecerían depende de cuánto avance Lázaro en el juego”, aseguró el director campeón de Cuba con Granma.

Al concluir el partido, John MacLaren, estadounidense que dirige al plantel chino, tuvo palabras de elogio para el lanzador Vladimir Baños y a una pregunta del colega Joel García, del semanario Trabajadores, de si al igual que Israel su equipo se pudiera convertir en sorpresa venciendo a China este jueves, respondió con una sonrisa.

Pero después dijo, “la verdad es que nosotros veníamos a ganarle a Cuba también, creo que en un tercio y un poco más dimos un buen juego. Así que lo único que les digo es que frente a Australia vamos salir con la misma disposición y claro que podemos ganarle”.

Vladimir Baños le tocó en la pasada Serie del Caribe el juego que decidía la ubicación del monarca cubano, Granma, en las semifinales de ese evento. Tenía que salir preciso, aunque entonces ya estaba clasificado su escuadra, salió y venció 4-0. Aquí no había otra que ganar, aunque China no es aquel México al que blanqueó, pero si tenía que esmerarse, pues la estrategia de su equipo a partir de ese choque es todo o nada.

“Me sentí muy bien, sabia del compromiso que tenía, busque sacar siempre el primer out, no de desesperarme, avanzar lo más que pudiera para dejarle menos trabajo a mis compañeros y que estuvieran listos para Australia. Me encuentro en optimas condiciones y muy motivado y eso me ayudo mucho a lograr el objetivo”, sentenció el pinareño que firmó una faena de cinco completos con cuatro ponches sin boletos y solo un jit permitido.

Finalmente Cuba desplegó ofensiva de 14 jits con Roel Santos, Alexander Ayala y Yurisbel Gracial como los más efectivos. El jardinero central bateó de 5-3, con doble y triple incluido, anotó dos y empujó otras tantas. El torpedero camagüeyano, también pegó tres imparables y remolcó una carrera, en tanto el antesalista matancero dio otro trío de incogibles, de ellos un biangular y una anotada.

Los 14 inatrapables proporcionaron una pizarra de 6-0, que no fue más abultada porque once corredores de la Mayor de las Antillas se quedaron en las base para ser empujados hacia la registradora.

Cuba descansa este jueves para el viernes a las 10 de la noche cristalizar o no la estrategia de esta primera ronda. Si lo hace, habrá que ver entonces cuál sería la de la etapa siguiente, muy distinta, porque el nivel dos del CM2017 es para respetar.

Dejar un comentario

[fbcomments width="700"]