Alex Cora a horas de debutar con los Red Sox

ST PETERSBURG, Florida — Tras cientos de entrevistas, siete semanas de preparación, la mejor marca del béisbol en la pretemporada y cerca de siete años de espera, el puertorriqueño Alex Cora tendrá su estreno oficial como el primer manager latinomericano en la historia de los Medias Rojas de Boston

“Sí, sí, hay que aceptarlo. Habrá maripositas en el estómago”, dijo Cora a ESPN Digital acerca del primer juego de la temporada, el jueves a las 4:10 pm ET en el Tropicana Field de St. Petersburg, a menos de 100 millas de Fort Myers, donde los Medias Rojas tienen su cuartel de entrenamientos primaverales.

“Con el paso de los días uno se pone ansioso y comienza a pensar en Tampa, Miami y la temporada completa”, agregó Cora, quien fue nombrado durante el receso otoño-invernal como el manager #47, pero apenas el primero de las minorías (afroamericano, latino o asiático), en la historia de 117 años de los Medias Rojas.

Cora, quien fue coach de la banca del dirigente de los campeones Astros de Houston la temporada pasada — su primer trabajo en las ligas mayores desde que se retiró como jugador en el 2011 — es apenas el segundo manager puertorriqueño en el big show. Edwin Rodríguez comandó a los Marlins de Miami por 163 encuentros entre 2010 y 2011.

Pese a que nunca ha dirigido un encuentro oficial en Grandes Ligas, Cora se pasó los últimos cinco años adquiriendo experiencia como manager y gerente general de los Criollos de Caguas de la liga invernal de su país y como gerente general del equipo puertorriqueño que estuvo en el Clásico Mundial de Béisbol del 2017.

“Los últimos dos o tres años han sido increíbles, pero este no es solo el espectáculo de Alex Cora. Doy las gracias a Dios, a mi familia, a la gente que me rodea. Mucha gente me ayudó desde que me retiré para llegar a estar en esta posición: ESPN, los Criollos de Caguas, los Astros de Houston, la familia, todos los que me rodean”, dijo.

Los Medias Rojas, que lideraron la pretemporada con récord de 22-9, visitan a los Rays de Tampa Bay en un atípico Día Inaugural de la temporada de Grandes Ligas, que decidió comenzar el 29 de marzo para dar más descanso a los clubes durante el agotador calendario de 2,430 partidos en seis meses.

El zurdo Chris Sale, quien quedó segundo en la carrera por el premio Cy Young en su debut con Boston en el 2017, enfrentará al derecho Chris Archer, un dos veces Todos Estrellas que ha terminado con récord negativo en cada una de las últimas tres temporadas.

Boston, el vigente campeón de la División Este de la Liga Americana, reforzó lo que ya era un gran conjunto con el jardinero y bateador designado J.D. Martínez, quien firmó un contrato de cinco años y $110 millones de dólares como agente libre. Los Medias Rojas comenzarán la temporada con la nómina de jugadores más cara de Grandes Ligas ($223 millones de dólares, de acuerdo a cálculos de The Associated Press, $234 millones según Spotrac.com).

Los Medias Rojas han ganado dos títulos divisionales consecutivos, pero no ha pasado de la primera ronda en postemporada desde que ganaron la Serie Mundial del 2013. Esa fue la razón principal para que John Farell perdiera su puesto y Cora lo sustituyera. La presión es parte del trabajo de un dirigente, especialmente en Boston, donde los Medias Rojas son el centro del universo deportivo.

“Más que presionado, me siento bendecido, creo que es la palabra más adecuada”, dijo Cora. “No todos tenemos la suerte de que nuestra primera oportunidad de dirigir en Grandes Ligas sea con una organización que tiene una gran oportunidad de ganar la Serie Mundial y que hace todo lo posible por ganar la Serie Mundial”, agregó.

“Sinceramente, lo que aumenta es la confianza. Confío en los jugadores. Antes de firmar a JD, consideraba que hay unos jugadores en ese camerino que van a dar un paso adelante, no solamente en su desarrollo, porque hay muchos ahí que están establecidos, pero son jóvenes, y creo que darán ese paso “, dijo Cora.

“Hay veteranos como el 1B Hanley Ramírez, quien creo que tendrá una gran temporada”, apuntó el capataz.

Cora, quien fue un jugador de rol que jugó cinco posiciones defensivas distintas durante su carrera de 14 años, es un abanderado de la versatilidad y considera como un factor determinante en las aspiraciones de un equipo, la capacidad que tengan algunos elementos para desempeñar diferentes roles.

Además de pescar a Martínez, los Medias Rojas pudieron recuperar en la agencia libre al dominicano Eduardo Núñez, quien puede accionar en varias posiciones del cuadro interior y en los jardines.

“Nadie está hablando de Núñez y esa fue una firma increíble. JD y Eduardo nos darán más alternativas. Lo más importante en las Grandes Ligas es tener profundidad, no solo en el pitcheo, sino también en los jugadores de posición. Con esta plantilla podemos darnos el lujo el darle descanso a todo el mundo, incluyendo los jugadores jóvenes”, dijo Cora.

“Defensivamente hablando tenemos el mejor trío de jardineros de Grandes Ligas. Jackie Bradley Jr. es especial, Mookie Betts es especial y Andrew Benintendi es un jugador completo. Ahora con JD, tenemos la alternativa de que podemos descansar a esos muchachos, maximizando la ofensiva, sin sacrificar defensa”, dijo.

En el roster del día inaugural de los Medias Rojas no estarán el intermedista Dustin Pedroia, el líder espiritual del equipo, ni los lanzadores abridores Drew Pomeranz y Eduardo Rodríguez. Núñez será el 2B titular mientras Pedroia completa su recuperación de una operación de rodilla, mientras que el mexicano Hector Velazquez y Brian Johnson acompañarán a los estelares Sale, David Price y Rick Porcello en la rotación abridora.

El nudillista Steven Wright, quien se recupera de una operación de rodilla, debe cumplir una sanción de 15 juegos por violar la política de violencia doméstica cuando regrese de la lista de lesionados.

“Con Dustin, hay que ponerle soga, cadenas y amarrarlo. Si fuera por él, estaría jugando, pero estará bien. Lo más importante: Miras a Dustin y lo ve joven. En octubre se veía viejo. Cuando esté listo va a jugar y esperamos que sea por el resto de la temporada”, dijo Cora.

La primera temporada de Cora al frente de los Medias Rojas también será la primera para Aaron Boone como dirigente de los rivales Yankees de Nueva York. Ambos jugaron para los conjuntos que están dirigiendo y laboraron juntos en ESPN por muchos años.
Ambos reciben novenas reforzadas que aspiran a jugar en el clásico de otoño.

Mientras Boston agregó al toletero JD Martínez, los Yankees sumaron a Giancarlo Stanton, el líder de cuadrangulares del béisbol y el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en el 2017. La rivalidad más popular del béisbol, promete alcanzar un nivel superior en los próximos seis meses.

“Esperemos que no juguemos partidos de cinco horas”, dijo Cora antes de soltar una risotada.

“Como todos saben, tener a ´Boonie´ del otro lado me hace sentir orgulloso. Fuera de eso, él entiende lo que significa esta rivalidad, lo que significa para el béisbol. Los dos equipos hicieron movimientos importantes, ellos lo hicieron temprano, nosotros más tarde. Los dos estamos preparados y va a ser una tremenda, tremenda, serie particular. Son 19 juegos a los que todo el mundo estará atento”, dijo Cora.

“Entendemos lo que significa, lo que es un fin de semana en Nueva York y Boston”, dijo. “Eso de 24 horas, siete días a la semana, es real en Boston. Boston es un país latino elevado a la siete potencia en eso del seguimiento a los Medias Rojas”, agregó Cora.