La temporada 2018 aún no empieza y ya tenemos a los favoritos

Algunos equipos ya no tienen asuntos que atender. En este mercado de agentes libres tan lento, esa parte de la historia no puede obviarse.

Pongamos a los Yankees como ejemplo. ¿En realidad necesita hacer algo el gerente general Brian Cashman?

Cuando usted abre su temporada muerta sumando al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, Giancarlo Stanton, y sus 59 jonrones, a un equipo que llegó hasta el Juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, ¿hay alguna urgencia?

Cashman ha hablado con los Orioles sobre el tercera base Manny Machado y con los Piratas en relación al derecho Gerrit Cole. También ha revisado los precios de los abridores agentes libres, incluyendo a Yu Darvish.

No se sorprendan si los Yankees hacen algo más, quizás algo impactante. Pero aun sin mayores contrataciones, tienen la mejor ofensiva de Grandes Ligas y posiblemente el mejor bullpen.

En cuanto a la rotación, podría ser muy buena, especialmente ahora que el derecho Chance Adams, de apenas 23 años, está tocando las puertas de las Grandes Ligas.

Pero los Yankees no son el único equipo que debe de sentirse bien con el equipo que ya tiene a estas alturas, y ésa pareciese ser otra razón por la que esta temporada muerta ha sido tan rara.

Aquí les dejamos un listado de cinco clubes listos para el Día Inaugural.

1. Yankees
Cashman tiene que al menos ponderar la posibilidad de que no hacer nada es su mejor opción, lo que colocaría a los Yankees en posición para sumar al dominicano Miguel Andújar y al venezolano Gleyber Torres al lineup a mitad de temporada. Cashman tiene espacio en la nómina para firmar a otro abridor y mantenerse igual bajo el límite del impuesto al lujo, lo que a su vez le permitiría ir por Bryce Harper o Machado (o alguien más) en invierno próximo.

2. Astros
Los campeones de la pasada Serie Mundial tienen una rotación profunda, un gran lineup y un amplio grupo de prospectos listos para luchar por un puesto en los entrenamientos primaverales. El gerente general Jeff Luhnow mejoró el bullpen firmando a Joe Smith y al venezolano Héctor Rondón. Al igual que Cashman, Luhnow podría sacudir el mercado obteniendo a Christian Yelich en un cambio con los Marlins o al cerrador dominicano Alexander Colomé desde los Rays. Con Dallas Keuchel y Charlie Morton en el último año de sus respectivos contratos, traer a Darvish también tendría sentido. Pero los Astros parecen ser lo suficientemente buenos en este momento como para volver a ganar sin hacer nada más.

3. Indios
Este equipo no está exento de interrogantes, como la salud de Michael Brantley y la posición que jugaría Jason Kipnis si no lo cambian. Pero eso es todo. Los Indios ganaron 102 juegos la temporada pasada y son sólidos favoritos para ganar el título de la División Central de la Liga Americana por tercer año corrido. Sin embargo, serán un equipo distinto. El primera base dominicano Carlos Santana firmó con los Filis, y el presidente del departamento de operaciones de béisbol, Chris Antonetti, trajo al cubano Yonder Alonsopara reemplazarlo. El preparador Bryan Shaw pactó con los Rockies, pero el bullpen sigue siendo de los mejores. Y la rotación es una de los dos o tres mejores también. Antonetti podría ir por un bateador derecho o un relevista, pero los Indios ya están lo suficientemente bien armados.

4. Nacionales
¿Le gustaría al gerente general Mike Rizzo firmar a otro abridor? Sin dudas. Por otro lado, es casi un hecho que este equipo va a ganar la División Este de la Liga Nacional por quinta vez en siete temporadas. Y con Max Scherzer y Stephen Strasburg, los capitalinos tienen a dos abridores que puedan llevar a un club hasta el título. También cuentan con pitcheo joven en las ligas menores. En cuanto a la ofensiva y el bullpen, son de los mejores. Si ésta es la última temporada de Harper en Washington, tiene el potencial de ser una bien especial.

5. Dodgers
Están detrás de uno o dos brazos para el relevo y de al menos otro abridor si el precio es el indicado. Más allá de eso, los Dodgers lucen como claros favoritos para ganar la División Oeste de la Liga Nacional por sexto año corrido, así no hagan nada más. La finca es lo suficientemente profunda como para añadir a un abridor vía un cambio durante la temporada si es que lo necesitan.

Vladi nos deleitó a todos durante su paso por las mayores

Siempre existe la desafortunada tentación, tras oír historia tras historia sobre los niveles de pobreza que muchos peloteros dominicanos experimentaron siendo niños, a hacerse indiferente ante esa situación.

Muchísimos jugadores hablan de pisos de tierra y largas jornadas trabajando en el campo, de que la única forma de escape era jugar pelota en la calle con guantes hechos de cartones de leche, pelotas de medias enrolladas y tubos de metal haciendo de bates.

Pero quizás, después de un tiempo, esas historias nos dejen de impactar. Quizás seguimos oyéndolas, pero dejamos de escucharlas con atención. Dejan de llegarnos.

El dominicano Vladimir Guerrero jugó a la pelota como nadie más lo hizo en su época, como nadie que yo haya visto jamás. Es adecuado decir que jugaba con alegría, divirtiéndose, pero había algo más que felicidad en su juego. Guerrero jugaba con una combinación de alegría y desesperación. Le hacía swing a todo. Hacía unos tiros espectaculares. Corría las bases como si estuviese corriendo por su vida. Y de cierta forma, supongo, lo estaba haciendo.

Hace muchos años -15, al menos- Dan Le Batard escribió una historia para ESPN sobre Guerrero y lo que recuerdo con más claridad es al toletero hablando de cómo solía tomar agua de los charcos cuando era un niño. Creció sin electricidad, sin agua corriente, en un rancho con piso de tierra donde dormía en la misma cama con tres o cuatro familiares, dependiendo de la noche. En los peores momentos, el agua de charco era la única opción.

Tuvo que retirarse de la escuela después del quinto grado para ayudar a su familia, pero aquello no fue un gran cambio. Para ese momento ya había perdido demasiados días de clase mientras trabajaba en el campo.

Los pocos rayos de esperanza sólo aparecían en los juegos de béisbol que jugaban en Nizao. Todos los muchachos del barrio compartían los nueve guantes de pelota que una vez llevó al pueblo el ex grandeliga José Uribe González. Y todos soñaban, pero nadie soñaba más que Vladimir Guerrero.

Y bueno, el especial del grupo era Vladimir. Tenía todo: tamaño, velocidad, un brazo impresionante y una coordinación vista-manos increíble. Uno de cada 20 millones sale así. La pregunta es, ¿qué tipo de pelotero quieres ser cuando tienes todo ese talento? ¿Quieres ser un bateador de poder? ¿Un campeón de bateo? ¿Alguien capaz de hacerlo todo?

Guerrero se convertiría en una maravilla de beisbolista, un jugador casi imposible de imaginar. No puedo pensar en otra forma de describirlo. Después de darle una probada a las Grandes Ligas, jugando nueve encuentros tras ser subido en septiembre, se estableció a los 22 años con los Expos y desde entonces empezó a hacer cosas impresionantes, absurdas. Ese año bateó .302 a pesar de básicamente hacerle swing a cada pitcheo. Bateó para poder. Fue agresivo corriendo las bases, convirtiendo con la misma confianza sencillos en dobles, y también en outs. Sacó a 10 corredores desde los jardines en media temporada, e hizo tiros por encima del hombre del corte otras tantas veces.

Vladimir Guerrero era un concentrado puro de pasión por el béisbol.

En su primera temporada completa se convirtió en una súper estrella. Ese año bateó .324 con 38 jonrones y 109 carreras empujadas. Su slugging fue de .589. Anotó 108 carreras. Al año siguiente hizo lo mismo, sólo que con más jonrones y bases robadas, y su slugging fue de .600. Un año más tarde repitió la dosis, sólo que ahora con un promedio de bateo de .345 y .664 de slugging.

Al año siguiente, decidió robar más bases, así que se estafó 37. El año entrante robó 40, quedándose a un jonrón de unirse al exclusivo club de los 40-40. El año próximo volvió a tener una temporada grandiosa, pero se lesionó. El año siguiente encabezó a su liga en carreras anotadas y bases alcanzadas. El otro año…

Guerrero siguió produciendo y produciendo. Bateó .300 o más en 11 temporadas, y por encima de .324 en siete ocasiones, la misma cantidad del venezolano Miguel Cabrera y del puertorriqueño Roberto Clemente. Era un bateador de cualquier lanzamiento, un hombre que una vez pegó un hit ante un pitcheo que rebotó en el suelo y que en otra oportunidad sacó un doble contra un envío a la altura de su cara. Pero con ese estilo era capaz de poner las mismas estadísticas año tras año, un torbellino que todos los años promediaba cerca o muy cerca de 100 anotadas, 100 empujadas, 35 jonrones y 35 dobles.

Y por impresionante que fuese todo aquello, algo más grande existía alrededor de Vladimir, una especie de aura. Era un natural. Había nacido para hacer esto. A Guerrero no le gustaba ver muchos videos. Tampoco se apoyaba mucho en los informes de los escuchas. Y día tras día, hacía algo que lucía imposible. Compañeros y oponentes quedaban siempre con la boca abierta. Su propio manager, un señor pelotero llamado Frank Robinson, dijo lo siguiente: “Cada día me encuentro a mí mismo diciendo, ‘No puedo creer que hizo eso.'”

Jugar aquel tipo de béisbol a toda máquina todo el tiempo tuvo sus efectos secundarios. Guerrero no era perfecto. Le tiraba a todo, así que pocas veces negociaba boletos, salvo que fuesen intencionales (encabezó su liga cinco veces en pasaportes intencionales, pero promedió sólo 34 boletos no intencionales por cada 150 juegos). Hizo algunos de los tiros más sensacionales de su época (tuvo 126 asistencias, cada una espectacular a su manera), pero también cometió 125 errores. Se robó 181 bases, pero lo sacaron robando 94 veces.

Ese era Vladimir Guerrero. Todo lo hacía a toda máquina. Hacía swing para sacarla todo el tiempo. Tuvo bajones grandes, pero su éxito fue aun mayor. Era un pelotero fantástico.

En cuanto a su caso para el Salón de la Fama, hay que decir que no entró en su primer año por dos factores. Uno, su carrera se quedó un poco corta. Se retiró a los 36 años y no acumuló algunos de los números mágicos, como 3,000 hits (2,590) o 500 jonrones (449). Pero incluso así, el dominio que demostró en el plato (.318 de promedio de bateo, 25to mejor de todos los tiempos con .553 de slugging, más 34to en OPS con .931) hubiese sido suficiente para entrar en su primera oportunidad en un año normal. Pero se vio en una boleta demasiado repleta.

Terminó con el 71.7% de los votos, a unos pocos del 75% requerido. Este año debe de terminar con más del 90%. Cooperstown será un sitio mucho más divertido cuando eso ocurra.

Latinos figuran cómo los pilares de los mellizos

MINNEAPOLIS – Después de que los abridores de los Mellizos tuvieran la peor efectividad en Grandes Ligas en el 2016, la rotación se vio mucho mejor el año pasado, terminando con 4.73.

La mejoría fue suficiente para que Minnesota volviera a la postemporada por primera vez desde el 2010, vía el Juego del Comodín de la Liga Americana.

Sin embargo, la profundidad del cuerpo de abridores sigue siendo un tema a seguir. Además, una excelente defensa de los Mellizos ayudó a sus abridores, que poncharon a la menor cantidad de bateadores en las Mayores en el 2017. Ese es uno de los grandes motivos por los que el equipo tiene interés en agentes libres como Yu DarvishLance LynnAlex Cobb y Jake Arrieta.

Es probable que los Mellizos agreguen a un abridor a su roster antes de los entrenamientos de primavera, Pero por el momento, así se ve la rotación de Minnesota ahora mismo:

Ervin Santana
Jose Berríos
Kyle Gibson
Adalberto Mejía
Phil Hughes

FORTALEZA
El dominicano Santana y el boricua Berríos son los pilares de la rotación. Santana viene de una temporada estelar en la que tuvo efectividad de 3.28 en 33 aperturas. De su parte, Berríos registró 3.89 y 139 ponches en 145.2 entradas. Gibson se vio sólido en la segunda mitad de la temporada, con promedio de carreras limpias de 3.76 y 70 ponches en 76.2 innings. El quisqueyano Mejía demostró potencial como novato y es uno de varios lanzadores jóvenes en los Mellizos, junto a Stephen Gonsalves y el dominicano Fernando Romero.

LAS INTERROGANTES
Gibson tendrá que lanzar de manera eficaz durante toda una temporada, a la vez que Mejía necesita ser más consistente y llegar más lejos en los juegos. Hughes viene de una segunda cirugía para aliviar los efectos del síndrome de la salida torácica, así que es difícil saber qué esperar de él-pese a que los Mellizos afirman que va bien su rehabilitación.

Gonsalves y Romero tendrán la oportunidad de enseñar su talento durante los entrenamientos, a la vez que Trevor May será preparado para abrir tras recuperarse de una cirugía Tommy John.

LO QUE PODRÍA CAMBIAR
La mayor prioridad para los Mellizos durante el invierno sigue siendo la adición de un abridor de calidad. Sería una sorpresa si llegaran a los entrenamientos sin haberlo hecho.

Darvish es el que más quisieran firmar, pero el mercado se ha movido de manera bien lenta, sin el fichaje de los nombres más sonoros entre los lanzadores. El gerente general de Minnesota, Thad Levine, conoce bien a Darvish desde los tiempos de ambos con los Rangers, algo que podría convenirle a la hora de negociar. Aparte del japonés, los Mellizos tendrían en la mira a Lynn, Cobb y, en menor grado, Arrieta. Ellos tres requerirían de una selección de recompensa en el draft, ya que recibieron ofertas calificadas de sus equipos anteriores.

Por supuesto, los Mellizos también podrían tratar de hacer un canje por un abridor, pero todo luce indicar que no están muy dispuestos a deshacerse de sus prospectos en ese proceso, prefiriendo la agencia libre. Con apenas dos jugadores firmados más allá del 2018, Minnesota tendría los recursos para fortalecerse en el mercado libre.

Francisco Mejía seguirá en la receptoria o debe emigrar a otra posición?

LEESBURG, Virginia — Francisco Mejía se hizo un nombre en el béisbol en el 2016, cuando entre Clase-A y Clase-A Avanzada dio hit en 50 juegos consecutivos, la cuarta racha más larga en la historia de ligas menores.

El prospecto dominicano de los Indios ha seguido con un tórrido bateo desde entonces, registrando .297/.346/.490 con Doble-A Akron el año pasado, con 21 dobles, 14 jonrones y 52 empujadas en 72 encuentros. Luego de participar en el Juego de las Futuras Estrellas en julio pasado, el receptor y bateador ambidextro fue convocado por primera vez al equipo grande de Cleveland en septiembre, conectando dos hits en 13 turnos, con una empujada.

Mejia's milestone RBI single

Ahora, cuando todo apunta a un inicio del 2018 en Triple-A, la interrogante para Mejía y para los Indios es si el oriundo de Baní será un cátcher a largo plazo, o si hallará otra posición. En la Liga Otoñal de Arizona al final del 2017, Mejía fungió como tercera base, con resultados mixtos a la defensa pero con el buen bateo de siempre: 365/.397/.476 con dos cuadrangulares en 15 partidos por Glendale Desert Dogs.

“Creo que al principio, los dos primeros juegos, no me sentí bien”, dijo Mejía sobre su experiencia en la antesala. “Pero me fui acomodando, porque el manager (Shawn Williams) me ayudó mucho en eso. Trabajé mucho. Me voy acostumbrando, pero no es mi primera posición, porque yo vengo jugando cátcher desde pequeño”.

Ha habido interrogantes sobre la defensa de Mejía en la receptoría a nivel de liga menor, desde su manejo de los lanzadores hasta el 30% de los corredores que sacó en intento de robo el año pasado. MLB Pipeline, que califica a Mejía como el prospecto número 1 de los Indios y el número 14 de todo el béisbol, estima que el quisqueyano podría llegar a ser un “defensor promedio detrás del plato”.

En la mayoría de los casos, eso sería suficiente con el nivel ofensivo de Mejía. Sin embargo, los Indios tienen firmados a largo plazo a dos receptores: El boricua Roberto Pérez (bajo contrato hasta el 2020, con opciones para el 2021 y el 2022) y el brasileño Yan Gomes (hasta el final del 2019, con opciones para los siguientes dos años).

Con eso en mente, Mejía sigue en disposición de tratar de dominar la tercera almohadilla.

“Estoy dispuesto, porque si es para ayudar al equipo, yo lo hago en esa situación”, afirmó el joven de 22 años durante su participación en el Rookie Career Development Program para jugadores cerca de establecerse en Grandes Ligas. “Yo sé que no va a ser fácil, pero tengo que aceptarlo. Si es algo que me ayuda a mí, lo haré.

“Mi preferencia sigue siendo ser cátcher. Sigo trabajando en eso mucho más”

Yanquis quieren a Machado, pero se fijan en Andújar

SANTO DOMINGO. Manny Machado continúa en la mira de los Yanquis de Nueva York. En la visión de la organización, la adquisición del antesalista dominicano es vista “todavía un largo intento”, según dijo una fuente al Daily News.

Las intenciones de los Yanquis por conquistar a Machado están claras. Pero en dado caso de que eso no se produzca, están cubiertos y es otro dominicano, Miguel Andújar, el que está llamado a competir por la esquina caliente. Él debutó en Grandes Ligas el pasado 28 de junio y cumple 23 años el próximo 2 de marzo.

Los Yanquis buscan adicionar más personal a su roster, luego de la figura de Giancarlo Stanton y eso puede dificultar, de momento, la adquisición de Machado.

Junto a Andújar está otro prospecto, Gleyber Torres. Ambos estarán en el cuadro de los Yanquis, y si bien el venezolano puede defender distintas posiciones, los dos se pueden disputar la tercera base.

La tarea difícil para Andújar es su defensa, no así su bate, aun cuando en el béisbol otoño-invernal de República Dominiana su ofensiva estuvo por debajo con un promedio de .185 en 18 partidos, producto de 12 indiscutibles en 65 turnos, un jonrón, cuatro empujada, cuatro boletos y nueve ponches. Lo básico, a la defensa sólo cometió un error. “Conocemos el jugador que es”, dijo Cashman al New York Post. “Lo vimos pasar de Doble A a Triple A, a Grandes Ligas el año pasado. Jugó tercera base en el Yankee Stadium. Él competirá. Se ha ganado el derecho de golpear la puerta, y tiene la oportunidad de derribarla. Si necesita más tiempo, lo obtendrá”, agregó.

El conjunto neoyorquino busca mantener su nómina bajo el umbral de impuestos de lujo de los 197 millones de dólares esta temporada, aun así también han mostrado interés en el derecho agente Yu Darvish, lo que complicaría ese límite económico. CSG

Suspensión de la jornada dominical complica aun más el estrecho calendario de la semifinal

SANTO DOMINGO. La suspensión, el domingo, de la jornada completa, estrechó el margen de días libres en el calendario de la ronda semifinal (todos contra todos) del campeonato de béisbol otoño invernal.

El domingo 7 de enero estaban señalados para jugar las Águilas Cibaeñas y los Tigres del Licey, en el Estadio Quisqueya y el de los Leones del Escogido y los Gigantes del Cibao, en el Julián Javier.

Para las Águilas es su segundo partido suspendido por lluvia en la capital, ya que el 26 su emparejamiento ante el Escogido fue pospuesto por la misma razón y se jugó el 4 de enero de este año, que resultó en una victoria para los escarlatas 10-5.

La agenda de juego marca como única fecha libre el próximo 11 de enero, fecha en que se jugará el clásico entre estos dos conjuntos. El calendario original señalaba como fechas libre el día 31 de diciembre de 2017, el primero de enero de 2018, el seis y el 11; pero el fuego acontecido el pasado 27 de diciembre, que afectó el Séptimo Cielo del Estadio Quisqueya obligó a replantear el programa de juego, por lo que sólo prevaleció el día 11 y los días libres previo a la final, 17 y 18, fueron ocupados con partidos entre Gigantes del Cibao y Leones del Escogido y Águilas Cibaeñas y Tigres del Licey, cada uno por día, respectivamente.

El partido del 17 se corresponde al del pasado 27 de diciembre y el del 18 al del pasado 28 de diciembre.

Así las cosas, con lo complicado del calendario, afectado por el clima, cualquier variedad de fecha traería en consecuencia partidos de doble cartelera.

A cada conjunto le quedan por delante, incluida la jornada del domingo, 10 encuentros, de los que el Licey tiene seis en su casa, los Leones cinco y las Águilas y los Gigantes cuatro cada uno.

Con la jornada del domingo incluida, el equipo que más partidos le resta en su casa es a los Tigres con seis (Águilas, el domingo 7 de enero, ahora el día 11/Escogido el 8/Gigantes el 12/Águilas el 14/Escogido el 16/Águilas el 18).

Los Leones tendrán en su casa cinco encuentros (Gigantes el 9/Águilas el 10/Licey el 13/Gigantes el 15/Gigantes el 17).

A las Águilas le restan cuatro con (Gigantes el 8/Licey el 9/Escogido el 12/Licey el 13).

Igualmente a los Gigantes le quedan cuatro (Escogido el 7, ahora el 11/Licey el 10/Escogido el 14/Águilas el 16).

Águilas y Gigantes son los equipos con más partidos en la ruta.

Tim Raines está convencido que Vladimir Guerrero llegará al Salón de la Fama

REDACCIÓN DL. Tim Raines está convencido de que no será el último miembro de los Expos en ser exaltado al Salón de la Fama del Béisbol. Raines cree que el dominicano Vladimir Guerrero podría ser exaltado tan pronto como este mismo año, explica en un reportaje en las páginas de MLB, bajo la firma de Bill Ladson.

“No estoy seguro si va a entrar con la gorra de los Expos o no”, dijo Raines recientemente. “Queda otro más (Larry Walker) y también jugué con él”.

Durante su carrera de 16 temporadas en las Grandes Ligas, que se extendió desde 1996 hasta el 2011 e incluyó estadías con los Expos, Angelinos, Rangers y Orioles, Guerrero jugó principalmente como jardinero, bateando .318 con 499 jonrones y 1,496 carreras empujadas. Fue convocado en nueve ocasiones al Juego de Estrellas.

Con 165 boletas dadas a conocer, el dominicano compila un 94.1%, segundo detrás de Chipper Jones quien lidera la clase del 2018 con un 98.2%.

Decir que Guerrero era un hombre al que le gustaba hacer swing sería un eufemismo. Por ejemplo, durante un juego ante los Orioles con los Angelinos en el 2009 conectó una pelota que pegó primero en el suelo y la mandó de hit hacia el jardín izquierdo.

Incluso como bateador designado, Guerrero fue lo suficientemente productivo para ayudar a los Rangers a llegar a la Serie Mundial del 2010. Fue el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2004 después de guiar a los Angelinos a la corona de la División Oeste de la Liga Americana. Dueño de uno de los mejores brazos entre los jardineros de su generación, retiró a 124 corredores en las bases.

“Podía correr, lanzar, era tan completo como podía ser una persona”, dijo el manager de los Angelinos Mike Scioscia, quien dirigió seis años a Guerrero. “Además, era un tremendo competidor, como pudimos ver cuando llegó aquí. Quería hacer las cosas bien y que al equipo le fuese bien”.

“Sé que cuando se unió a nosotros en el 2004 llegamos a la postemporada. Fue la primera vez para él. Nadie en las Grandes Ligas estuvo más entusiasmado que Vladimir Guerrero cuando tuvo su primera oportunidad de estar en los playoffs”.

A pesar de lo bueno que fue, Guerrero no fue exaltado al Salón de la Fama en su primer año de elegibilidad. Fue nombrado en el 71.7% de las boletas enviadas por los miembros de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica.

El anuncio del grupo del 2018 se hará el 24 de enero. La ceremonia de exaltación será el 29 de julio en Cooperstown, Nueva York.

“No tengo la más mínima duda de que es un Salón de la Fama”, dijo Scioscia. “Ha debido entrar en su primer año. Pero será un Salón de la Fama”.

La votación

Con 165 boletas dadas a conocer, el dominicano compila un 94.1%, segundo detrás de Chipper Jones quien lidera la clase del 2018 con un 98.2%.

Un jugador debe recibir al menos el 75% de los votos para ser seleccionado y cada miembro puede votar hasta por 10 candidatos. Con más de ese porcentaje figuran Jim Thome con un 93.5%; Edgar Martínez, 80.5%; Trevor Hoffman tiene un 78.7%.

Un total de 453 periodistas están acreditados para el sufragio. Los resultados finales serán dados a conocer el 24 de enero del 2018 a las 7:00 de la noche hora dominicana.

Guerrero figura por segunda vez en la boleta. En caso de su ingreso se convertiría en el primer dominicano jugador de posición que alcanza la inmortalidad. Los primeros fueron Juan Marichal y Pedro Martínez, ambos lanzadores.

Otros dominicanos en la boleta lejos de alcanzar el por ciento requerido son Manny Ramírez que tiene un 26.0% y Samuel Sosa con un 13.0%.

Sobre Vladimir Guerrero

De Guerrero ser inmortalizado sería el tercer dominicano en lograr el mérito y el primer jugador de posición.

El próximo 24 de enero se darán a conocer las votaciones de la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA, por sus siglas en inglés). Hay consenso en torno que el dominicano tiene los méritos para ser elegido al Salón de la Fama de Cooperstown.

El primero en llegar fue el lanzador Juan Marichal Sánchez, (Monstruo de Laguna Verde), como era conocido Marichal, que fue inmortalizado en el 1983, lo que marcó un precedente en la historia del béisbol de la Republica Dominicana, con su ingreso a Cooperstown que logró un 83.7% de la votación de la fecha.

Décadas después en la clase del 2015 es llevado a la inmortalidad el también lanzador Pedro Martínez Jaime (Pedro el Grande), para ser el segundo dominicano en lograr el mérito.

Números, premios y récords

El ex pelotero nativo de San Gregorio, San Cristóbal, tuvo 16 temporadas en las Grandes Ligas que inició con los Expos de Montreal en 1996 y finalizó con los Orioles de Baltimore en el 2011. Acumuló 449 jonrones, 1496 vueltas empujadas y finalizó con promedio de .318.

Entre los méritos sumados por Guerrero está el de Jugador Más Valioso de la Liga Americana (2004); Premio Edgar Martínez al Mejor Bateador Designado (2010); nueve veces All-Star (1999, 2000, 2001, 2002, 2004, 2005, 2006, 2007, 2010); ocho veces ganador del Silver Slugger Award (1999, 2000, 2002, 2004, 2005, 2006, 2007, 2010) y dos 2 veces Jugador del Año de Ligas Menores por los Montreal Expos (1995, 1996).

Además dos veces Jugador del Año de los Montreal Expos (1995, 1996), cuatro veces Jugador del Año de los Los Ángeles Angels of Anaheim (2004, 2005, 2006, 2007); dos veces Baseball America First-Team Major League All-Star OF (2000, 2004) y tres veces Baseball América Second-Team Major League All-Star OF (1998, 1999, 2005).

Jorge Mateo regresa con todo el poder

LEESBURG, Virginia — Con tan sólo 22 años de edad, Jorge Mateo ha experimentado los altibajos propios de un jugador con más tiempo como profesional.

Firmado como prospecto de lujo por los Yankees en el 2012, el torpedero dominicano dio destellos de su enorme talento en sus primeros años en el sistema de Nueva York, siendo líder de bases robadas a nivel de toda liga menor en el 2015. Sin embargo, un incidente de mala conducta que resultó en una suspensión interrumpió su trayectoria en la organización del uniforme rayado en el 2016, hasta el punto de que tuvo que perderse el Juego de las Futuras Estrellas.

Además, la llegada al equipo del venezolano Gleyber Torres en julio de impactó la condición de Mateo en la lista de prospectos de los Yankees ese mismo año.

No obstante, en el 2017 Mateo supo reponerse, ganarse el tan anhelado ascenso a Doble-A Trenton y cotizarse hasta el punto de que fue parte íntegra del cambio que envió a Sonny Gray de los Atléticos a los Yankees por el quisqueyano, James Kaprielian y Dustin Fowler.

“Me traté de enfocar más y traté de hacer el trabajo, porque (hubo) algunos malos comentarios y quería tratar de arreglar eso, tratar de mejorar”, dijo Mateo acerca de lo acontecido en los Yankees. “Cosas que pasan entre la organización. Gracias a Dios, nunca pasó de ahí. Fue algo que pasó con mala responsabilidad de uno, pero gracias a Dios estamos mejorando”.

Es poco decir.

Entre Clase-A Tampa y Trenton con los Yankees, más Doble-A Midland tras el paso a los Atléticos, Mateo bateó .267/.322/.459 en 129 partidos del 2017, con 30 dobles, 18 triples, 12 jonrones, 57 empujadas y 52 bases robadas. Utilizando una velocidad que es una de las más impresionantes en todo el béisbol profesional–entre sus tantas herramientas físicas–el oriundo de Santo Domingo ha vuelto a establecerse como un prospecto de alto calibre, siendo la promesa número 4 de los Atléticos en la lista de MLB Pipeline.

Mateo es uno de dos prospectos de cartel de Oakland en las paradas cortas, junto al venezolano Franklin Barreto, quien hizo su debut de Grandes Ligas en el 2017. El dominicano es capaz de jugar en la segunda base y en los jardines, aunque su preferencia sigue siendo el campo corto. Pase lo que pase a la defensa, la gerencia de los Atléticos ve con buenos ojos el progreso de Mateo.

“Tiene una velocidad que estorba al equipo contrario”, dijo el gerente general asistente de Oakland, Dan Feinstein. “Eso influye la forma en que el otro equipo tiene que prepararse para jugar contra él, y eso causa un gran impacto en los demás”.

De su parte, Mateo hizo sin problemas la transición al sistema de los Atléticos tras el canje.

“Para uno salir del equipo natal de uno, es un poco difícil, pero gracias a Dios nos estamos adaptando y le doy gracias a Dios por la oportunidad de ir a Oakland”, dijo Mateo, quien tras una participación con los Toros del Este en R.D. es parte del Rookie Career Development Program de MLB para prospectos cerca de hacer sus debuts en Grandes Ligas. “Me fue muy bien y los compañeros me recibieron muy bien. El manager, los coaches…me siento muy bien con cada uno de ellos”.

Y ellos con él.

“Es muy joven todavía, pero ya es un jugador dinámico con las cosas que es capaz de hacer”, dijo Feinstein. “Es un pelotero eléctrico, y lo está haciendo en una posición de lujo. Todas sus herramientas tienen posibilidades de ser de alto calibre. Su poder aún está en desarrollo, pero ya estamos viendo cómo eso podría resultar en jonrones en cifras dobles (a nivel de Grandes Ligas) en el futuro”.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación de Major League Baseball ni sus equipos.

Los Yankees interesados en Machado

NUEVA YORK – Los Yankees han dicho que no les daría reparo empezar la temporada del 2018 con par de novatos en su cuadro interior, pero el gerente general Brian Cashman también parece estar pendiente del antesalista de los Orioles, Manny Machado.

Aunque un traspaso luce poco probable por varios motivos, los Yankees volvieron a hablar con la novena de Baltimore esta semana con respecto a Machado, informó Jon Heyman de MLB.com. Los Yankees no han hecho comentario alguno sobre el informe.

Machado, quien ha sido convocado a cuatro Juegos de Estrellas, puede convertirse en agente libre después de la temporada del 2018 y no se espera que firme una extensión con los Orioles, por lo que el infielder de 25 años de edad ha generado mucha intriga en el mercado de cambios este invierno.

Los Yankees tendrían que ceder talento de lujo de su finca para convencer al dueño de Baltimore, Peter Angelos, de enviar a Machado a un rival del Este de la Liga Americana. Pero Nueva York es uno de los pocos equipos que podría llegarle al precio.

Machado bateó .259 con 33 jonrones y 95 remolcadas en 156 juegos por los Orioles en el 2017.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación de Major League Baseball ni sus equipos.

Nota tomada de:

Lasmayores.com

Beltré cumple 7 años de ser un Rangers

El 5 de enero del 2018 marca siete años de la llegada a los Rangers de Texas de uno de los peloteros más carismáticos, divertidos y talentosos que ha visto las Mayores. Se trata del dominicano Adrián Beltré, quien aterrizó en el equipo tejano luego de jugar por los Dodgers de los Ángeles (1998–2004), Marineros de Seattle (2005–2009) y Medias Rojas de Boston (2010).

Para celebrar la ocasión, compartimos con ustedes algunos de los recuerdos que Beltré nos ha dejado durante su paso por los Rangers. ¡Disfrútenlos!

10. La amistad con su compañero de equipo, el venezolano Elvis Andrus.

Si nos ponemos a destacar todos los momentos memorables entre Beltré y Andrus, esta nota no tendría fin. Las celebraciones de Beltré, en las que Andrus intenta tocarle la cabeza, o las repetidas “invasiones terrenales” a la defensa, son vistas con frecuencia en los estadios de la Gran Carpa, por lo que les mostraremos solamente algunas, ¿está bien?

9. Su carisma trasciende equipo y raíces: Su momento con el venezolano Félix Hernández.

8. Y cuando llega a la primera base, todos quieren saludarlo. Y como saben que no le gusta que le toquen la cabeza, pues…

7. Una de las expulsiones más raras que se han visto en un terreno de béisbol, protagonizada por Adrián (y por el árbitro).

6. Adrián Beltré es reconocido con el Premio MLB Esurance a la Personalidad del Año.

5. El “bailecito” en el plato de Beltré cuando recibe un lanzamiento muy pegado es imitado por muchos en la Gran Carpa.

4. El Beltré fiestero, captado “in fraganti” por la cámara de “Big Papi”, durante la renovación de los votos matrimoniales de Adrián en noviembre de 2017.

3. Un Beltré que lo ha ganado (casi) todo, afirma que sólo necesita un anillo de Serie Mundial para sentirse realizado.

2. Los jonrones de rodillas más famosos de todo Texas, un estilo único del oriundo de Santo Domingo.

1. El primer lugar de esta lista solamente lo puede ocupar el momento en el que Beltré llegó a 3,000 imparables de por vida en la Gran Carpa el 30 de julio frente a los fanáticos de los Rangers, en el Globe Life Park de Arlington, Texas.