Home BALONCESTO Durant seguirá en Golden State por dos años y 53M

El hecho de haber sido MVP de las últimas Finales no ha cambiado el plan de Kevin Durant, quien lejos de utilizar dicho galardón para firmar el mejor contrato posible, está dispuesto a renunciar a una mayor parte de su salario de la que se presuponía al abrirse la agencia libre.

Según informaba en un primer momento Marcus Thompson II de San Jose Mercury News, la rebaja salarial de la que estaríamos hablando sería tan drástica que de un contrato máximo que empezaría en 34,65 millones de dólares, pasaríamos a otro en el que firmaría por 25 millones de dólares; es decir, la rebaja de KD a la franquicia de Oakland sería de más de 9 millones de dólares.

El acuerdo, el cual deja abierta la puerta a firmar uno nuevo en próximos años, se cerraría, tal y como señala Sam Amick de USA Today, con un sistema de 1+1 en el que la temporada 2018-19 quedaría a expensas de una opción de jugador que, según Chris Haynes de ESPN, se situaría en 28 millones de dólares –aún lejos del máximo–, para un total de dos años y 53 millones de dólares.

Estas cifras justificarían más aún el hecho de haber querido aparcar el acuerdo hasta finales de julio, ya que en caso contrario las operaciones realizadas para poder dar continuidad a Andre Iguodala y Shaun Livingston no habrían sido posible. La libertad de la gerencia de Oakland para negociar con ambos viene del conocimiento de que Durant no pondría problemas a renunciar a algunos millones.

El gran interés suscitado por Iguodala ha podido provocar que la renuncia de Durant sea mayor de la esperada, ya que en un primer momento se pensaba que podría percibir un 20% más que en el curso 2016-17; es decir 31.5 millones en lugar de 26,5, ahora esa cantidad incluso a descendido.

Ayudando al equipo

Aun habiendo renunciado a tal cantidad de dinero para seguir en Warriors, el equipo de la Bahía parece abocado a tener que pagar una gran cantidad en impuesto de lujo, por lo que los 9 millones menos que cobre Kevin Durant pueden suponer una gran diferencia a la hora de cerrar las cuentas.

A falta de conocer en qué cantidad se quedarán en el total de contratos, el límite de impuesto de lujo se sitúa en 119 millones de dólares mientras ellos tienen comprometidos –contando los 25 de KD– 125 millones con 10 jugadores en nómina. Por ahora, según el convenio colectivo, deberían pagar 1,75 dólares por cada dólar al pasarse en más de 5 millones, pero si acabasen superando el límite, digamos en más de 15 millones, ya estaríamos hablando de una obligación de pagar 3,25 dólares por dólar… Durant posibilita con su postura que Golden State pueda ahorrarse bastantes millones de dólares.

¿Y en dos años?

Hubo quien vaticinó el verano pasado que mantener a Durant, Curry, Thompson y Green juntos sería insostenible, no ya por no poder pagarles, que con los derechos sobre ellos es posible, sino por el mencionado impuesto de lujo. Bien, este año los de Oakland lo van a ‘esquivar’, ya que pueden pagar, digamos unos 30 millones o más, pero les sale rentable. El problema llegará en 2019, año que termina la vinculación de Klay Thompson y estaremos a solo uno más de que ocurra lo mismo con Draymond Green. ¿Renunciarán a un hipotético máximo por seguir juntos? Parece improbable.

Tirando de patrocinios

Como ya comentamos anteriormente, la renuncia salarial no supone un gran obstáculo para Durant dado que ingresa grandes cantidades por otros caminos. Para empezar, en 2014 firmó un contrato de 10 años y 300 millones de dólares con Nike, el cual ayuda sin duda a que, según la revista Forbes, haya sido en 2017 el quinto deportista mejor pagado del mundo al acumular hasta 34 millones en acuerdos publicitarios.

Dejar un comentario

Comentarios

demetevler escort