Wander Samuel Franco encabeza a dominicanos en las firmas de julio 2

El primer día del periodo de firmas internacionales es uno de los más anticipados en el calendario del béisbol y la clase de este año cuenta con figuras que llaman la atención.

Los Rays lograron agregar al jugador número 1 en la lista de los mejores prospectos internacionales según MLBPipeline.com, el torpedero dominicano de 16 años de edad Wander Samuel Franco, sobrino del campocorto quisqueyano de los Padres, Erick Aybar.

Además de jóvenes peloteros de República Dominicana, México, Nicaragua, Panamá y Venezuela, firmaron peloteros de Aruba, Bahamas, Brasil, Colombia, Alemania, Holanda Corea del Sur y Taiwán.

Entre los mejores 30 prospectos de esta safra hay 12 dominicanos que son parte de las firmas de relevancia por parte de los equipos de MLB.

Lista de dominicanos
1. Wander Samuel Franco, SS, R.D. – Rays (US$3,825,000)
3. Jelfry Marte, SS, R.D. – Mellizos (US$3,000,000)
7. Luis García, SS, R.D. – Filis (US$2,500,000)
9. Julio Rodríguez, OF, R.D. – Marineros (US$1,750,000)
10. Ronny Mauricio, SS, R.D. – Mets (US$2,100,000)
11. Ronny Rojas, SS, R.D.
12. Ynmanol Maríñez, SS, R.D. – Marlins (US$1,500,000)
14. Larry Ernesto, OF, R.D. – Cerveceros (US$1,800,000)
17. Miguel Hiraldo, SS, R.D. – Azulejos (US$750,000)
18. Adrian Hernández, SS, R.D. – Mets (US$1,500,000)
21. George Valera, OF, R.D. – Indios (US$1,300,000)
29. Stir Candelario, OF, R.D.

José Ramírez y Marcell Ozuna figuran como titulares al Juego de Estrellas

NUEVA YORK — El relevo generacional se consolida en Grandes Ligas.

Carlos CorreaAaron JudgeMarcell Ozuna y José Ramírez sobresalen dentro del pelotón de 12 jugadores que el domingo fueron elegidos por primera vez como titulares para el Juego de Estrellas, a disputarse en Miami el 11 de julio.

“Es algo que sueñas desde niño, desde que toman en el draft, desde que firmas un contrato profesional”, dijo el puertorriqueño Correa, de 22 años.

Se trata de la mayor cantidad en ser seleccionados en la votación de los aficionados desde 1970.

Hace un año, en San Diego, la cifra de debutantes en los equipos titulares fue 11. Esa edición fue la última en que el conjunto de la liga ganadora obtuvo la ventaja de local en la Serie Mundial.

Tras una reforma en el nuevo contrato colectivo, la próxima Serie Mundial se pondrá en marcha en el estadio del equipo que tenga el mejor récord durante la temporada regular. El tamaño de los rosters también se redujo, de 34 a 32.

El as de los Dodgers Clayton Kershaw (ocho) y el receptor puertorriqueño de los Cardenales, Yadier Molina (siete), son los que más selecciones tienen. Miguel Cabrera, el toletero venezolano de los Tigres, no fue tomado en cuenta por primera vez desde 2009.

Con el mejor récord en Grandes Ligas, los Astros (56-27) contarán con cinco representantes en el Juego de Estrellas –su mayor cantidad desde 1994. El segunda base venezolano José Altuve y el jardinero George Springer son los otros titulares. También fueron seleccionados por los abridores Dallas Keuchel y Lance McCullers Jr.

“Hemos estado jugado una gran pelota”, dijo Correa, quien figura dentro de los 10 mejores de la Liga Americana en cuanto a bateo, carreras impulsadas, hits, jonrones, embasado y OPS. “Será una experiencia que nunca voy a olvidar”.

Además, los Indios, Yanquis y Nacionales tendrán a cinco jugadores en Miami.

Sólo un pelotero fue seleccionado de los Cachorros de Chicago, los vigentes campeones de la Serie Mundial que marchan con una marca de 41-41 tras la jornada dominical. Ese es su cerrador Wade Davis, quien no formó parte del equipo que en 2016 acabó una sequía de 108 sin ganar la Serie Mundial. Los Cachorros contaron con siete representantes en el último Juego de Estrellas.

“Los resultados de la votación son los pertinentes”, dijo el manager de los Cachorros Joe Maddon, quien dirigirá al equipo de la Liga Nacional. “No hemos tenido la misma clase de año que el anterior, así que es una votación acertada y justa”.

El jugador que más votos recibió fue el jardinero Bryce Harper (Nacionales), con 4,63 millones. Sus otros compañeros de equipos seleccionados fueron el segunda base Daniel Murphy y el primera base Ryan Zimmerman, ambos como titulares. Los abridores Max Scherzer y Stephen Strasburg estarán en la dotación de lanzadores.

Esta será la tercera edición seguida en la que los Dodgers cuentan con un novato en el roster de la Nacional. El primera base/jardinero Cody Bellinger, quien lidera la Nacional con 24 jonrones, sigue los pasos de Joc Pederson (2015) y Corey Seager (2016).

El actual líder de jonrones de la Liga Americana es Judge, el jardinero de los Yanquis que acumula 27. Judge fue el más popular en la Americana, con 4,49 millones.

Judge y Bellinger forman parte del grupo de 23 jugadores que por primera ocasión acudirán al denominado clásico de mitad de temporada, además de estar entre los 30 seleccionados que tienen 27 años o menos.

La República Dominicana (10) es el país extranjero con más participantes, incluyendo al jardinero Ozuna (Marlins) y el tercera base Ramírez (Indios). Otros debutantes dominicanos son el pitcher Luis Severino y el receptor Gary Sánchez (ambos de los Yanquis) y el tercera base Miguel Sanó (Mellizos).

Ramírez rebasó a Sanó en los últimos días de la elección, imponiéndose por apenas 54.000 votos.

Venezuela tendrá a cuatro representantes. Aparte del Altuve y el receptor Salvador Pérez (Reales), los jardineros Ender Inciarte (Bravos) y Avisail García (Medias Blancas) van por primera vez.

El jardinero de los Marlins Giancarlo Stanton irá como reserva y procurará repetir en su estadio como campeón del Derby de Jonrones, el 10 de julio. Bellinger confirmó su participación, pero Correa descartó hacerlo.

Será una semana increíble”, dijo Stanton. “Iba a ser una semana fantástico, pero esto la hace mucho más divertida”.

En cuanto a omisiones de relieve se destacaron los nombres de los pitchers Carlos Carrasco, Iván Nova, Roberto OsunaAlex Wood y Jacob deGrom. Tampoco fueron elegidos Andrelton Simmons y Anthony Rizzo.

Todavía hay una plaza por cubrir en cada equipo, la cual se decidirá en una votación por Internet. El venezolano Elvis AndrusXander BogaertsDidi GregoriusLogan MorrisonMike Moustakas pugnan por la de la Americana, mientras que Justin BourKris Bryant, Anthony Rendón, Mark Reynolds y Justin Turner lo harán en la Nacional.

La Americana ganó las últimas cuatro ediciones y tuvo marca de 11-3 en los años que el clásico determinó la localía del Juego de Estrellas.

El Marlins Park albergará el Juego de Estrellas por primera vez.

LIGA AMERICANA

Titulares
1B Justin Smoak, Azulejos
2B José Altuve, Astros
SS Carlos Correa, Astros
3B José Ramírez, Indios
C Salvador Pérez, Reales
BD Corey Dickerson, Rays
OF Aaron Judge, Yankees
OF Mike Trout, Angelinos
OF George Springer, Astros

Lanzadores
Dellin Betances, Yankees
Yu Darvish, Rangers
Michael Fulmer, Tigres
Dallas Keuchel, Astros
Craig Kimbrell, Medias Rojas
Corey Kluber, Indios
Lance McCullers Jr., Astros
Andrew Miller, Indios
Chris Sale, Medias Rojas
Ervin Santana, Mellizos
Luis Severino, Yankees
Jason Vargas, Reales

RESERVAS
C Gary Sánchez
Yonder Alonso, Atléticos
INF Starlin Castro, Yankees
INF Francisco Lindor, Indios
INF Miguel Angel Sanó, Mellizos
INF Jonathan Schoop, Orioles
OF Mookie Betts, Medias Rojas
OF Michel Brantley, Indios
OF Avisaíl García, Medias Blancas
BD Nelson Cruz, Marineros

LIGA NACIONAL

Titulares
1B Ryan Zimmerman, Nacionales
2B Daniel Murphy, Nacionales
SS Zack Cozart, Rojos
3B Nolan Arenado, Rockies
Buster Posey, Gigantes
OF Bryce Harper, Nacionales
OF Charlie Blackmon, Rockies
OF Marcell Ozuna, Marlins

Lanzadores
Wade Davis, Cachorros
Zack Greinke, D-backs
Brad Hand, Padres
Greg Holland, Rockies
Kenley Jansen, Dodgers
Clayton Kershaw, Dodgers
Corey Knebel, Cerveceros
Carlos Martínez, Cardenales
Pat Neshek, Filis
Robbie Ray, D-backs
Max Scherzer, Nacionales
Stephen Strasburg, Nacionales

RESERVAS
C Yadier Molina, Cardenales
INF Paul Godlschmidt, D-backs
INF Josh Harrison. Piratas
INF Jake Lamb, D-backs
INF DJ LeMahieu, Rockies
INF Corey Seager, Dodgers
INF Joey Votto, Rojos
INF Cody Bellinger, Dodgers
OF Michael Conforto, Mets
OF Ender Inciarte, D-backs
OF Giancarlo Stanton, Marlins

Miguel Andújar hace historia con los Yankees

Parece que las joyas de la quisqueya no paran de salir… El prospecto dominicano debutó este miércoles en la Mayores, y vaya forma de hacerlo.

Miguel Andújar conectó tres hits y remolcó cuatro carreras en su debut en las Grandes Ligas, siendo el primer novato en la historia de los bombarderos en lograr dicha hazaña. Además Aaron Judge disparó su 27mo jonrón y unos Yankees en horas bajas aplastaron el miércoles 12-3 a los Medias Blancas de Chicago.

Andújar dejó una buena impresión tras ser convocado de la Triple A luego de la baja de Matt Holliday por enfermedad. El dominicano dio a Nueva York una ventaja de 3-0 con un sencillo de dos carreras ante Carlos Rodón en el primero. Además, pegó otro sencillo en el tercero, recibió un boleto en el octavo y remolcó dos más con un doble en el noveno.

El cuadrangular de dos anotaciones de Judge coronó un sexto inning con cinco llegadas al plato ante el relevista Jake Petricka, que abrió distancias tras el 3-2 inicial. Nueva York se anotó un contundente triunfo tras perder 11 de 14.

Los Medias Blancas encajaron su octava derrota en 10 fechas, con Rodón (0-1) sufriendo en el montículo en su estreno esta temporada. El manager de Chicago, Rick Renteria, volvió a ser expulsado.

Masahiro Tanaka (6-7) trabajó seis innings para su primera victoria desde el 8 de mayo. El derecho admitió dos carreras y seis hits tras una foja de 0-6 en ocho aperturas previas.

Por los Yanquis, los dominicanos Gary Sánchez de 5-0; Miguel Andújar de 4-3, con cuatro impulsadas. El venezolano Ronald Torreyes de 5-1, con una anotada y una impulsada.

Cachorros suben a prospecto dominicano

Jeimer Candelario viene de Triple-A Iowa

Los Cachorros subieron al infielder dominicano Jeimer Candelario desde Triple-A Iowa y enviaron a dicha sucursal al derecho Dylan Floro.

Candelario, de 23 años de edad, empieza ahora su segunda estadía con el equipo grande de Chicago. En seis juegos a nivel de Grandes Ligas al principio de esta temporada, el joven bateó .143 (21-3) con un doble y dos empujadas.

Con Iowa, Candelario lleva promedio de .274 en 63 partidos, con 22 dobles, tres triples, nueve jonrones y 41 impulsadas.

Latinos que podrían ver sus números retirados en MLB

Los Medias Rojas de Boston retiraron el #34 que usó el legendario bateador designado dominicano David Ortiz, el vigésimo pelotero latinoamericano con su número puesto fuera de circulación en las Grandes Ligas de Estados Unidos, incluyendo tres cuyas ceremonias están pendientes.

Por nacionalidades, los latinos con sus camisetas retiradas en el béisbol mayor son ocho puertorriqueños, cinco cubanos — incluyendo un cubanoamericano — tres dominicanos, dos panameños y dos venezolanos.

Los boricuas son Bernie Williams y Jorge Posada (#51 y #20, Yankees de Nueva York), Roberto Clemente (#21, Piratas de Pittsburgh), Orlando Cepeda (#30, Gigantes de San Francisco), Roberto Alomar (#12, Azulejos de Toronto), Iván Rodríguez (#7, Vigilantes de Texas) y Edgar Martínez (#11, Marineros de Seattle). Las ceremonias de Rodríguez, quien fue electo para entrar este año al Salón de la Fama de Cooperstown, y Martínez, están progradamas para el 12 de agosto.

Los cubanos son Tony Oliva (#6, Mellizos de Minnesota), Minnie Miñoso (#9, Medias Blancas de Chicago), Luis González (#20, Diamondbacks de Arizona), Tany Pérez (#24, Rojos de Cincinnati) y el fallecido José Fernández (#16, Marlins de Miami). Los Marlins anunciaron el retiro del jersey inmediatamente después del fallecimiento del lanzador en un accidente de bote el año pasado, pero aún no convocan a una ceremonia para tales fines.

Los quisqueyanos Juan Marichal (#27, San Francisco), Pedro Martínez y Ortiz (#45 y #34, Boston); los panameños Rod Carew (#29, Angelinos de Los Angeles y Minnesota) y Mariano Rivera (#42, Yankees) y los venezolanos Luis Aparicio (#11, Medias Blancas) y David Concepción (#13, Cincinnati).

¿Cuáles son los latinoamericanos que están en la fila para recibir semejante honor en los próximos años? ¿Cuáles deberían ser considerados, incluso si para que ocurra sus equipos deberán modificar algunas reglas internas o simplemente dejar algunas disputas en el pasado en beneficio de la historia? Esta es mi lista.

#1 Tony Fernández, Azulejos de Toronto: Es sencillamente ridiculo que el dominicano no tenga su #1 retirado en la organización de los Azulejos. Fernández, el mejor torpedero en la historia de la franquicia canadiense, bateó .297 con 291 dobles, 72 triples, 172 bases robadas, 613 impulsadas y 704 anotadas en 12 temporadas con el club.

“Cabeza” ganó cuatro Guantes de Oro, acudió a tres Juegos de Estrellas y asistió a cuatro postemporadas–incluyendo en 1993, cuando Toronto ganó su segunda Serie Mundial consecutiva– y fue un ejemplo a seguir, dentro y fuera del terreno.

Fernández y su compatriota George Bell y los puertorriqueños Roberto Alomar y Carlos Delgado se encuentran en el “Nivel de la Excelencia”, un reconocimiento que solamente ostentan 10 personas en la historia de los Azulejos, pero solamente Alomar — electo al Salón de la Fama en 2011 — tiene su número oficialmente retirado.

#5 Albert Pujols, Cardenales/Angelinos: Uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, disfrutó con los Cardenales la mejor primera década de cualquier carrera en Grandes Ligas. En San Luis, Pujols fue Novato del Año, tres veces Jugador Más Valioso, nueve veces Todos Estrellas y bateó .328 con 445 jonrones y 1,329 carreras impulsadas en 11 temporadas.

Incluso si su carrera ha sufrido un bajón desde que firmó su contrato de $240 millones de dólares por 10 años con los Angelinos, Pujols podría acumular estadísticas que le garantirán que su número también sea retirado en Anaheim.

#21 Sammy Sosa, Cachorros de Chicago: Excepto por una batalla de egos entre Sosa y el propietario del equipo y porque los Cachorros solamente retiran camisetas de jugadores en el Salón de la Fama, no hay una sola razón para que el #21 de Sosa no esté ondeando en Wrigley Field, junto a los de Ron Santo (#10), Ernie Banks (#14), Ryne Sandberg (#23), Billy Williams (#26), Fergie Jenkins y Greg Maddux (#31).

Sosa bateó 545 de sus 609 jonrones en las ligas mayores con el uniforme de Chicago, donde jugó 13 de 18 temporadas. El #21 fue Jugador Más Valioso, nueve veces Todos Estrellas, logró tres temporadas de 60 cuadrangulares y escenificó con Mark McGwire la batalla más legendaria de vuelacercas.

#29 Adrián Beltré, Vigilantes: El dominicano alcanzará los tres mil hits esta temporada y con un contrato vigente hasta el 2018, tendrá una buena oportunidad de acercarse a los 500 cuadrangulares. Estamos hablando de un tercera base con cinco Guantes de Oro y dos Guantes de Platino.

En siete temporadas con Texas, Beltré batea .307 con 170 jonrones, 581 remolques, tres Juegos de Estrellas, tres Guantes de Oro y dos Guantes de Platino. Los únicos números retirados en la franquicia son los de Iván Rodríguez (#7), el manager Johnny Oates (#26) y Nolan Ryan (#34).

Seattle confía en el regreso de Canó

SEATTLE — A pesar de la justificada preocupación que hay alrededor de una rotación de los Marineros que se ha visto diezmada por las lesiones, no es sólo el pitcheo lo que está afectando al club, que el martes comenzará una gira de ocho juegos en la carretera.

Desde que el dominicano Robinson Canó fue inhabilitado debido a una distensión muscular en el cuádriceps derecho, los Marineros han anotado apenas 30 carreras en 11 juegos, un período en el que batean .203 a nivel colectivo. No es una buena receta cuando eso se combina con un cuerpo monticular que tiene la peor efectividad (4.86) de la Liga Americana.

Pero el equipo volverá a contar con Canó el martes para iniciar la gira ante los Nacionales en Washington y ése es un motivo de optimismo.

“Un par de muchachos se ha enfriado y pienso que esto nos recuerda el impacto que tiene Robinson en nuestra ofensiva”, dijo el manager de los Marineros, Scott Servais. “Permite que el resto de sus compañeros esté en el lugar adecuado. Y simplemente no hemos generado mucha ofensiva, ni hemos tenido mucho tráfico en las bases. Ha sido una lucha.

“Tuvimos al primer bateador en base (en cinco de los primeros seis innings el domingo ante los Medias Blancas) y bien sea por un roletazo para dobleplay, o porque no podemos hacer mucho, pero no ha habido ritmo en nuestro lineup. Sin embargo, poner a nuestro hombre grande otra vez en el tercer puesto va a ayudar, ciertamente”.

El también dominicano Nelson Cruz, cuyo jonrón solitario fue la única carrera de Seattle el domingo, recibirá con los brazos abiertos al que batea por delante de él en la alineación.

“Es como si fuese un equipo distinto cuando él no está aquí”, dijo Cruz. “Será bueno tenerlo de regreso”.

Sin el bateador designado en la Liga Nacional, Cruz estará en el lineup como jardinero derecho el martes por primera vez esta temporada. Estuvo ausente para dos juegos en Filadelfia durante la última gira para no arriesgar su adolorida corva derecha, pero ahora está lo suficientemente sano como para aportar a la defensa.

“Sin dudas, lo necesitamos ahí”, dijo Servais sobre Cruz. “Vamos a ponerlo en el primer juego y veremos cómo salen las cosas. No sé si jugará los tres días, pero quizás dos de tres. Necesitamos su bate, no hay dudas de eso. Es una gran parte de nuestra ofensiva y además tiene ganas de jugar a la defensa”.

Los Marineros necesitan tantos bates como sea posible en sus duelos ante Nacionales y Rockies, dos de los mejores equipos de la Liga Nacional este año. Y además, Seattle tendrá otros tres encuentros en el Fenway Park. No es una tarea sencilla cuando tienes a tus cuatro principales abridores en la lista de lesionados y vienes de perder tres duelos seguidos por un margen combinado de 26-3.

“Los muchachos están frustrados”, dijo Servais. “Están decepcionados. Sabemos que estamos pasando por un mal momento. Pero tenemos que seguir peleando y luchando para encontrar la forma de salir de esto. Las últimas dos noches han sido decepcionantes. Pero tenemos el día libre (el lunes), nos recompondremos, Robinson volverá al lineup y veremos si podemos encender nuestra ofensiva y lograr que el pitcheo abridor mantenga los juegos cerrados”.

¿Por qué Manny Machado decidió jugar por República Dominicana?

¿Por qué Estoy Jugando para la República Dominicana?

Cuando yo era pequeño, mi abuelo me despertaba a las seis todas las mañanas para darme un vaso de leche tibia. Él tenía un régimen muy estricto. Se levantaba a las cuatro todas las mañanas y se dormía a las seis todas las noches. Traerme la leche en la mañana era simplemente parte de su rutina.

Y también era la única forma en la que él podía hacer que yo tomara leche.

A esa edad, yo odiaba la leche. Era solo un niño. Quería dormir. Pero ahora… es divertido pensar en cosas así cuando eres mayor. Esas pequeñas cosas que te molestaban tanto, se convierten en tus recuerdos favoritos. En esas cosas que nunca olvidas.

La mayoría de mis partidos de béisbol cuando era joven eran en la noche, y como mi abuelo se dormía a las seis todas las noches, no tuvo muchas oportunidades de verme jugar. Pero cuando yo llegaba a la casa después de mis juegos, siempre le tocaba la puerta y lo despertaba. Me asomaba en el cuarto para contarle como me había ido.

“Psst… Abuelo… Hoy bateé de 4, 2 e hice una buena jugada defensiva”

“Que bien Manny!” me decía. ¿Tocaste la pelota? ¿Practicaste tocar la pelota hoy?”

null

El siempre hablada de tocar la pelota. Yo no entendía por qué. Era un niño. Yo quería batear jonrones, robar bases, deslizarme y llenarme de tierra. Yo no quería tocar la pelota. Pero mi abuelo siempre me decía que yo no podía solo ser un buen bateador y un buen jardinero, pero que tenía que ser un jugador completo. Todos los detalles eran importantes para él.

“Si tú quieres ser un gran jugador y llegar a ser profesional algún día, tienes que saber cómo tocar la pelota. Si no sabes tocar la pelota, nunca vas a llegar a las grandes ligas.”

“O.K. Abuelo, buenas noches”

Luego me iba a dormir. Y veía a mi abuelo otra vez a las seis de la mañana cuando me traía mi leche.

Mi abuelo es una de las razones por las que me enamoré del béisbol, porque él amaba tanto el deporte. El creció en la ciudad de La Vega, en República Dominicana y él siempre deseó que yo jugara en la liga invernal para su equipo favorito, los Tigres del Licey. Él quería que yo jugara en las grandes ligas porque siempre fue mi sueño y también porque ayudaría a mi familia a vivir una vida mejor, pero él también quería que yo jugara en Dominicana si tenía la oportunidad o que representara a Dominicana de alguna forma.

Así que será un poco agridulce cada vez que entre el campo con la Republica Dominicana en el Clásico Mundial de Béisbol este año. Sera un gran honor poder representar el país de donde viene mi familia.

Pero estoy triste que mi abuelo ya no está para poder verme.

 

La cultura Dominicana está basada en la familia. La familia lo es todo para nosotros, y para nosotros todos los Dominicanos son familia.

Te daré un ejemplo.

La primera vez que los Orioles me llamaron para jugar con el equipo grande en el 2012, uno de nuestros primeros viajes fue a Texas para jugar contra los Rangers. Yo había conocido a Nelson Cruz unos años antes, un jugador Dominicano. Él está pendiente de todos los jugadores jóvenes latinos. Es un gran mentor. Lo llamamos Papá.

Cuando llegamos a Texas y entramos al vestuario, habían dejado comida en mi armario: arroz con habichuelas, pollo, plátanos… comida de la buena. Le pregunte a uno de los que trabaja en el vestuario para quien era la comida. Me dijo que para mí. Y le pregunte quien la había traído.

Me dijo que había sido Nelson.

El día siguiente, había mas comida. Esta vez, arroz con habichuelas y carne. Y claro, no se le olvidaron los plátanos.

Fue un gesto increíble de Nelson de salir de su camino de esa forma para recibirme y hacerme sentir cómodo. Él es la persona más buena y generosa que puedas conocer. Él es Papá. Él es Dominicano. Y eso es lo que hacemos nosotros: Somos una gran familia y nos cuidamos entre nosotros.

Yo estaba emocionado cuando Nelson vino a Baltimore en el 2014 y tuve la oportunidad de jugar con él. Y estoy aún más emocionado de jugar con él y representar a nuestro país en el CMB.

 

Manny Machado at his home during Spring Training on February 22, 2017 in Sarasota, Florida. (Photo by Taylor Baucom/The Players’ Tribune)

Antes de que anunciaran las alineaciones el mes pasado, vi a un analista poner un modelo de la posible alineación de Estados Unidos. En el campocorto: Manny Machado. Y el resto del roster era buenísimo. Cuando vi mi nombre al lado de jugadores como Buster Posey, Giancarlo Stanton, y mi compañero de equipo Adam Jones, pensé, Woao, ese equipo es buenísimo.

En el 2009, cuando yo tenía 17 años, jugué para el equipo de Estados Unidos en los juegos Panamericanos porque el equipo Dominicano no clasificó. Ganamos 8 partidos sin perder, ganando la medalla de oro, y fue una de las mejores experiencias de mi vida. Pero este año, cuando decidí jugar en otra competencia internacional, el CMB, tenía mi mente hecha en jugar con la Republica Dominicana.

Pensé en mi mama, ella está muy orgullosa de ser Dominicana y es una fanática del béisbol. Ósea, ella está loca. A veces le tengo que decir que pare de ver béisbol porque eso es todo lo que hace. En la temporada baja, siempre me quiere hablar de béisbol, y yo tengo que decirle “Mamá, es la temporada baja, no quiero hablar de béisbol.” Ella siempre ha amado el deporte.

Ella trabajó básicamente todos los días de mi niñez, de 8 a.m. a 6 p.m. para asegurarse que nuestra familia – mi hermana, mis abuelos y yo – tuviéramos comida en la mesa y ropa nueva cuando nos hiciera falta. No diría que éramos pobres, pero no teníamos demasiado dinero. Y ella trabajo muy duro para asegurarse de que tuviéramos todo lo que necesitáramos.

También está mi tío Gio. Él y mi abuelo fueron mis figuras paternas. Si tuve una relación con mi padre cuando estaba creciendo, pero él no vivía con nosotros y no era parte de mi vida diariamente. Mi tío fue el que me enseñó cómo arreglar cosas y quien me enseñó a manejar.

Él también fue el me enseñó a jugar béisbol.

 

 

Él vivía justo al frente de nosotros, y todos los días cuando él llegaba de trabajar, yo lo esperaba al frente de su casa con mi guante y mi bate. Incluso antes que se cambiara de ropa, o cenara, nos poníamos a lanzar al frente de la casa. Luego él se iba a cambiar y después me llevaba a los campos de béisbol desde las 7 p.m. hasta las 10 p.m. Me bateaba rodados por horas. Me ponía contra la reja, y se para a 10 pies – o hasta más cerca – y bateaba líneas durísimas, una detrás de otra.

Yo tenía siete, ocho, nueve años, y él me bateaba misiles. “Aquí viene Manny. Más vale que la atrapes.”

Yo le decía “¿Estás loco?, ¿Me quieres matar?”

Pero él no estaba tratando de matarme. Él quería que yo mejorara. Llegaba a la casa con golpes y morados en los brazos, y creo que eso me volvió más fuerte. También pienso que hoy en día soy bueno en defensa por esas noches que pasaba practicando con mi tío.

Él también me enseñó a dirigir la pelota cuando bateo, por accidente. Digo “por accidente” porque si había algo que yo odiaba hacer cuando practicábamos, era recoger todas las pelotas después de una ronda de bateo. Tomaba demasiado tiempo, y me tocaba agacharme una y otra vez por todo el campo. Así que empecé a intentar batear la pelota al mismo sitio todas las veces para que fuera más fácil recogerlas después, y me volví bastante bueno en hacer eso.

Mi tío no solo me enseñó a jugar, y me enseñó a ser duro, él puso mucho tiempo para trabajar conmigo. Él fue mi primer entrenador, y no creo que estuviera donde estoy si no fuera por él.

 

Manny Machado at his home during Spring Training on February 22, 2017 in Sarasota, Florida. (Photo by Taylor Baucom/The Players’ Tribune)

Y claro, cuando pensé en la oportunidad de jugar por la Republica Dominicana, pensé en mi abuelo.

Para cuando terminé mi penúltimo año de bachillerato, mi abuelo ya estaba muy enfermo. Ese verano viajé bastante jugando béisbol antes de mi último año de bachillerato, y no lo pude ver mucho. Cuando empecé clases ese año, él se estaba sintiendo mejor, y me decía “Te voy a ir a ver jugar Manny. Te quiero ver jugar una vez más antes de irme.”

Unos meses después, mi abuelo murió a los 82 años. Era noche buena del año 2009, justo antes que empezara mi última temporada de bachillerato. Nunca me pudo ver jugar esa última vez. Tampoco estuvo cuando cumplí mi sueño de ser seleccionado en el draft el verano siguiente. No estuvo cuando debuté en las Grandes Ligas. Hasta el sol de hoy y en todos los partidos que juego, cuando entro al campo por primera vez, me agacho y escribo las iniciales F.N. en la tierra.

Francisco Nunez.

Mi abuelo.

Hago esto para recordarme que, aunque él no esté ahí para verme jugar, él siempre está a mi lado.

 

Dellin Betances, of the New York Yankees, with the Dominican Republic National Team, preparing for the 2017 World Baseball Classic in Bradenton, Florida.

Como dije antes, mi abuelo fue mi figura paterna, y mi amor por el béisbol viene por su amor por el béisbol. Si estuviera vivo, creo que estaría orgulloso de mi. He trabajado duro para ser una buena persona y para ser el mejor jugador de béisbol que puedo ser, y estoy viviendo mi sueño.

Y me volví bastante bueno tocando la pelota.

Cuando llegó el momento, no tenía que tomar ninguna decisión. No había ninguna forma en la que pudiera rechazar la oportunidad de representar a la Republica Dominicana en el CMB. Está en mi sangre. Quiero hacerlo por mi madre, por mi tío y por todos los que me han ayudado en mi carrera.

Pero más que nada, quiero hacerlo por mi abuelo.

Honestamente, si él estuviera aquí para verme jugar en el CMB, no creo que pudiera describirlo con palabras. Y eso estaría bien, porque la única palabra importante cuando me ponga la camiseta será la del país en el pecho – Dominicana –.

Gracias, Abuelo.

Esto es por ti.

MANNY MACHADO / CONTRIBUTOR

Instant classic. #WBC2017 (via @wbcbaseball)

A post shared by MLB ⚾ (@mlb) on

Dominicana se marcha invicta a la segunda ronda

No fue fácil, pero los campeones reinantes del Clásico Mundial de Béisbol están un paso más cerca de defender su título. La República Dominicana completó su invicto seguido en el grupo al jugar el domingo y ahora se trasladará a San Diego después de la celebración de un incesante equipo de Colombia, 10-3, en 11 entradas en Marlins Park.

El momento que cambio todo:

El sencillo de dos carreras de Welington Castillo, William Cuevas, llevó a casa la carrera de go-ahead en lo que terminó como un once de dominación dominicano, impulsado por la regla del Clásico que coloca a los corredores primero y segundo en la 11ª entrada. El heroísmo de Castillo encabezó una extraordinaria actuación de dos entradas para el receptor, que jugó un gran papel en el salvamento del juego para los dominicanos en el noveno, cuando hizo una etiqueta excepcional en el plato para completar un doble juego y enviar el juego a extras. El doblete de tres carreras de Jean Segura, más adelante, en el undécimo, rompió el juego y evitó que Colombia, que volvió a remontar durante toda la tarde, volviera a hacerlo.

Cobertura del juego:

Los dominicanos terminaron el juego de la grupo por 3-0, evitando estrechamente una situación de pesadilla con la victoria. Si Colombia hubiera robado el juego de los favoritos, habría avanzado automáticamente a la segunda ronda, mientras potencialmente forzando a la D.R. Para jugar un desempate con los Estados Unidos, que también podría terminar 2-1 con una victoria contra Canadá esta noche. En cambio, Colombia cae a 1-2 y necesita a Canadá para molestar a los estadounidenses por sus esperanzas clásicas de seguir con vida.

Si el domingo fue el último momento clasificatorio de Colombia, el primer clasificado marcó bastante en el torneo al empujar a los campeones defensores al borde. Comenzando su victoria sobre los Estados Unidos el sábado, el D.R. No parecía estar seriamente empujado por Colombia, un equipo formado mayormente por Ligas Menores sin experiencia en Grandes Ligas.

La alineación dominicana el domingo incluyó cinco All-Stars de la MLB, con dos más en el banquillo y cinco más en el bullpen. Sin embargo, Colombia se recuperó de un déficit de 3-1, utilizando el RBI de Mauricio Ramos doble a pulgada más cerca en el sexto y el jonrón de Jorge Alfaro en octavos de final de Fernando Rodney para empatar.
Colombia luego cargó las bases contra Hansel Robles en la parte baja de la novena, pero se acercó unas pocas pulgadas cuando Oscar Mercado fue etiquetado en el plato por Castillo en un lanzamiento de Jose Bautista, el final de una dramática doble jugada que envió el juego A extras y provocó múltiples expulsiones.

La alineación de los dominicanos en todo el mundo manejó muy poco contra cuatro relevistas colombianos mientras tanto. Después de que el abridor Nabil Crismatt permitió tres carreras en las tres primeras entradas, Karl Triana, Ernesto Frieri, Dayan Díaz y Tayron Guerrero combinaron para lanzar siete innings de socorro sin anotación que hizo posible el regreso de Colombia. Pero los murciélagos dominicanos se despertaron en el 11, cuando RBI bateó por Castillo, Segura y Carlos Santana resultó en un resultado final que no se acerca a encapsular el drama.
Con una lista llena de estrellas y un seguidor rabioso que inundó el Parque de los Marlins este fin de semana, los dominicanos trajeron expectativas de dominio en este Clásico. Hasta ahora, han cumplido con esas expectativas, terminando el juego en el gruo, superando a sus tres oponentes con un global de 26-8

Perreo de Alfaro a Fernando Rodney

El Colombiano Jorge Alfaro conectó cuadrangular para empatar el juego en el octavo episodio y emito a Fernando Rodney lanzando una flecha.

Observa el vídeo aquí:

Jorge Alfaro … savage. #WBC2017

Una publicación compartida de WorldBaseballClassic (@wbcbaseball) el

El Big Papi visita a la tropa Dominicana

El equipo dominicano recibió la visita del “Big Papi” en el dogaot durante el juego ante el seleccionado de Colombia.