Beltré cumple 7 años de ser un Rangers

El 5 de enero del 2018 marca siete años de la llegada a los Rangers de Texas de uno de los peloteros más carismáticos, divertidos y talentosos que ha visto las Mayores. Se trata del dominicano Adrián Beltré, quien aterrizó en el equipo tejano luego de jugar por los Dodgers de los Ángeles (1998–2004), Marineros de Seattle (2005–2009) y Medias Rojas de Boston (2010).

Para celebrar la ocasión, compartimos con ustedes algunos de los recuerdos que Beltré nos ha dejado durante su paso por los Rangers. ¡Disfrútenlos!

10. La amistad con su compañero de equipo, el venezolano Elvis Andrus.

Si nos ponemos a destacar todos los momentos memorables entre Beltré y Andrus, esta nota no tendría fin. Las celebraciones de Beltré, en las que Andrus intenta tocarle la cabeza, o las repetidas “invasiones terrenales” a la defensa, son vistas con frecuencia en los estadios de la Gran Carpa, por lo que les mostraremos solamente algunas, ¿está bien?

9. Su carisma trasciende equipo y raíces: Su momento con el venezolano Félix Hernández.

8. Y cuando llega a la primera base, todos quieren saludarlo. Y como saben que no le gusta que le toquen la cabeza, pues…

7. Una de las expulsiones más raras que se han visto en un terreno de béisbol, protagonizada por Adrián (y por el árbitro).

6. Adrián Beltré es reconocido con el Premio MLB Esurance a la Personalidad del Año.

5. El “bailecito” en el plato de Beltré cuando recibe un lanzamiento muy pegado es imitado por muchos en la Gran Carpa.

4. El Beltré fiestero, captado “in fraganti” por la cámara de “Big Papi”, durante la renovación de los votos matrimoniales de Adrián en noviembre de 2017.

3. Un Beltré que lo ha ganado (casi) todo, afirma que sólo necesita un anillo de Serie Mundial para sentirse realizado.

2. Los jonrones de rodillas más famosos de todo Texas, un estilo único del oriundo de Santo Domingo.

1. El primer lugar de esta lista solamente lo puede ocupar el momento en el que Beltré llegó a 3,000 imparables de por vida en la Gran Carpa el 30 de julio frente a los fanáticos de los Rangers, en el Globe Life Park de Arlington, Texas.