Home BALONCESTO Un año de la decisión de Durant que cambió la NBA

Hace un año, exactamente el 4 de julio del 2016, Kevin Durant actualizaba la ortodoxia y orden establecido en la NBA. Uno de los mejores solistas de la competición —MVP en el año 2014— y principal aspirante a desbancar a los Golden State Warriors en la Conferencia Oeste, se unía al proyecto de la Bahía. Aquella información no solo sigue como una de las más leídas de toda la historia en nbamaniacs, sino que implementó una nueva concepción de la liga para los próximos años.

De momento, los Warriors del Big Four, la nueva tiranía instaurada por el equipo de Oakland y que reedita las congregaciones explosivas de tres superestrellas, ya ha conseguido un campeonato. Uno de uno en intentos para ser precisos. Y con la buena voluntad de todos los jugadores —todos están perdonando dinero para seguir jugando juntos—, el reinado absolutista amenaza con proseguir muchos más ejercicios.

Un año ha pasado de la decisión de Kevin Durant y la competición es otra. Podría decirse que un ‘todos contra Golden State’ —también se admite el ‘todos contra Cavs y Warriors’—. Antes de decidirse por su actual equipo, la reunión de toda la plana mayor californiana —Draymond Green, Klay Thompson y, sí, la estrella rutilante, Stephen Curry— fue agasajo suficiente para KD. Él mismo aseguró meses más tarde haber tenido dudas de, si se decantaba por los Warriors, cómo sentaría eso al dominio de Curry; no obstante ver al vigente MVP de la competición en la reunión terminó sacando de dudas a Durant. Curry le transmitió lo que todo el grueso de la comitiva: no dudes, ven. Por separado podremos ganar algún anillo, pero juntos seremos una dinastía. Nos acoplaremos perfectamente y eres bienvenido, no solo hay sitio para mí aquí.

Y la primera piedra de aquella premonición ya está cimentada a conciencia en la bahía de San Francisco. Un año ya de la segunda vida de Kevin Durant en la NBA; un año del día que cambió la competición.

Dejar un comentario

Comentarios

demetevler escort