Kobe Bryant se ofrece para ayudar a los Lakers

La derrota más abultada de la larga historia de los Lakers ha supuesto otro golpe para un proyecto de prometedor inicio que ya está en el último puesto del Oeste. Un puesto demasiado familiar para una franquicia con ambiciones siempre mayores. En este escenario, el último jugador que les llevó a un campeonato (y cuyo inevitable declive coincidió con el de la franquicia) se ha ofrecido como consejero para enderezar el rumbo del equipo.

A una llamada de distancia

En una entrevista radiofónica, Bryant fue preguntado sobre la posibilidad de ayudar a la dirección de Lakers, controlada por la familia Buss. “Siempre estoy entre bastidores con Jeanie, Jimmy y la familia Buss al completo por si necesitan asistencia o si necesitan dirigirse a mi o llamarme para consejos y cosas de esa naturaleza”, explicó el ex-jugador, retirado la pasada temporada. Eso sí, Kobe Bryant no está interesado en un rol directivo.

“Ahora, estar al frente y al mando no es francamente algo que me apetezca”, afirmó. “Preferiría estar entre bambalinas y concentrarme en el contenido que estoy creando porque ahí está donde reside de verdad mi pasión, pero la familia Buss sabe que estoy siempre a una llamada”. Entre otros proyectos, Bryant está elaborando una serie de cortometrajes para ESPN, con su primera entrega emitida durante la última jornada de Navidad.

https://youtu.be/cwaKJnW4t_0

Las dudas en Los Angeles
Entre tanto, los Lakers se encuentran en una situación compleja. En otras circunstancias, un balance de 16-32 en el Oeste sería garantía de estar ya virtualmente eliminado de Playoffs. En la convulsa mitad baja de esta temporada, el octavo (Denver, con 18-25) está perfectamente al alcance, aunque otros seis equipos en medio tengan las mismas ilusiones. Con el mercado de traspasos a un mes de cerrarse, los Lakers tendrán muchas decisiones que tomar y Kobe Bryant, por sus propias palabras, quiere tener su voz en ellas.

All-Star 2017: Westbrook y Pachulia, fuera

Se han recopilado todos los votos de los aficionados, se han estrenado por vez primera jugadores y medios de comunicación en este nuevo formato, y tras aplicar las matemáticas ya tenemos el quinteto titular de cada Conferencia y los dos descartes más sonados.

Por un lado, el único jugador de la liga que está logrando promediar un triple-doble desde que lo hiciera Oscar Robertson en 1962, Russell Westbrook, líder absoluto de Oklahoma City y casi de la liga entera.

Por otro, el elegido del público e inteligentemente apartado por los otros dos colectivos con derecho a voto, Zaza Pachulia. El pívot de los Warriors logró un apoyo masivo del aficionado con su gran baloncesto el año pasado en Dallas, y casi rozó el partido de las estrellas. Este año, directamente, si sólo se hubiese contabilizado el voto del espectador, Pachulia, el segundo jugador con más votos de entre los interiores del Oeste sólo por detrás de Durant, habría sido de la partida.

Finalmente, el peso combinado de jugadores y prensa ha hecho que el tercero en la votación, Anthony Davis, la estrella de los Pelicans, ocupe el puesto de titular en la pintura. Así pues, estos son los quintetos que disputarán de inicio el All-Star Game 2017 en la ciudad de Nueva Orleans.

CONFERENCIA ESTE

Kyrie Irving
DeMar DeRozan
LeBron James
Jimmy Butler
Giannis Antetokounmpo
CONFERENCIA OESTE

Stephen Curry
James Harden
Kawhi Leonard
Kevin Durant
Anthony Davis
LeBron y Curry, los más votados

38 millones de votos han sido emitidos y validados por la NBA en este All-Star Game 2017, un 155% más que en el del año pasado.

A pesar de que Stephen Curry lograra el MVP el curso pasado de manera más que merecida gracias a un año indescriptiblemente bueno, esta liga todavía continúa siendo cosa de uno. El trono es de LeBron James, y aunque su incansable aspirante es Kevin Durant, el vigente MVP le ha superado ligeramente. Así lo entienden los votantes. El alero de los Cavs (con 1.893.751) y el base de los Warriors (1.848.121), han sido los jugadores con más votos, con ‘Durantula’ inmediatamente detrás (1.768.85), seguido de Irving (1.696.769).

En cuanto a sus acompañantes, pesan la Final en el puesto de base. Irving, o lo que es lo mismo, campeón y hombre clutch 2016, dirigirá a su cuadrilla, imponiéndose a otros aspirantes en gran estado de forma como Isaiah Thomas o John Wall. Lo acompaña el encargado de dar el toque internacional, ‘The Greak Freak‘ Giannis Antetokounmpo, que también está cuajando una temporada verdaderamente sensacional en los Bucks y empieza a dominar la liga a sus 22 años recién cumplidos. Se satisfacen pues, con él, los deseos de la afición, que lo tenían como el segundo jugador más votado del frontcourt del Este.

No ha sucedido así con el siguiente; al menos si tenemos en cuenta el último recuento. En él, para cubrir el tercer puesto entre los jugadores interiores de la mitad derecha del país, estaba, según los designios del público, Kevin Love, y a continuación el novato Joel Embiid. Ni uno ni otro. Entre prensa y jugadores se las han arreglado para bajar al siguiente escalón, donde esperaba el hombre referencia de los Bulls, Jimmy Butler, quién jugará su tercer All-Star consecutivo.

Entre los guards algo parecido. Pues los profesionales han entendido que era el momento de alzar al sucesor y de que abdicara el maestro. Dywane Wade, a pesar de ser el segundo más votado por los exteriores del Este, cede su puesto a otro jugador que está haciendo historia viva en los Raptors, DeMar DeRozan. Sin embargo, en el Oeste, el respeto al capricho del voto popular ha sido absoluto si excluimos al center de Golden State. Ahí el consenso ha sido casi completo.

Descartes que ‘duelen’

La decisión, fuese la que fuese, iba a ser injusta. Debido a la regla de elegir únicamente a dos jugadores exteriores por tres interiores, se daba lugar a que uno de los tres mejores jugadores del momento tuviese que quedarse fuera. La cosa estaba entre un que promedia un triple-doble, otro que lo roza y que además mantiene a su equipo muy arriba en la clasificación, y el, ni más ni menos, vigente MVP. Misión imposible.

Pero ciñéndose uno exclusivamente a la estadística, realmente resulta doloroso dejar fuera a un Westbrook que está promediando la total barbaridad de 30,6 puntos, 10,4 asistencias y 10,6 rebotes, además de ser el jugador con el PER más elevado de la liga, según Basketball Reference, con un 29,6.

La cosa no acaba aquí. Porque, paradójicamente, el de OKC es probablemente en estos momentos, —junto con Harden y muy por encima de Curry— el favorito para llevarse el MVP de la temporada regular, lo que hace esto todavía más extraño. Finalmente los tres —Curry, Harden y Westbrook— terminaron con los mismos puntos, por lo que el desempate favoreció a los jugadores más votados por los aficionados.

Susto en la NBA: rodillazo craneal de alto riesgo

Mala noche para los Raptors en su visita a Philadelphia. Además de la derrota ante Sergio Rodríguez y compañía, los canadienses perdieron a uno de sus mejores jugadores por un accidente escalofriante. DeMarre Carroll quedó en el suelo tras recibir el rodillazo involuntario de un compañero, Paskal Siakam, y tuvo que abandonar el partido.

El premio para la acción tonta del día es para: Westbrook

Russell Westbrook, uno de los jugadores más valorados de la NBA, protagonizó una de las jugadas más tontas que se han visto durante esta temporada en el partido que enfrentó a su equipo contra los Warriors de Golden State y que acabaron perdiendo los Thunder por 100-121.

El base del conjunto de Oklahoma se despistó -tal y como el mismo reconoció posteriormente- cuando su compañero Victor Oladipo empezó la acción pasándole la pelota y él decidió dar cinco pasos sin botar el balón ni una sola vez.

Los árbitros, como era de esperar, no pudieron pasar por alto esta jugada y tuvieron que sancionar al jugador. Westbrook se sorprendió de sus pasos casi tanto como los espectadores que se encontraban en el Oracle Arena, en Oakland.

Después, el base de 28 años se echó las manos a la cabeza indicando que no entendía qué se le había pasado por la cabeza para cometer ese absurdo error.

A pesar de la escandalosa jugada, Russell Westbrook protagonizó un buen partido ante Kevin Durant, su ex compañero. Y aunque no pudo evitar la derrota de su equipo, logró su 21º triple-doble de la temporada, además de dejar el detalle de un monstruoso mate que Durant, precisamente, no fue capaz de parar.

Camisetas con mangas en la NBA: Extintas

A partir de la próxima temporada Nike se convierte en el proveedor oficial de la NBA en sustitución de Adidas. Una de las primeras medidas que tomará la marca será la de suprimir el uso y la comercialización de las controvertidas camisetas con mangas, que se empezaron a utilizar en 2013.

Según apuntan medios estadounidenses, la firma estadounidense presentará sus primeros diseños esta misma semana, de cara a una temporada que presentará una importante novedad. Será el primer año en el que los equipos de la NBA podrán incluir publicidad en sus camisetas.

De este modo se pone fin a la iniciativa de Adidas que generó críticas entre las estrellas de la liga y los aficionados. LeBron James, Kobe Bryant, Kevin Durant o Dirk Nowitzki fueron algunos de los cracks que mostraron su descontento por una camiseta que llegó a utilizarse en el All Star de 2014.

Westbrook, al ritmo de Robertson

El espectacular número de triples-dobles que se están consiguiendo durante la temporada 2016-17 convierten a esta campaña en un momento histórico para las estadísticas de la NBA. Debido a ello mantendremos actualizada está página con los datos más relevantes sobre los triples-dobles cosechados por los jugadores que están rompiendo esquemas: Russell Westbrook y James Harden.

Los récords de triples-dobles NBA

Más triples-dobles en historia: 181, Oscar Robertson.
Más triples-dobles en una temporada: 41, Oscar Robertson.
Más triples-dobles en una temporada desde 1983: 20, Russell Westbrook.

El reto

En la historia de la NBA solo un jugador ha sido capaz de promediar un triple-doble a lo largo de toda la temporada. Fue Oscar Robertson, quien logró 41 triples-dobles en el curso 1961-62 y terminó el año con 30,8 puntos, 12,5 rebotes y 11,4 asistencias de promedio. El legendario base disputó 79 partidos aquel año.

Russell Westbrook está en posición de poder igualar al legendario base debido a los números que está registrando este año. James Harden no parece realmente en la carrera para hacer lo mismo debido a su menor ritmo reboteador, pero sus datos son también fuera de lo habitual.

Paliza de los Warriors a Cleveland

El último Warriors-Cavaliers de la temporada regular no duró más de un cuarto. Los jugadores de Golden State, aún heridos de su derrota en Navidad, aprovecharon su reencuentro para cobrarse cuentas pendientes ante el vigente campeón. El equipo californiano salió como una exhalación para dejar el partido sentenciado desde muy pronto, acabando con un rotundo 126-91 a su favor para seguir con comodidad al frente de la liga.

Vendaval en Oakland

Para los Cavaliers no era un partido fácil. Era el cierre de una gira de seis partidos, con viajes complicados por condiciones metereológicas y con el añadido de un nuevo jugador, Kyle Korver, a medio camino. Pero la derrota que hizo acabar la gira en un nada impresionante 3-3 no ofreció ninguna redención. Desde el principio, el ataque de Cleveland fue anulado con rotundidad por la defensa de los Warriors, quedándose sin opción alguna de remontar.

Al final del primer cuarto, pese a algunos regalos en forma de triples abiertos fallados, los Warriors ya dominaban 37-22. Al descanso, la diferencia era ya de 78-49. Perfecto reflejo de lo que fue el partido hasta entonces. Una falta más agresiva de lo necesaria de Draymond Green y convenientemente exagerada por LeBron James, con tangana incluida, fue lo más intenso de la primera mitad. Lo demás fue un monólogo de los Warriors de principio a fin.

Noche de estrellas

El cuarteto estelar de Golden State no defraudó. Klay Thompson fue el máximo anotador con 26 puntos, Kevin Durant hizo virguerías en ataque y defensa (21 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias, 3 tapones y 2 robos), y Stephen Curry estuvo soberbio en la dirección con 20 puntos, 11 asistencias y 4 robos.

Mención especial mereció Draymond Green. La acción sobre LeBron James y un enganchón con Richard Jefferson le valieron una flagrante de primer grado y una técnica, pero aparte de eso tuvo un partido impecable a ambos lados de la cancha. El ala-pívot rubricó su tercer triple-doble de la temporada con 11 puntos, 13 rebotes, 11 asistencias y 5 tapones en uno de sus mejores partidos del año.

Unos Cavs desconocidos

Cleveland, por su parte, nunca tuvo respuesta. LeBron James acabó con 20 puntos, a costa de un 6/18 en tiros de campo y 6 pérdidas. Kyrie Irving se quedó en 17 con un 6/19 en tiros de campo, mientras que Kevin Love (3 puntos en 16 minutos) solo jugó una mitad por molestias en la espalda. Quedó claro demasiado pronto que el milagro de remontar un 3-1 en las pasadas Finales no iba a replicarse de ninguna forma.

Si ambos equipos tenían presente el factor cancha en unas hipotéticas Finales, Golden State ha dado un paso de gigante para asegurarse ese objetivo. Cleveland salió del Oracle Arena de vuelta a casa (cinco de sus próximos seis partidos serán como local) con un balance de 29-11, mientras que los Warriors se colocan con 35-6. A mitad exacta de su temporada, el equipo de Steve Kerr va a ritmo de 70 victorias, a solo tres de su histórica campaña pasada. Y no hubo triunfo más dulce que el de este lunes, en el siempre especial escenario del día de Martin Luther King Jr.

Draymond Green comete falta flagrante sobre LeBron James

OAKLAND, Calif. – A Draymond Green, de los Golden State Warriors, le fue marcada una falta flagrante luego de una fuerte colisión con LeBron James, de los Cleveland Cavaliers, durante el segundo cuarto del partido en que ganaron los Warriors 126 a 91 el lunes por la noche.

James estaba corriendo cuando Green intentó detenerlo en la mitad de la duela. Green impactó su hombro contra el pecho de James quien se fue al piso debido al golpe.

Green se acercó a ver a James, pero le pareció que el cuatro veces MVP estaba exagerando la caída ya que permaneció en el piso, y al parecer se burló de él.

El resto de los integrantes de ambos equipos se acercaron al lugar del incidente, donde las hubo intercambio de palabras. Luego de que los oficiales revisaran la jugada, Green recibió su primera falta flagrante.

Green también recibió una falla técnica, al igual que Richard Jefferson de los Cavaliers, quien encaró a Green cuando se acercaba a defender a James.

Green continuó sugiriendo que James exageró.

Este no es el primer incidente entre Green y James. Durante el Juego 4 de las Finales de la temporada pasada, ambos chocaron, y luego de que James pisara a Green, quien había caído a la duela, este balanceó su brazo y pareció haber golpeado la ingle de James.

Inmediatamente, James giró, por lo que ambos jugadores terminaron pecho contra pecho mientras continuaba la jugada. Momentos después, ambos se encontraban persiguiendo un rebote, por lo que fueron amonestados. Tuvieron que ser separados.

Green recibió su primer falta flagrante y fue suspendido para el partido 5.

Los Cavaliers volvieron de un déficit 3 a 1 y ganaron el título en siete juegos.

Cameo de Stephen Curry en ‘Padre de Familia’

El jugador de los Golden State Warriors, Stephen Curry, se prestó (con su voz) a hacer un cameo para la popular serie animada estadounidense, ‘Padre de Familia’. En la escena, el protagonista de la serie, Peter Griffin, se encuentra con la estrella de los Warriors en San Francisco y le pide salir sentado sobre sus rodillas en una rueda de prensa como hace con su hija Riley.

Russel Westbrook, con nivel de MVP

En términos de enfrentamientos, es un buen momento para que Russell Westbrook lleve a Oklahoma City Thunder a Chicago para jugar contra los Bulls.

Westbrook, uno de los favoritos para ganar el premio de MVP de la NBA, se enfrentará cara a cara con el espeluznante guardia de los Bulls, Jimmy Butler, cuyo desempeño reciente podría llevarlo a la conversación por el MVP.

Westbrook está saliendo de su 17º triple-doble de la temporada en la victoria del Thunder, 121-106, sobre los Denver Nuggets. Butler entrará en el juego del lunes contra el Thunder después de una actuación de 42 puntos el sábado en el United Center en la victoria en tiempo extra, 123-118, ante los Toronto Raptors.

“Puedes verlo”, indicó el escolta de Bulls Dwyane Wade a CSNChicago.com sobre Butler. “Él lo quiere. Hay muchos tipos que tenen el talento. La mentalidad se necesita, incluso si estás teniendo un mal juego -como (en) Cleveland, él no estaba tirando bien- para poder hacerlo en el momento indicado. Se está poniendo a sí mismo en la categoría de especial”.

Westbrook ya está en ese punto y lo ha estado en el último par de temporadas. Su juego no ha descendido para nada, pero Butler se está elevando. Si lo mantiene, su nombre se convertirá en algo más que un simple lanzamiento como candidato a MVP.

Butler está desempeñándose como el jugador franquicia que los Bulls esperaban que floreciera cuando cambiaron a Derrick Rose a los New York Knicks en la temporada baja. Es el favorito para ganar el premio Jugador de la Semana de la liga tras promediar 38 puntos, 9,3 rebotes y 6,3 asistencias en los tres partidos de los Bulls la semana pasada, y está jugando como un Jugador Más Valioso.

(Butler) Simplemente no quiere quedar demasiado atrapado en esa discusión.

“No sé sobre todo eso”, señaló Butler, según CSNChicago. “Tomo un paso a la vez. Todo eso está por el camino, tenemos que seguir ganando para que eso sea una pregunta”.

En ese frente, los Bulls (19-18) están buscando su cuarta victoria consecutiva después de barrer tres partidos la semana pasada, incluyendo una victoria por 106-94 ante Cleveland Cavaliers el miércoles. Oklahoma City (22-16) espera comenzar una racha de éxitos.

La victoria del Thunder contra Denver terminó con una seguidilla de tres derrotas, pero las cosas están mejorando después del último triple-doble de Westbrook y el regreso del base suplente Cameron Payne de un hueso roto en su pie.

Payne hizo su debut en la temporada contra Denver con ocho puntos, dos rebotes y una asistencia y anotó tres de 4 disparos -incluyendo 2 de 3 desde la línea de 3 puntos. Su presencia debe ser un alivio para Westbrook, que ha estado llevando la mayor parte de la carga de anotación.

Westbrook ha estado caliente por largo tiempo, anotando 15 de 23 (65.2 por ciento) de la línea de 3 puntos en los últimos dos juegos, pero esa tasa de éxito es insostenible con el tiempo.

“Cuando consigue un par de canastas consecutivas, creo que tienes que dejarle tomar un par más que pueden ser muy disputadas o difíciles, porque él puede hacerlas”, dijo el entrenador del Thunder Billy Donovan. “Si falla un par, entonces se convierte en el momento del equilibrio, cuando dices ‘OK, ¿qué debo hacer ahora?'”

-ESPN-