Home BALONCESTO Los Warriors logran en Houston un triunfo histórico para Steve Kerr

Pocos debuts se recuerdan tan fulgurantes como el de Phil Jackson como entrenador jefe en Chicago. El ascenso del técnico fue el detonante final que necesitaba el equipo de Michael Jordan para pelear por los campeonatos. Entre otros éxitos, Jackson se convertía en el entrenador que más rápido alcanzaba las 200 victorias en temporada regular, necesitando solo 270 partidos. Aproximadamente 15 años después, uno de sus protegidos batió su récord: Steve Kerr.

Comienzo decisivo

Los Warriors dieron otro importante paso para asegurar el mejor balance de la temporada tras sacar un convincente triunfo en Houston por 106-113. Un espléndido arranque (20-37 en el primer cuarto) permitía al equipo californiano asegurar una ventaja que no perderían en el resto del duelo, pese a los intentos de los Rockets por remontar. La falta de acierto exterior de Houston (5/31 en triples) no les permitió acercarse más de la cuenta pese al 20º triple-doble de James Harden, quien acabaría con 24 puntos, 13 asistencias y 11 rebotes.

El trío de All-Stars sanos que les queda a Golden State no decepcionó. Stephen Curry (32 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias), Klay Thompson (25 puntos) y Draymond Green (19 puntos, 9 rebotes y 3 robos) dieron la cara para una victoria de prestigio. Los Warriors le regalaban así la 200ª victoria de Steve Kerr en Tempotrada Regular en solo 238 partidos como entrenador NBA, un brutal recorrido para los libros de la historia.

Tres años mágicos

Su récord, eso sí, tiene asterisco al contar también la primera mitad de 2015-16. Kerr no pudo sentarse en el banquillo durante 41 partidos por problemas de espalda, dejando la dirección del equipo a su entonces asistente Luke Walton. Pese a ello, la NBA siguió contando el balance de los Warriors al entrenador principal, siendo todavía el responsable último de las decisiones tomada a nivel deportivo.

Pero, con todos los atenuantes que se quieran poner, la etapa de Steve Kerr en Golden State asombra, con dos finales disputadas, un campeonato ganado, y ya tres temporadas seguidas alcanzando las 60 victorias (la 60ª fue la de Houston). Desde los Bulls entre 1995 y 1998, curiosamente con Phil Jackson de entrenador y el propio Kerr de jugador, ninguna franquicia había logrado una racha similar. La era dorada de los Warriors sigue viva.

Nota: esta noticia ha sido actualizada para reflejar que el número correcto de partidos que ha necesito Steve Kerr para alcanzar las 200 victorias 238. En la versión inicial se informaba erróneamente de que la cifra era de 230 partidos. 

Dejar un comentario

[fbcomments width="700"]
demetevler escort