Vladi contento después de ser exaltado al Salón de la Fama

NUEVA YORK — Vladimir Guerrero ha decidido entrar al Salón de la Fama con la gorra de los Angelinos, con quienes militó durante seis temporadas, incluyendo el 2004, campaña en la que fue reconocido como el Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

Pero fue con el club que lo firmó como adolescente, los Expos de Montreal, que el cañonero dominicano se forjó como ligamayorista y se convirtió en uno de los bateadores más temidos de su época. Y lo hizo rodeado de sus compatriotas.

Cuando Guerrero debutó con los Expos en 1996, el equipo canadiense tenía un gran seguimiento en la República Dominicana, ya que cuatro años antes había ascendido al puesto de manager Felipe Rojas Alou, el primer dirigente quisqueyano en la Gran Carpa. La llegada de Guerrero, quien era considerado el segundo mejor prospecto de Grandes Ligas por la revista Baseball America, hizo sonar aun más a los Expos en la Media Isla Hispaniola.

La presencia de Alou y otros dominicanos en Montreal fue de suma importancia para Guerrero, quien al pedírsele que nombrara a una figura clave en su trayecto hacia Cooperstown, no demoró en mencionar a su primer dirigente en Grandes Ligas.

“En 1997, gracias a Dios, me dio la oportunidad de jugar todos los días”, dijo Guerrero acerca de Alou en la rueda de prensa en la que fue presentado — junto con Chipper Jones, Trevor Hoffman y Jim Thome — como nuevo integrantes del Salón. “Le doy gracias por la confianza y le hice buen trabajo”.

Pedro entrevista a Vladi

Guerrero registró promedio de .323 con 234 jonrones y 702 carreras producidas por los Expos, antes de firmar con los Angelinos como agente libre después de la temporada del 2003. En ese tramo, compartió el terreno de juego con otros dominicanos como Pedro Martínez, Moisés Alou (hijo de Felipe) y Melquíades Rojas (sobrino del capataz).

Ahora mismo, Guerrero, Martínez y Juan Marichal son los únicos dominicanos en el Salón de la Fama. De los tres, solamente Guerrero, ex jardinero y bateador designado, fue jugador de posición.

Un Martínez sonriente felicitó a Guerrero en vivo por MLB Network el miércoles tras el anuncio de los nuevos elegidos.

“Me alegro mucho de haber participado en su carrera, en su vida, de haber sido influencia”, dijo Martínez. “Me siento muy orgulloso, como un hermano mayor que este momento se siente contento de haberle dado los mejores consejos a su hermanito menor”.

“Cuando subí a Grandes Ligas, en mi primer año, no sabía mucho de Montreal, pero gracias a ti salí a la luz”, le dijo Guerrero a Martínez.

Guerrero pertenecía a los Expos en el 2002 cuando el club contrató como gerente general al dominicano Omar Minaya, el primer latino en ocupar dicho puesto en un equipo de Grandes Ligas. Minaya, quien asistió a la rueda de prensa para apoyar a Guerrero, dice haber reconocido el talento del toletero desde la primera vez que lo vio.

“Tremendo pelotero”, expresó el ejecutivo. “Una gran experiencia como gerente. Por eso estoy aquí, porque no solamente era tremendo pelotero, sino una gran persona. Siempre se llevaba bien con sus compañeros. Un talento especial, que no se ve. Cuando lo vi jugar, dije que iba a ser un [Salón] de la Fama”.