Home BEISBOL Beltran en busca de la Serie Mundial.

SEATTLE — Una de las razones por las cuales el veterano puertorriqueño Carlos Beltrán firmó con los Astros en invierno pasado era ganar ese anillo de campeón que siempre lo ha eludido. A pesar de ser uno de los jugadores más productivos en la historia de la postemporada, Beltrán ha llegado una sola vez a la Serie Mundial (en el 2013 con San Luis) y cree que el arribo de Justin Verlander les da a los Astros una gran oportunidad de llevarlo de vuelta al Clásico de Otoño.

Verlander, quien llegó la semana pasada en un cambio con los Tigres, hizo su primera apertura el martes ante los Marineros, llevándose la victoria tras permitir una carrera en 6.0 innings con siete ponches.

“Lo he enfrentado muchas, muchas veces y es uno de los pitchers más batalladores del juego”, dijo Beltrán. “Es alguien que reta a los bateadores. Es un veterano, alguien con experiencia para un clubhouse lleno de jóvenes. Es un líder. Trabaja duro y basado en lo que he escuchado de otros jugadores con los que hablé para preguntarles sobre él, todo es positivo. Pienso que la franquicia debería estar emocionada por haber sumado a alguien así. Nosotros lo estamos”.

Beltrán, de 40 años, estuvo de vuelta en el lineup el martes como bateador designado, tras perderse cuatro juegos debido a espasmos en la parte alta de la espalda y el cuello que, según dijo, siguen molestándole. No está teniendo una gran temporada (amaneció el miércoles bateando .233 con 14 jonrones y 49 empujadas después de irse de 3-0 el martes con una anotada y un boleto), pero no ha dejado de luchar.

“No me siento al 100%, pero tengo que intentarlo”, expresó. “El lunes le dije a A.J. (Hinch, manager de los Astros) que podía jugar, pero él me dijo que quería darme otro día más de descanso”.

Hinch indicó que Beltrán probablemente no juegue en los jardines el resto de la temporada, lo que significa que estará limitado a ser bateador designado (no abre en los jardines desde el 5 de agosto). Los Astros tienen mejores opciones para los bosques, especialmente ahora con la llegada de Cameron Maybin. El 17 de julio, el equipo realizó un “funeral” para enterrar el guante de Beltrán, después de que éste no jugase a la defensa por dos meses, pero Hinch lo mandó de vuelta a los jardines dos días después.

“Sus días en los jardines probablemente llegaron a su fin”, dijo Hinch esta vez. “Es posible que podamos volver a enterrar el guante y no lo voy a resucitar. O sí, uno nunca sabe. Vamos a ver qué pasa el resto de la campaña.

“Es difícil conseguir (tiempo de juego). Algo que le he dejado saber al equipo es que esto no es un ejercicio de justicia. Estamos tratando de poner a jugar a los mejores para ganar cada juego. Queremos ganar la división. Una vez que se toma esa decisión, se pone a los mejores dependiendo del día. Algunos van a pelear por su tiempo de juego, otros no. Pero yo esperaría que Carlos sea el designado muchas veces”.

Beltrán, por su parte, sólo quiere otra oportunidad para jugar en octubre.

“Tenemos un gran grupo de muchachos y mucha química”, dijo. “Cameron Maybin es otra pieza para el rompecabezas. Parece que encaja perfectamente en el equipo, porque es alguien con muy buena personalidad, de esas personas felices. Estamos emocionados y ansiosos ante todo lo que nos espera ahora”.

Dejar un comentario

[fbcomments width="700"]