LeBron James fija marca de tiros de campo en Playoffs

La estrella de los Cleveland Cavaliers se convirtió en el jugador con más encestes en tiros de campo en Postemporada en la historia de la NBA, al llegar a 2,359 al medio tiempo del Juego 4 de las finales de la Conferencia del Este ante los Boston Celtics.

James llegó al cuarto duelo de la serie ante los Celtics con 2,351 aciertos en tiros de campo y necesitaba seis para rebasar a la leyenda de Los Angeles LakersKareem Abdul-Jabbar, quien ostentaba el primer lugar en la categoría.

James, quien impuso la nueva marca al acertar su tiro de campo número 2,357 en Playoffs con 3:05 por jugar en el segundo periodo para poner la pizarra 57-46 a favor de los Cavs, terminó con 17 tiros de campo acertados de 28 que intentó para dejar su total en 2,368. Anotó 44 puntos, registró cinco rebotes y tres asistencias en 42 minutos sobre la duela.

Abul-Jabbar, quien jugó en la NBA de 1970 a 1989, fijó su marca en 237 partidos de Postemporada y su efectividad fue de .533 tras intentar 4,422 tiros de campo, según Basketball Reference.

A su vez, James, quien suma 15 temporadas en la NBA tras iniciar su carrera en 2003, fijó la marca en su partido 232 de Postemporada.

Nota tomada de: espndeportes

¿Cuál es el destino de LeBron?

CAVALIERS
Por qué LeBron elegiría Cleveland?
No estoy seguro si estás consciente de esto, no se ha cubierto demasiado durante sus 15 años en la NBA, pero LeBron James es del noreste de Ohio, que es donde se encuentra Cleveland. Aunque James dejó atrás a Cleveland antes, regresó y trajo a la ciudad su primer título en más de 52 años. Dependiendo de cómo vaya la postemporada, él podría decidir que su mejor oportunidad en otro anillo es en casa.
Cómo los Cavs podrían hacer que funcione?
Esto no toma demasiado pensarlo. James podría optar por el último año de su actual contrato, presionar a Dan Gilbert & Co. para que siga moviéndose a su alrededor para seguir siendo competitivo, o firmar un contrato máximo de cinco años por valor de más de $205 millones, una diferencia de $50M en comparación con lo que James podría obtener de un equipo diferente.
WARRIORS
¿Por qué LeBron elegiría Golden State?
¿Un núcleo MVP de James, Kevin Durant y Stephen Curry? La NBA nunca ha visto algo así. Steve Kerr probablemente podría entregar el portapapeles a cualquiera de los tres en una noche determinada y seguir viendo cómo los Warriors avanzan hacia el título. Sin embargo, la pregunta sigue siendo si James estaría dispuesto a hacer un movimiento que probablemente lo convertiría otra vez en el villano más grande de la NBA.
Cómo los Warriors podrían hacer que funcione?
Agregar a James ciertamente implicaría romper el núcleo de los Warriors de alguna forma. El método más fácil -y ese es un término relativo en este caso- sería que James acepte, luego envíen a los Cavaliers un paquete creado alrededor de Klay Thompson o Draymond Green, además del suplente clave Andre Iguodala, a cambio del cuatro veces MVP. Los Warriors apenas pueden liberar el espacio en el tope salarial para fichar a James directamente, pero eso significaría destripar a su equipo y que Durant acepte un enorme recorte salarial, algo que ya hizo esta temporada.
ROCKETS
Por qué LeBron elegiría Houston?
Primero, se uniría con el compañero del Banana Boat, Chris Paul, y podría llevarse a Dwyane Wade con un acuerdo salarial mínimo si Wade decide abandonar Miami nuevamente. CP3, el principal candidato a MVP 2017-18, James Harden, y James formarían un trío tan formidable como cualquiera en la NBA. Aunque un movimiento a Houston obligaría a James a enfrentarse a los Warriors antes en la postemporada, tener a CP3 y Harden como compañeros de equipo le daría más poder de fuego contra Golden State de lo que había tenido en cualquiera de sus enfrentamientos de Finales anteriores. Además, no hay impuestos estatales sobre ingresos en Texas, lo que significa que el salario máximo de LeBron valdría un poco más allí.
Cómo los Rockets podrían hacer que funcione?
El gerente general de los Rockets, Daryl Morey, tiene algo de experiencia con esto después de haber incorporado a Paul el verano pasado. Si James dejaba en claro a Dan Gilbert que se iría de Cleveland, podría optar por el último año de su contrato, permitiendo a los Cavs cambiarlo a Houston (probablemente por un paquete centrado en Ryan Anderson, Eric Gordon y futuras selecciones del draft de activos). Esto permitiría a los Rockets llevar a LeBron a bordo sin destripar su núcleo para abrir el espacio en el tope salarial y firmarlo directamente. Pero desde la perspectiva de Cleveland, los dueños están dispuestos a pagar $150 millones en impuestos de lujo para un equipo liderado por James, pero no por un paquete de Gordon y Anderson.
CLIPPERS
Por qué LeBron elegiría Clippers?
El consultor de James y de la oficina central de los Clippers, Jerry West, ha desarrollado una conexión a lo largo de los años, construida sobre la base de sus experiencias como grandes de todos los tiempos. James incluso llama a West “The Godfather”. Entonces, si James está decidido a convertir a Los Ángeles en su próximo hogar profesional, entonces los Clippers podrían presentarse como una mejor alternativa a los Lakers. La ‘otra’ escuadra de LA ha llegado a los playoffs en cada una de las últimas seis temporadas (aunque esa racha está en peligro esta temporada), y acaba de encerrar a Lou Williams a una extensión de contrato razonable. Por supuesto, Lou podría tener que renunciar a su favorito núm. 23 si James llega a la ciudad.
Cómo los CLIPPERS podrían hacer que funcione?
Si DeAndre Jordan, Austin Rivers y Wes Johnson declinaran sus opciones de jugador y LA dejara que todos se vayan, los Clippers podrían llegar a tener suficiente espacio en el tope salarial para fichar a James directamente. Sin embargo, con una crisis financiera de equipos con espacio de tope este verano, es probable que Rivers y Johnson opten por salir de sus contratos. Por supuesto, en ese escenario, los Clippers también pierden en Jordan al compañero de equipo con el que James estaría más interesado en jugar. Una mejor opción podría ser negociar con los Cavs, probablemente enviando a Danilo Gallinari (y su salario de $21.6 millones) a Cleveland junto con otros jugadores y selecciones. Sin embargo, al igual que en el caso de Houston, la propiedad de Cavs no está dispuesta a asumir sanciones impositivas de lujo significativas esta vez en el caso de Gallinari y los restantes $40 millones en su contrato.
LAKERS
Por qué LeBron elegiría Lakers?
Los rumores de que LeBron irá a los Lakers han existido tanto como el tiempo que LeBron ha estado en la liga, posiblemente más tiempo. James tiene un segundo hogar en Los Ángeles para ir junto con una compañía de producción de Hollywood en ciernes, y ha hablado muy bien del base novato de los Lakers Lonzo Ball (incluso cuando James no es un gran admirador del padre de Lonzo). Además, los Lakers son el único equipo en esta lista que podría prometerle a James que no sería la única superestrella que participará este verano.
Cómo los Lakers podrían hacer que funcione?
 Después de intercambiar a Jordan Clarkson y Larry Nance Jr., a los Cavs de LeBron, por coincidencia, los Lakers liberaron casi $15 millones en tope el próximo verano. Magic Johnson & Co. están comprometidos con solo $34.6M en salario para 2018-19, y eso es antes de que se estire los dos años restantes por el trato de Luol Deng. Los Lakers podrán ofrecer a James un trato máximo y deberían ser capaces de crear suficiente espacio en el tope salarial para atraer también a otra superestrella máxima.
HEAT
Por qué LeBron elegiría Miami?
James ya se llevó su talento a South Beach una vez, ganando dos premios MVP y dos títulos, así que ¿podríamos estar en una reunión de los Heatles? Pat Riley y Dwyane Wade remendaron su contencioso rompimiento, por lo que es posible que James y Riley puedan hacer lo mismo. Además, al permanecer en el Este, James evitaría a los Warriors hasta la Final.
Cómo el Heat podría hacer que funcione?
 Debido a los movimientos realizados en los últimos dos veranos, el Heat estará más cerca del impuesto de lujo y no estará bajo el tope de este verano, por lo que tendrán que ser creativos para agregar a James. En 2010, Miami y Cleveland elaboraron un firma y cambio para adquirir a James y compensar a los Cavaliers; este escenario es improbable porque el Heat enfrentaría restricciones de límites duras y no hay ningún incentivo financiero para James. La otra opción sería cambiar jugadores como Hassan Whiteside, Dion Waiters y Tyler Johnson a equipos con espacio en el tope salarial para liberar espacio para fichar a James, pero eso sería mucho más difícil, especialmente con el contrato de Johnson que pasaría de $5.8 millones a $ 19.2 millones en 2018-19.

El futuro de Lebron en la NBA

LeBron James será el principal nombre propio de la NBA una vez finalice la temporada. El alero de Akron será agente libre a partir del próximo 1 de julio, y la decisión que tome, sea cual sea, cambiará el devenir de la liga durante los próximos años.

Ante esta situación que se avecina, ESPN elaboró un informe en el que propone ocho equipos y sus opciones de hacerse con ‘King James’. Además, también preguntó a 48 jugadores sobre cuál creen que será el camino que escogerá LeBron el próximo verano.

Cleveland Cavaliers

Pese a que la relación entre LeBron y Dan Gilbert, propietario de la franquicia, no pasa por su mejor momento, los movimientos que llevaron a cabo los Cavs antes del cierre del mercado de traspasos pueden hacer que el alero reconsidere la opción de permanecer en Ohio, el estado en el que nació. Los resultados marcarán gran parte de las posibilidades de que Cleveland retenga al mejor jugador de su historia.

Golden State Warriors

El simple rumor de que LeBron y los Warriors podrían reunirse en veranohizo que los cimientos de la NBA se tambalearan por completo. El jugador dijo que “no hay historia” respecto a estas informaciones. Para su fichaje, los californianos tendrían que desprenderse de piezas fundamentales como Klay Thompson o Andre Iguodala además de que Kevin Durant volviera a aceptar una reducción salarial.

Houston Rockets

LeBron ya ha sido vinculado a los Rockets en alguna ocasión y estos tienen la baza de contar con Chris Paul en sus filas, que es uno de los mejores amigos del alero en la NBA. James se juntaría con Harden y el propio Paul formando un temible ‘Big Three’ poniendo en jaque el dominio de los Warriors en la Conferencia Oeste. Para conseguir el negocio, quizás LeBron tendría que renovar por Cleveland para después involucrase en un traspaso por jugadores importantes como Eric Gordon o Ryan Anderson a cambio.

Los Ángeles Clippers

Los guiños de LeBron a Los Ángeles han sido constantes, y aunque se le ha situado más en los Lakers, en los Clippers no pierden la esperanza de ficharle. Se han librado del salario de Blake Griffin; DeAndre Jordan, Austin Rivers, Avery Bradley y Wesley Johnson acaban contrato y tienen al mítico Jerry West como asesor y gran arma secreta para seducir al jugador.

Los Ángeles Lakers

En unos Lakers plagados de jóvenes talentos, LeBron James podría encajar como el líder que todos necesitan para dar ese impulso que llevan años esperando. Al igual que los Cavs, sus movimientos en el mercado crearon espacio un salarial que puede atraer tanto al alero como a otra gran estrella de la NBA. En Estados Unidos llegaron a dar por hecho que se iría a la franquicia angelina.

Miami Heat

¿Volver donde conquistó dos anillos de la NBA y dos premios MVP? No parece muy probable. A favor, los Heat tienen que han reclutado a su amigo Dwyane Wade y que LeBron seguiría en el Este y por tanto evitaría a los Warriors en una hipotética final.

Philadelphia 76ers

LeBron James sería la joya de la corona que culminaría de una vez por todas el ‘Proceso’ de los Sixers tras varias temporadas acumulando derrotas y más derrotas. En Philadelphia, el jugador de Akron se reuniría con Ben Simmons, el que muchos consideran como su sucesor los próximos años, y con uno de los mayores fenómenos de la liga como Joel Embiid. La operación económicamente sería viable.

San Antonio Spurs

No es nuevo decir que LeBron siente una absoluta debilidad por Gregg Popovich, a quien considera “el mejor entrenador de todos los tiempos”. Por ello, esta podría ser una gran oportunidad para entrenar con ‘Pops’. Además, los Spurs son expertos en sacar el máximo rendimiento a jugadores veteranos y el alero ya tiene 33 años. Sin embargo, sería difícil que encajara en la misma plantilla que Kawhi Leonard.

La opinión de los jugadores

De los 48 jugadores encuestados de la NBA, el 59% considera que LeBron se quedará en Cleveland después de los fichajes de los Jordan Clarkson, Rodney Hood y compañía. El 22% apuesta por su fichaje por los Lakers y el 7% cree que volverá a Miami.

Juego de Estrellas de la NBA tiene contento a Los Ángeles

La gran fiesta del Juego de Estrellas de la NBA ha generado beneficios por doquier para Los Ángeles; además de recibir a miles de personas provenientes de todo el mundo, la ciudad se ha embolsillado unos 116 millones de dólares de acuerdo a fuentes oficiales.

Esta es la sexta ocasión en la que la casa de los Lakers se engalana con la fiesta del Juego de Estrellas. Con anterioridad se disputó en 1963, 1972, 1983, 2004 y 2011, siendo la última una fecha especial y en la cual Kobe Bryant, uno de los grandes consentidos de la ciudad, se llevó la distinción de Jugador Más Valioso marcando 37 puntos en la victoria del Oeste.

Esta vez la urbe incrementa en un 36% el impacto económico en comparación al de siete años atrás, donde el entonces Clipper, Blake Griffin debutó en el partido de estrellas y salió triunfador en el concurso de volcadas.

El Juego de Estrellas ha vivido transformaciones, tantas como las que ha tenido el propio centro de la ciudad angelina que paso a paso se convierte en un lugar más acogedor para fanáticos, quienes antiguamente tenían que lidiar con la inseguridad que representó por muchos años la cercanía de sectores como Skid Row conocido por la venta ilegal de drogas y la prostitución. Ahora la marihuana recreativa es legal, y el área esta custodiada por uniformados las 24 horas.

“Es un verdadero cambio para la ciudad… el Staples Center, el teatro de Microsoft, ESPN, todo le ha dado vida a este lugar y ahora puedo traer a mis hijos a ver los juegos” dice Luis Tejeda quien es fanático de los Lakers desde hace más de 20 años.

Cuando Los Ángeles fue nuevamente seleccionada como sede del espectáculo de mitad de temporada del baloncesto estadounidense, el alcalde Eric Garceti mencionó que la urbe era “el lugar donde los jugadores se convierten en leyendas y los partidos pasan a ser parte de la historia”.

El visto bueno de las autoridades locales y el compromiso de organizar el evento trajo consigo gastos en seguridad, voluntarios por docenas, además de 3.000 empleados trabajando de tiempo completo en actividades y eventos relacionados al fin de semana de las estrellas.

El mercado de hoteles, así como también el de hospedaje alternativo, como Airbnb, esperaban recibir más de 100.000 visitantes. La habitación por noche en el área del LA Live oscila en los $650 dólares; sin embargo, algunos huéspedes del Ritz Carlton, a solo pasos del Centro de Convenciones, llegaron a pagar hasta $950 dólares.

Los mismos fanáticos del juego están pagando desde $722 hasta $17,000 dólares por un boleto para el juego de estrellas dominical en portales como Stub Hub; ni hablar de quienes llegan a comprar a los revendedores en las puertas del Staples Center.

Eso sí, para quien quiera unirse a la fiesta y no tenga mucho presupuesto, algunas actividades como los entrenamientos y los conciertos programados en el LA Live son gratuitos.

Cavs se levantan desde las cenizas

OKLAHOMA CITY – Después de que los Cleveland Cavaliers se adelantaran al Juego de las Estrellas con dos grandes victorias sobre los Boston Celtics y Oklahoma City Thunder con sus nuevas adquisiciones, el entrenador de los Cavs, Tyronn Lue, tuvo algo que admitir.

“Excedieron mis expectativas”, dijo Lue después de la victoria de 120-112 sobre el Thunder el martes.

LeBron James lideró el camino contra OKC con 37 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias, ayudando a los Cavs a vengarse de la embarazosa derrota en casa 148-124 del Thunder el 20 de enero, pero una vez más, fueron los recién llegados de Cleveland quienes también tuvieron un impacto colectivo.

Larry Nance Jr. tuvo 13 puntos, 9 rebotes (8 ofensivos) y 3 bloqueos. Jordan Clarkson y Rodney Hood anotaron 14 puntos cada uno. George Hill aportó 7 puntos, 4 asistencias y un robo como armador titular. Y los Cavs extendieron su racha ganadora a cuatro juegos.

“Creo que tenemos hombres que pueden disparar, driblear y pasar, y pueden hacer jugadas”, dijo Lue sobre el renovado plantel. “Ha cambiado a nuestro equipo, y somos mucho más rápidos. Ahora creo que tenemos la oportunidad de cambiar muchas cosas. Podemos cambiar cosas a la defensiva. Pensé que sería un proceso; todavía va a ser un proceso, pero en los dos primeros juegos no pensé que no sería así, pero superaron mis expectativas “.

Lue dijo que el nuevo personal ha ayudado a los Cavs a encontrar su mentalidad de ataque nuevamente.

“Creo que tenemos que volver a ser los cazadores y no los cazados”, dijo Lue. “Estos jóvenes que tenemos, capaces de disparar, conducir o pasar, agrega un elemento diferente a nuestro equipo. Están jugando libres, divirtiéndose.

“Lo más importante es que Clarkson terminó el juego. George Hill durante el tiempo de espera estaba hablando con él y feliz. Tristan Thompson está feliz por Larry Nance. Eso es lo que tenemos que tener. Si quieres ganar tienes que sacrificar. Con el equipo que tenemos, quien esté jugando bien va a terminar el partido. Lo entienden y todo se trata de ganar con este grupo”.

James, quien promedia 30 puntos, 9.5 rebotes y 13 asistencias en sus últimos cuatro partidos, habló para elogiar públicamente por primera vez al gerente general novato de los Cavs, Koby Altman, desde que se completó el canje y explicó su papel en tomar las cosas desde aquí.

“Bueno, creo que Koby hizo un gran trabajo al comprender lo que nuestro equipo necesitaba”, dijo James. “Simplemente no funcionaba para nosotros, y sintió ganas, obviamente, ustedes vieron sus citas, hizo los cambios que creía que mejor se ajustaban a nuestro equipo. Entonces me aseguro de que los nuevos muchachos que vienen aporten, me aseguro de que encajen y lo hagan de la manera más transparente posible, ese es mi trabajo. Este es el tercer juego consecutivo en que mi voz se ha ido. Por lo tanto, solo trato de tener la comunicación en todos los tiempos para los nuevos muchachos y para el resto de los muchachos también “.

Nance, ex compañero de equipo de Kobe Bryant en Los Angeles Lakers, no es ajeno a que le den instrucciones. Describió ser un beneficiario de los gritos de James y ofreció un fuerte respaldo para la nueva estrella que juega junto a él.

“Es difícil perder una cobertura defensiva cuando tienes a alguien detrás tuyo gritándolo por ti”, dijo sobre James. “Ve todo en la cancha, ofensiva y defensivamente. Ofensivamente puede decir a dónde ir, sin importar en qué posición. Por lo tanto, ha sido parte integral de mi incorporación al equipo, pero probablemente sea el mejor jugador de esta era”.

Con solo 26 juegos restantes en la temporada regular, James dijo que estaba tratando de acelerar el proceso introductorio a medida que los Cavs comienzan a unirse.

“Estoy tratando de acelerarlo y ayudar a los muchachos en la cancha, porque algunas de las cosas que estamos haciendo no están acostumbradas, ofensiva y defensivamente”, dijo James. “Así que mi voz tiene que ser escuchada. Algunas cosas que podríamos hacer sobre la marcha con los muchachos de que teníamos que comenzar la temporada o en el pasado porque ya conocíamos el sistema. En este momento estoy tratando de acelerarlo y asegurarme de que los nuevos siempre me escuchan detrás de ellos en el lado defensivo y ofensivamente sepan a dónde ir. Así que solo estoy tratando de hacer mi parte y dirigirlos de la mejor manera posible “.

Incluso los líderes necesitan un descanso. Mientras los jugadores de los Cavs se despedían en el vestuario de visitantes en el Chesapeake Energy Arena mientras el equipo jugaba su último partido antes del Juego de las Estrellas, James le dijo a ESPN que abordaría un avión alquilado para volar a Cabo San Lucas por un unos días libres antes de continuar hacia Los Ángeles para el fin de semana del All-Star.

No solo se desempeñará como uno de los capitanes en el partido del domingo, sino que también será espectador el sábado cuando compita en el concurso de clavadas contra Dennis Smith Jr. de Dallas MavericksDonovan Mitchell de Utah Jazz y Victor Oladipo de Indiana Pacers.

¿Cómo ve James las posibilidades de Nance?

“Bueno, él es mi compañero de equipo, así que definitivamente lo estoy alentando”, dijo James. “Oladipo es mi compañero de equipo All-Star, también, ¿verdad? Equipo LeBron, ¿eh? Me llevo esos dos”.

LeBron en la temporada más complicada de su carrera.

Da la sensación de que los Cavaliers no ven la hora de jugar esta noche ante Orlando Magic. No es que últimamente estén disfrutando precisamente en la pista, pero tres días son un parón eterno si acabas de perder con los Warriors y si esa derrota es la cuarta seguida y la novena en 12 partidos (desde el 19 de diciembre). Tyronn Lue organizó una sesión de entrenamiento para tratar de normalizar el panorama y relanzar la atmósfera de un equipo ahora mismo en seria amenaza de ruina. La prensa de Cleveland ha señalado que dentro del vestuario se duda de que esta vez se pueda volver a la buena senda cuando lleguen los playoffs, como sucedió la pasada temporada, se cuestiona la gestión de las rotaciones de Lue y hasta se pone en duda si LeBron James pone sus estadísticas por delante de la armonía del equipo.

Es decir: todo va mal. Con la penúltima defensa de la NBA por rating, un coladero, y jugadores muy veteranos (Wade, Korver, Frye, Calderón…) y en algunos casos muy lejos de su versión óptima (caso de JR Smith y Tristan Thompson, esenciales en el anillo de 2016) los Cavs están 26-17, en proyección de no llegar ni a 50 victorias y en una tremenda crisis de confianza. Tanto que para LeBron esta (la decimoquinta) está siendo la temporada más dura en la NBA: “Está suponiendo un reto tremendo. Los jugadores entran y salen de la rotación por las lesiones, es muy difícil. Parece que digo lo mismo cada año pero esta vez está siendo un reto difícil de verdad. Pero tenemos que resolverlo, tenemos que salir a la pista y jugar”. Además, y su tono no ha pasado desapercibido, fue ayer más tibio que otras veces cuando se le preguntó por las opciones de los Cavaliers de ser campeones: “Ese es el objetivo y para eso trabajamos”. LeBron, por cierto, promedia en lo que va de temporada 27,3 puntos, 8,8 rebotes y 8 asistencias.

Los Cavaliers (séptimos de la NBA en ese dato) suman 124 partidos de ausencia por lesión de sus jugadores (38 Isaiah Thomas, 36 por ahora Derrick Rose…). Así que Tyronn Lue trata de transmitir calma con el mensaje de que en algún momento estarán todos y todos en forma. Y que entonces se verá a los verdaderos Cavaliers: “Sé cómo de buenos podemos ser. En cuanto pasen las lesiones, las restricciones de minutos y todo lo demás, estaremos bien. Cogeremos ritmo, tendremos las piernas más frescas… Se filtran cosas del vestuario, fuentes anónimas. Pero yo miro a mis jugadores y ninguno se llama fuente anónima. En los dos últimos partidos ha habido cosas muy positivas a pesar de las derrotas. Tengo confianza, sé que podemos ser campeones”.

 

¿LeBron perjudica el desempeño de los Cavs?

Los Warriors pasaron por The Q y ni siquiera hicieron demasiado honor a la que ya es una de las grandes rivalidades de la historia de la NBA. Ganaron como podrían haber ganado en Charlotte, apretaron lo justo después de sostener silbando todo lo que los Cavs intentaron en la primera parte y dejar al campeón del Este en un 6/23 en tiros en un último cuarto de inercia exageradamente visitante. Desde el séptimo partido de las Finales 2016, el balance es 7-2 para los de la Bahía. Y lo peor es que esta vez dio la sensación de que el partido finalizó casi con alivio para los Cavs. De que habrían firmado perder por diez antes de jugar. De que ahora mismo sus dudas son tan profundas y tan existenciales que temían que los Warriors hicieran sangre a fondo.

Los Cavs empezaron la temporada 5-7 y con pésimas sensaciones. Ganaron después 18 de 19 partidos y a partir de ahí volvieron a entrar en barrena. Desde el 19 de diciembre están 3-9, suman cuatro derrotas seguidas. Y muy duras: 127-99 en Minnesota, 133-99 en Toronto, el 97-95 en Indiana en el que perdieron 22 puntos de ventaja y la visita del archienemigo de Oakland. Más: 11-12 fuera de casa, 26-17 total (proyección por debajo de las 50 victorias, algo que no le sucede a LeBron sin lockout desde 2008) y 1-6 contra los tres mejores de las dos Conferencias. Ahora mismo se les da un 27% de opciones de ganar el Este por el 26 de los Celtics y el 24 de los Raptors. Hace un mes, estaban en un 50% por el 31% de los Celtics.

Y el precio de las derrotas (y la mala imagen) no está siendo bajo: las voces más fiables y cercanas al entorno del equipo (Dave McMenamin, Joe Vardon…) han contado en las últimas horas que la crisis de fe es profunda en la plantilla y que cunde el pensamiento de que quizá este año no puedan darle la vuelta a la situación cuando llegue la hora de la verdad. Que esta vez el problema es más estructural que motivacional, que se ven obstáculos importantes en la elevada edad media, la falta de implicación de jugadores de rotación que deberían ser importantes, la poca cualificación defensiva… todo ello en año de make or break, sin noticias sobre el futuro de LeBron de cara al próximo verano y con un pick de los Nets que no se sabe si es mejor usar ya (el mercado se cierra el 8 de febrero) para que el Rey sienta que siguen siendo competitivos al máximo o guardarlo para la reconstrucción si el jugador franquicia (y mucho más, en realidad) decide marcharse al Oeste.

Peor: sus compañeros creen que LeBron está perjudicando la fluidez del ataque y la circulación óptima por su interés en acumular asistencias en su estadística. Y en el vestuario tampoco gusta que Kevin Love tenga menos tiros con la irrupción de Isaiah Thomas y que Tyronn Lue haya enredado con la rotación y con la fórmula que funcionó las últimas temporadas.

Cuando se pierde, todo son dudas y problemas. Pero lo que es un hecho es que Kyrie Irving ya no está y que, aunque Isaiah merece más partidos para hacer una verdadera evaluación de sus posibilidades al lado de LeBron, la plantilla parece más disfuncional que en las últimas temporadas. La defensa es la penúltima peor porrating de la NBA (109,3 puntos recibidos por cada 100 posesiones) y parece difícil de arreglar salvo paso por el mercado, algo que siempre han hecho en invierno los Cavs desde el regreso de LeBron: Shumpert, JR Smith y Mozgov (2015), Channing Frye (2016) y Kyle Korver (2017).

El problemas es cuánto y cómo se valora ese pick (será top 10 casi seguro, quizá top 5) de los Nets en el draft de 2018. Los Cavs sí estarían dispuesto a soltarlo por Paul George o DeMarcus Cousins pero ni Thunder ni Pelicans parecen dispuestos a negociar en las próximas tres semanas. DeAndre Jordan parece una solución obvia para los problemas de protección del aro del equipo (dramáticos) pero en las oficinas se duda de que valga esa ronda de los Nets que sin duda pediría los Clippers. Y todos (George, Cousins, DeAndre…) serán agentes libres el próximo verano, en el que nadie sabe qué hará LeBron. Así que cualquier cosa que se haga implica un máximo riesgo aunque, a estas alturas, quizá el mayor de todos sea no hacer absolutamente nada.

Curry quiere ser copropietario de un equipo de la NFL

OAKLAND — Stephen Curry ha sido fanático de los Carolina Panthers durante años. Por lo tanto, está interesado sin duda en ser dueño de una participación en ese equipo de la NFL.

Pero Curry recuerda a todos que su empleo principal está en los Golden State Warriors. Así que el astro de la NBA no sería el tipo de dueño que se involucre en todos los asuntos, ni que viaje cada semana de un extremo a otro del país para participar en una reunión.

De todos modos, Curry cuenta con gente que le ayuda a sondear opciones para adquirir una parte de la franquicia de la NFL, cuyo dueño Jerry Richardson ha puesto en venta mientras enfrenta una investigación por conducta sexual inapropiada y supuestos comentarios racistas.

“Es una oportunidad muy interesante”, dijo Curry tras la práctica de tiro del lunes. “Sostuve conversaciones con mucha gente sobre la forma correcta de plantear esto y las estrategias diferentes que yo podría seguir en lo personal. Obviamente tengo un trabajo de todos los días, pero tengo a gente que está conectada y que trata de ver cómo podría ocurrir eso. No he tenido realmente nada que decir sobre esto, salvo que estoy muy interesado y dispuesto a hacer lo necesario para que eso ocurra”.

De hecho, ha hablado con Sean “Diddy” Combs, el magnate del hip hop, sobre la idea de que ambos adquieran el equipo.

A mediados del año pasado, Curry firmó un contrato por cinco años y 201 millones de dólares con los Warriors. Ha ayudado a que Golden State se corone en dos de las últimas tres campañas, y se le ha nombrado dos veces el Jugador Más Valioso de la NBA.

Curry consideró “muy especial” que Combs haya manifestado también interés.

“Es un excepcional hombre de negocios y un tipo que convierte la nada en todo, y que ha hecho un trabajo asombroso en todo lo que se propone. Tiene antecedentes tremendos haciendo que las cosas ocurran”, indicó.

Los Panthers han estado en el radar de Diddy desde hace tiempo, y Curry aprecia la relación que tiene la estrella de la música con Charlotte. Aunque Curry no se ha reunido con Colin Kaepernick, hay versiones de que el quarterback, quien carece de empleo en la NFL y comenzó las protestas recientes durante el himno nacional formaría también parte de la transacción.

Sin embargo, Curry explicó que “es todavía muy pronto” en el proceso de exploración de una compra.

“Soy un fanático, primero que nada, y lo he sido desde que tenía, ¿qué?, 7 años, cuando el equipo llegó a Charlotte… Conozco a muchos de los jugadores del equipo y lo que representan”, manifestó.

 

Noticia tomada de espndeportes.com

El Thunder gana a Clippers con un triple doble de Westbrook

LOS ÁNGELES. Russell Westbrook logró su 13er triple-doble de la temporada, Paul George anotó 31 puntos y el Thunder de Oklahoma City se impuso el jueves por 127-117 a los Clippers. La derrota acabó con la racha de cuatro victorias de Los Ángeles.

Westbrook terminó con 29 puntos, 12 rebotes y 11 asistencias. Carmelo Anthony sumó 22 puntos para el Thunder.

DeAndre Jordan lideró a los Clippers con un récord de temporada de 26 puntos y 17 rebotes. Lou Williams añadió 26 puntos y Blake Griffin 24.

El Thunder ha ganado ocho de 10. El miércoles derrotó a los Lakers y completó una barrida en Los Ángeles.

Los Clippers ganaban 97-94 al final del tercer cuarto, pero el Thunder _con los suplentes al timón_ abrió el cuarto con una racha de 12-0.

Curry y Thompson brillan; Warriors doblegan a Rockets

HOUSTON. Stephen Curry está al tanto de que el gerente general de los Rockets de Houston, Daryl Morey, ha armado su equipo con la misión específica de derrotar a los Warriors de Golden State.

“Es difícil no saber esto, con tanto que lo ha mencionado él”, dijo Curry. “Está bastante claro”.

El jueves, los Rockets carecieron de James Harden, la pieza más importante en su plantel. Chris Paul y el resto del elenco no bastaron para doblegar a los campeones defensores de la NBA.

Curry anotó 29 puntos, Klay Thompson agregó 28 y los Warriors se despegaron en el marcador durante la recta final del encuentro para vencer 124-114 a Houston.

Draymond Green aportó un “triple doble, con 17 unidades, 14 rebotes y 10 asistencias. Es líder de la franquicia en triples dobles, con 21 de por vida, superando en la jornada a Tom Gola.

Los Warriors estiraron a nueve su número de triunfos consecutivos como visitantes. Son el mejor equipo de la NBA en cancha ajena, con 16 victorias en esta campaña.

Ambos rivales libraron un cerrado duelo, pero los Warriors tomaron la ventaja por siete puntos cuando restaban unos tres minutos y medio. Anotaron los siguientes cinco tantos, incluido un triple de Curry, que coronó la racha, para dejar el marcador en 120-109.

En ese momento, muchos fanáticos locales comenzaron a dirigirse hacia la salida.

Eric Gordon totalizó 30 puntos por los Rockets, mientras que Gerald Green ingresó desde el banquillo para ayudar con 29 e igualó la mejor cifra de su carrera, con ocho triples.

Por segundo duelo en fila, Houston jugó sin Harden, quien quedará fuera de actividad por lo menos durante dos semanas por un tirón en un muslo.

“Tenemos que mejorar como equipo”, manifestó el entrenador Mike D’Antoni. “Simplemente no estamos donde queremos a la defensiva, en la comunicación y en ciertas cosas que podemos controlar y que no estamos haciendo”.

Los Warriors tampoco contaron con su plantel completo. Kevin Durant se ausentó por un tirón en la pantorrilla derecha.