Home BALONCESTO Los peores contratos de la NBA firmados en 2016

Terminada la temporada, el Draft y la gala de premios, toca poner la vista en otro de los grandes momentos de la temporada, la agencia libre. Los equipos se preparan para lanzarse al mercado con avidez y ganas de fichar a sus principales objetivos, aunque un año más, para no variar, habrá clamorosos errores. Fallos que más adelante hipotecarán el futuro de las franquicias, como lo que hizo el pasado año Los Angeles Lakers firmando en los primeros minutos del mercado a Timofey Mozgov por 64 millones de dólares pese a sus evidentes problemas físicos.

Aquí van los cinco peores contratos de la NBA firmados en el inaudito verano de 2016 y unas cuantas menciones de honor. Las cifras económicas están expresadas en millones de dólares.

5. Bismack Biyombo, Orlando Magic

La capacidad reboteadora y defensiva del pívot africano impresionó durante los playoffs de 2016 con Toronto Raptors, lo que le abría la puerta a un contrato que posiblemente nunca imaginó. Orlando Magic decidió deshacerse de varios jugadores para reforzar su juego interior con un, aparentemente, temible trío: Serge Ibaka, Nikola Vucevic y Biyombo. No obstante, en la era del triple, la formula no funcionó. Ibaka salió del equipo en mitad de la temporada y Biyombo no terminó de dar el rendimiento que se esperaba después de apostar tanto por él.

El contrato: 4 años, 72 millones.

Promedios: 6 puntos, 7 rebotes, 0,9 asistencias y 1,1 tapones en 22,1 minutos. 81 partidos jugados.

4. Ian Mahinmi, Washington Wizards

Se veía venir. Un jugador alto de 30 años con problemas físicos —nunca ha disputado los 82 partidos y solo en dos temporadas de nueve alcanzó al menos 77 encuentros jugados— recibe una oferta por cuatro años y 64 millones. Los ingredientes perfectos para un mal negocio, sobre todo para Washington, equipo en el que parece no haber encajado. A pesar de ser el tercer jugador mejor pagado de la franquicia, Mahinmi solo ha disputado 31 encuentros en temporada regular y se quedó sin hacerlo en 8 de los 13 partidos que los Wizards jugaron en playoffs.

El contrato: 4 años, 64 millones.

Promedios: 5,6 puntos, 4,8 rebotes, 0,8 tapones en 17,9 minutos. 31 partidos jugados.

3. Timofey Mozgov, Los Angeles Lakers

El primer fichaje del mercado veraniego de 2016 dejó con la boca abierta a aficionados y analistas. ¿64 millones por un jugador con serios problemas físicos? Con una plantilla plagada de jóvenes promesas y un entrenador novato como Luke Walton al mando, se pensaba que Mozgov podría tener un rol destacable en la nueva etapa de los Lakers. Nada más lejos de la realidad. Las expectativas se quedaron ahí y los de púrpura y oro no supieron amortizar su inversión en Timofey. Su contrato resultó tal lastre que los nuevos dirigentes de los Lakers se apresuraron a enviar a Mozgov a Brooklyn Nets no sin antes tener que incluir de ‘regalo’ en la negociación a un número 2 del Draft como D’Angelo Russell.

El contrato: 4 años, 64 millones.

Promedios: 7,4 puntos, 4,9 rebotes, 0,8 asistencias y 0,6 tapones en 20,4 minutos. 54 partidos jugados.

2. Chandler Parsons, Memphis Grizzlies

Sus años en tierras tejanas (Houston Rockets y Dallas Mavericks) habían sido buenos en lo que a promedio anotador se refiere. Es por ello Memphis Grizzlies vio con buenos ojos una multimillonaria inversión para contratar al alero de Florida. Sin embargo, una tercera lesión de rodilla en los últimos tres años obligaría a Parsons a perderse gran parte de la temporada y a jugar de manera lamentable como él mismo reconoció cuando pudo saltar a la pista. Si bien nunca llegó a la altura de las expectativas en Dallas cuando Mark Cuban apostó por él, sus números han sufrido un desplome todavía mayor durante la campaña 2016-17.

El contrato: 4 años, 94 millones.

Promedios: 6,2 puntos, 2,5 rebotes y 1,6 asistencias con un 33,8% en tiros de campo en 19,9 minutos. 34 partidos jugados.

1. Joakim Noah, New York Knicks

Desde que fuera Jugador Defensivo del Año, All-Star en 2013 y 2014 y quinto en la lista de votos en el MVP 2014, el pivot francés se ha visto inmerso en un calvario de lesiones que parece no tener fin. Los Knicks, por decisión de Phil Jackson, decidieron hacerse con sus servicios en vistas a una reconstrucción y juntarle, de nuevo, con su ex-compañero Derrick Rose. Asimismo, los Knicks pensaba que Noah y Kristaps Porzingis podrían formar una interesante pareja tanto en ataque como en defensa. Si embargo todo salió al contrario de lo planeado. Constantes lesiones, un porcentaje de tiros libres horrible, nula defensa, quirófanos y para colmo, una sanción por consumo de sustancias prohibidas. El contrato de Noah sin duda parece el más tóxico de la NBA

El contrato: 4 años, 72 millones.

Promedios: 5 puntos, 8,8 rebotes, 2,2 asistencias y 0,8 tapones con un 43,6% en tiros libres en 22,1 minutos. 46 partidos jugados.

Menciones de honor

Una lista con solo cinco jugadores sin duda se queda corta para la cantidad de contratos dudosos que podríamos incluir. No está de más, por tanto, una lista adicional de menciones de honor en cuanto a grandes equivocaciones contractuales de 2016.

Dwight Howard: Atlanta, 3 años y 70,5 millones (traspasado).
Rajon Rondo: Chicago, 2 años y 28 millones (solo 3 garantizados el 2º año).
Dwyane Wade: Chicago, 2 años y 47 millones.
J.R. Smith: Cleveland, 4 años y 57 millones.
Luol Deng: L.A. Lakers, 4 años y 72 millones.
Miles Plumlee: Milwaukee, 4 años y 50 millones (traspasado).
Allen Crabbe: Portland, 4 años y 75 millones.
Evan Turner: Portland, 4 años y 70 millones.
Festus Ezeli: Portland, 2 años y 14,7 millones (solo garantizado primer año, cortado).
Evan Fournier: Orlando, 5 años y 85 millones.

Dejar un comentario

[fbcomments width="700"]