Gigantes levantan sanción

Los Gigantes del Cibao levantaron el domingo la sanción disciplinaria que impusieron horas antes al antesalista regular de los Filis de FiladelfiaMaikel Franco, y otros tres jugadores en medio de la postemporada de la liga invernal de República Dominicana.

Franco, el jardinero Moisés Sierra, el inicialista Garabez Rosa y el receptor sustituto Eduardo De Oleo fueron sancionados y alejados del conjunto provisionalmente “por violar el código de disciplina de la organización”, dijo el propietario del equipo, Samir Rizek.

“Creo que había que mandar un mensaje de respeto y disciplina. Como equipos nos debemos a la fanaticada, a los patrocinadores y a los otros peloteros que hacen bien las cosas. Prefiero perder con dignidad a tratar de ganar sacrificando la disciplina y el buen ejemplo”, dijo Rizek.

Juan Mercado, gerente de operaciones de béisbol del club, dijo que la medida, que tenía carácter provisional, se tomó luego de que los cuatro jugadores estuvieron celebrando en una fiesta hasta la madrugada del sábado, cuando los Gigantes tenían programado un importante partido vespertino.

Los jugadores suspendidos se disculparon con sus compañeros antes del partido del domingo contra los Leones del Escogido, se reunieron con Rizek a puertas cerradas y luego enfrentaron los medios de comunicación. Los Gigantes posteriormente levantaron la sanción y anunciaron que reintegrarían al roster a los afectados desde el lunes.

“Pido disculpas al equipo, a la fanaticada y a nuestros patrocinadores. Es algo que no volverá a ocurrir”, dijo Franco. “En la situación en que se encuentra el equipo, que no es una situación muy buena, haber salido ese día no es recomendable. Les pido disculpas a todos en el staff técnico y la directiva”, agregó Sierra.

Después de quedar en el primer lugar de la tabla general durante la serie regular, los Gigantes han perdido seis de sus primeros ocho encuentros y van últimos entre los cuatro equipos que participan en el todos contra todos semifinal de la liga quisqueyana. El mal arranque costó el trabajo al piloto puertorriqueño Pedro López, quien fue despedido esta semana, pese a ganar el premio Mánager del Año por su desempeño en la temporada regular.

En el choque que los Gigantes perdieron 7-1 ante los Tigres del Licey el sábado en Santo Domingo, Sierra fue expulsado por discutir con el árbitro desde la cueva después de poncharse en su primer turno, Franco se fue de 3-0, Rosa bateó de 3-3 y De Oleo no tuvo participación.