Juego de Estrellas de la NBA tiene contento a Los Ángeles

La gran fiesta del Juego de Estrellas de la NBA ha generado beneficios por doquier para Los Ángeles; además de recibir a miles de personas provenientes de todo el mundo, la ciudad se ha embolsillado unos 116 millones de dólares de acuerdo a fuentes oficiales.

Esta es la sexta ocasión en la que la casa de los Lakers se engalana con la fiesta del Juego de Estrellas. Con anterioridad se disputó en 1963, 1972, 1983, 2004 y 2011, siendo la última una fecha especial y en la cual Kobe Bryant, uno de los grandes consentidos de la ciudad, se llevó la distinción de Jugador Más Valioso marcando 37 puntos en la victoria del Oeste.

Esta vez la urbe incrementa en un 36% el impacto económico en comparación al de siete años atrás, donde el entonces Clipper, Blake Griffin debutó en el partido de estrellas y salió triunfador en el concurso de volcadas.

El Juego de Estrellas ha vivido transformaciones, tantas como las que ha tenido el propio centro de la ciudad angelina que paso a paso se convierte en un lugar más acogedor para fanáticos, quienes antiguamente tenían que lidiar con la inseguridad que representó por muchos años la cercanía de sectores como Skid Row conocido por la venta ilegal de drogas y la prostitución. Ahora la marihuana recreativa es legal, y el área esta custodiada por uniformados las 24 horas.

“Es un verdadero cambio para la ciudad… el Staples Center, el teatro de Microsoft, ESPN, todo le ha dado vida a este lugar y ahora puedo traer a mis hijos a ver los juegos” dice Luis Tejeda quien es fanático de los Lakers desde hace más de 20 años.

Cuando Los Ángeles fue nuevamente seleccionada como sede del espectáculo de mitad de temporada del baloncesto estadounidense, el alcalde Eric Garceti mencionó que la urbe era “el lugar donde los jugadores se convierten en leyendas y los partidos pasan a ser parte de la historia”.

El visto bueno de las autoridades locales y el compromiso de organizar el evento trajo consigo gastos en seguridad, voluntarios por docenas, además de 3.000 empleados trabajando de tiempo completo en actividades y eventos relacionados al fin de semana de las estrellas.

El mercado de hoteles, así como también el de hospedaje alternativo, como Airbnb, esperaban recibir más de 100.000 visitantes. La habitación por noche en el área del LA Live oscila en los $650 dólares; sin embargo, algunos huéspedes del Ritz Carlton, a solo pasos del Centro de Convenciones, llegaron a pagar hasta $950 dólares.

Los mismos fanáticos del juego están pagando desde $722 hasta $17,000 dólares por un boleto para el juego de estrellas dominical en portales como Stub Hub; ni hablar de quienes llegan a comprar a los revendedores en las puertas del Staples Center.

Eso sí, para quien quiera unirse a la fiesta y no tenga mucho presupuesto, algunas actividades como los entrenamientos y los conciertos programados en el LA Live son gratuitos.