Eduardo Nuñez brilla con los Red Sox

CLEVELAND – Cuando los Medias Rojas adquirieron al versátil Eduardo Núñez en un canje con los Gigantes a finales de julio, fue con la idea de que el infielder dominicano ayudara a llenar el hueco que quedó en la tercera base tras el fracaso del venezolano Pablo Sandoval. Los Patirrojos acababan de subir al antesalista quisqueyano Rafael Devers desde ligas menores con el mismo objetivo, pero buscaban reforzarse en caso de que el novato no fuese capaz de manejar la esquina caliente.

Pero ante el trueno que ha aportado Devers y la ausencia del intermedista Dustin Pedroia, quien se encuentra inhabilitado por una lesión en la rodilla izquierda, ha sido en la segunda base donde la presencia de Núñez ha sido crucial. Y a la vez, el veterano ha sobresalido de manera inesperada con el madero. ¬¬¬

Antes de integrarse a la novena de Boston, Núñez había visto acción como intermedista en apenas 29 juegos a nivel en Grandes Ligas y solamente 16 como titular. En lo que va de la temporada, el oriundo de Santo Domingo ya ha disputado 15 juegos como segunda base titular de los Medias Rojas.

“Estábamos adquiriendo a un muchacho que estaba poniendo buenos swings y era un bateador de Grandes Ligas probado”, dijo el manager de Boston, John Farrell, acerca de Núñez. “La versatilidad defensiva probablemente fue el factor decisivo, porque nos permitía llenar huecos y darles días libres [a otros jugadores]. Ahora estamos tratando de encontrar la manera de darle respiros a él”.

De su parte, Núñez dice estarse adaptando bien a la intermedia.

“Mucho mejor”, dijo Núñez, de 30 años de edad, al respecto. “Ya estoy más familiarizado con la segunda base”.

Núñez también se ha hecho sentir en la alineación de los Patirrojos. En 21 compromisos por Boston, batea .330 con cinco jonrones y 18 remolcadas. El martes, el dominicano se desató con el madero, remolcando cinco carreras con un doble y un bambinazo en la victoria de los Medias Rojas por 9-1 sobre los Indios.

“Ha dado la cara en ciertas situaciones, en momentos apremiantes de los juegos”, dijo Farrell al referirse a Núñez.

De su parte, tras comenzar la temporada con San Francisco, club que ahora mismo se encuentra en el sótano de su división, a Núñez lo entusiasma formar parte de un equipo puntero que aspira a llegar lejos en la postemporada.

“Eso es todo lo que un pelotero quiere que pase, ir a una Serie Mundial”, dijo Núñez, quien batea .313 en 97 juegos entre los Gigantes y los Medias Rojas esta temporada. “[Me siento] bien halagado y contento por esta oportunidad que me han dado Boston y Dios. Y nada, a seguir trabajando para poder llegar hasta el final”.

Encarnación en busca de un anillo con Cleveland

CLEVELAND – En cada uno de los últimos dos años, la temporada de Edwin Encarnación terminó en la Serie de Campeonato de la Liga Americana. El cañonero dominicano, quien aspira a alcanzar la Serie Mundial por primera vez este año, espera que la tercera sea la vencida y pretende llegar lejos con el equipo que frustró sus aspiraciones en el 2016: los Indios de Cleveland.

Después de ocho campañas con los Azulejos de Toronto, Encarnación firmó con la Tribu por tres años y US$60 millones como agente libre durante el receso de temporada y todo luce indicar que tendrá la oportunidad de jugar en octubre una vez más. Los pupilos de Terry Francona están en buena posición para defender el banderín del Joven Circuito, ya que llegaron al miércoles afianzado como punteros de la División Central de Americana con ventaja de 4.5 juegos.

“Esa fue una de las metas por las cuales yo firmé aquí, para ir a la Serie Mundial, y vamos al paso correcto”, dijo Encarnación, quien batea .280 con cuatro jonrones y nueve remolcadas en 20 juegos de playoffs de por vida. “Vamos muy bien. Esperamos seguir así”.

Edwin sobre su temporada

Encarnación, de 34 años de edad, llegó a los Indios con la fama de ser uno de los toleteros más temibles en Grandes Ligas, ya que promedió 39 cuadrangulares y 110 remolcadas por año en las cuatro campañas anteriores. Incluso, la temporada pasada encabezó la Liga Americana con 127 carreras producidas.

Pese a que tuvo un comienzo de temporada flojo con su nuevo club – bateó apenas .200 en el mes de abril – Encarnación se ha recuperado y ha aportado bastante trueno. Ahora mismo, tiene promedio de .249 y encabeza a los Indios con 28 bambinazos y 73 carreras empujadas como bateador designado. El oriundo de La Romana luce estar en posición de terminar con 30 jonrones por sexta campaña consecutiva.

“Este juego es de ajustes”, dijo Encarnación. “Uno tiene que ir haciendo ajustes cada día que pasa”.

Aunque los números indican que la producción de Encarnación ha estado por debajo de sus propios estándares, Francona asegura que el equipo está satisfecho con lo que ha logrado el veterano.

“Son bastante buenos”, dijo Francona sobre los números de Encarnación esta temporada. “Si analizamos sus números de por vida, están bastante cerca de lo que suelen ser. Es un bate potente en la parte gruesa [del orden ofensivo]. Como hemos dicho, cuando se enciende, como que le da a un equipo otra herramienta. Es un bate muy potente. Fue por eso que lo trajimos y ha sido todo lo que esperábamos”.

Yankees confían en brazos dominicanos

HARTFORD — Gracias a los cambios hechos por los Yankees de Nueva York en las pasadas temporadas, se pueden dar el lujo de ser catalogados como una de las mejores organizaciones a nivel de liga menor en todo el béisbol, y gran parte del talento que ronda los escalafones menores de la organización procede de la República Dominicana.

Nombres como los de Domingo Acevedo, José Mesa Jr., Albert Abreu, Jorge Guzmán, Freicer Pérez y Domingo Germán engalanan la lista de los pitchers de Nueva York que más oportunidades tienen de establecerse en las ligas mayores, junto a otros destacados como Chance Adams, James Kaprielian, Justus Sheffield, Clarke Schmidt, Dillon Tate, Zach Littell, Ian Clarkin y Caleb Smith.

En una serie reciente en el Dunkin´ Donuts Park de Hartford, los Trenton Thunder — sucursal de los Yankees en la Liga del Este (AA) — mandaron al box a Acevedo, el prospecto #8, contra los Yard Goats, filial de los Rockies de Colorado, para su programada salida final del año. En el bullpen estaba Mesa, el hijo del antiguo relevista del mismo nombre que salvó 321 encuentros en las ligas mayores.

Acevedo, de 23 años, es un gigante de 6-7 y 250 libras que recorrió los niveles A, AA y AAA este año, en su quinta temporada profesional. Abanicó 138 bateadores en 128 entradas en 22 salidas en sentido general, y tuvo efectividad de 2.30 en 13 juegos con Trenton, donde más lanzó.

“Para mí, es un privilegio y un honor todo lo que está pasando conmigo, gracias a Dios se están viendo los frutos de mi arduo trabajo, dijo Acevedo, quien tiene efectividad de 2.81 en 327 entradas en ligas menores y llegó a lanzar hasta a 103 millas por hora este año. “No pienso desmayar, sino todo lo contrario. Aún falta llegar a la meta”, agregó.

Mesa, de 24 años, es un caso especial. A diferencia de la mayoría de sus compatriotas, que son firmados a la edad de 16 años como agentes libres en la isla, el derecho fue reclutado en el sorteo colegial de Estados Unidos del 2012, pero no debutó en el profesionalismo hasta el 2014 debido a una cirugía “Tommy John”.

Al igual que su padre, Mesa cuenta con una poderosa recta que lo proyectan para ser una especie de Dellin Betances II. Ha ponchado 203 bateadores en 155.2 entradas en su carrera en ligas menores y en su debut en AA tiene efectividad de 1.26 y 18 ponches en 16 episodios.

“Es un momento bueno para nosotros, es una cosa grande, quisiera que mi papá estuviera aquí todos los días para verme”, dijo Mesa, quien este año ha realizado cinco aperturas, ampliando el abanico de opciones de los Yankees para el futuro.

“Fue un poco difícil comenzar mi carrera con una operación, pero mi papá fue un gran apoyo. Me dijo que afortunadamente me pasó siendo muy joven y que regresaría mejor del procedimiento”, dijo Mesa, quien es un serio candidato para ser llamado a las mayores en el mes de septiembre, cuando los rosters son ampliados a 40 peloteros.

“Mi fé es llegar en el año presente, y si no se puede, entonces el próximo”, dijo Mesa, quien comenzó el año fuera de los mejores 30 prospectos de su organización, pero saltó a los principales 20 en las evaluaciones de mitad de temporada.

Estos nombres podrían unirse pronto a los que ya brillan a nivel de Grandes Ligas, como el abridor Luis Severino, quien fue convocado a su primer Juego de Estrellas de Grandes Ligas en julio pasado, y quien ha sido por mucho el mejor lanzador de los Yankees en el 2017, y el relevista Dellin Betances, un Todos Estrellas por cuatro temporadas consecutivas, y que sigue siendo una de las piezas fundamentales del bullpen de un club que tiene posesión del primer comodín de la Liga Americana al tiempo que pelea el banderín de la División Este con los Medias Rojas de Boston, su histórico rival.

El derecho Michael Pineda tuvo marca de 8-4 antes de romperse el codo y ser sometido a una cirugía “Tommy John” y el novato Germán subió desde ligas menores entre junio y julio para ponchar 11 bateadores en 10.2 entradas en cinco salidas de emergencia.

“No conozco mucho la historia sobre eso, pero pienso que esta es la época en donde más lanzadores dominicanos están en Grandes Ligas o cerca de subir con los Yankees”, dijo Severino, quien lidera a los abridores de Nueva York en aperturas (23), triunfos (9), efectividad (3.32), entradas (143.2), WHIP (1.11) y ponches (166) esta temporada.

“Cuando miras a tu alrededor siempre hay un rostro familiar cerca, ya sea en el equipo grande, en los entrenamientos o en las ligas menores”, agregó Severino.

Tanto para Mesa, Acevedo como el resto del pelotón dominicano en las ligas menores de los Yankees, el ejemplo a seguir es Severino, un producto original de la academia de Nueva York en República Dominicana.

Severino, de 23 años, tuvo un impresionante debut con Nueva York en el 2015, cuando terminó con 5-3 y 2.89 en 11 aperturas. Sin embargo, ya sembrado en la rotación abridora el año pasado, Severino tuvo una terrible mala primera mitad de temporada (1-4, 6.38) que obligó al manager Joe Girardi a recomendar que lo mandaran de regreso a las ligas menores. Tuvo 2-0, 2.29 cuando regresó en septiembre, pero terminó el verano con 3-8, 5.83.

“Me inspira bastante [la temporada que está teniendo Severino], especialmente por la manera en que pudo recuperarse de un mal año. Nadie quiere un año malo, pero pudo reponerse y demostrar que tiene el talento”, dijo Acevedo.

Miguel Sanó tenien un 2017 de ensueño

Miguel Ángel Sanó exhibe una sólida ética de trabajo esta temporada

MINNEAPOLIS – Un día después de haber hecho la que probablemente fue su mejor jugada defensiva de la temporada, el dominicano Miguel Ángel Sanó llegó muy temprano a Target Field para trabajar en su ofensiva.

Sanó fue el primer bateador de los Mellizos en la caja de bateo antes del encuentro del miércoles contra los Indios, que terminó siendo suspendido por lluvia. Empezó a batear pelotas colocadas sobre una base fija, mientras el coach de bateo James Rowson lo observaba desde muy cerca detrás del home. Sanó dio a pelota tras pelota hacia el canal entre el jardín central y el derecho antes de empezar a mandarlas sobre la pared entre el bosque central e izquierdo.

Fue un ejemplo más de la ética de trabajo que ha mostrado Sanó a lo largo de los buenos y los malos momentos de esta temporada, la primera en la que fue convocado al Juego de Estrellas. La joya defensiva de Sanó en la tercera base la noche del martes, subrayada por un tiró de 149 pies que cruzó el diamante de un extremo al otro, de acuerdo con Statcast™, sólo fue posible porque es la misma jugada que el quisqueyano ha practicado a diario antes de los juegos.

“Se lo dije, estoy trabajando muy duro todos los días”, expresó Sanó. “Quiero hacer algo diferente y con eso puedo ayudar al equipo a ganar”.

Sanó ha mantenido una ofensiva más que sólida a lo largo del año, aunque en estos momentos está atravesando un pequeño bache. Encabeza el equipo con 26 jonrones, pero este mes sólo ha dado dos en 48 turnos. Por eso es que Sanó sintió que era necesario llegar a trabajar temprano en el terreno, con la esperanza de que eso lo ayudara a retomar su nivel.

“Yo trabajo todos los días, pero hoy (el miércoles) salí al terreno a batear sobre el tee”, dijo Sanó. “Le di a un par de bolas. Estoy tratando de volver a batear algunas bombas y hacer mi trabajo. Y estar listo para jugar”.

Sanó, quien ha sido golpeado un par de veces en la mano desde la pausa del Juego de Estrellas, afirmó que es más fácil mantener sus manos pegadas al cuerpo cuando está bateando sobre el tee. Como resultado, logra imprimirle más fuerza a su swing, lo que podría ser parte del problema.

De acuerdo con Statcast™, la velocidad promedio de salida de los batazos de Sanó (92.7 mph) es la cuarta mejor en las Grandes Ligas. Sin embargo, esa cifra ha venido descendiendo con el paso de la temporada tras el tercera base mantener una ventaja abismal sobre el resto de los competidores en los primeros dos meses de la campaña. En agosto, la velocidad promedio de sus batazos es de apenas 86.9 mph.

Pero si su ética de trabajo es un indicativo, lo que viene haciendo Sanó últimamente bateando con el tee podría pagar dividendos pronto. Después de todo, la exhibición defensiva del martes ya le valió numerosos elogios.

“De mi familia me llamaron a decirme, ‘Wow, esa fue tremenda jugada. Sigue para adelante, que sabemos que puedes ser uno de los mejores tercera base'”, reveló Sanó.

Salazar decide que lanzamiento hacer

MINNEAPOLIS — En su última presentación contra los Mellizos el martes, el abridor dominicano de los Indios, Danny Salazar, empezó a sentir que se estaba apresurando en su mecánica. El derecho buscaba soluciones durante el juego y encontró una: Comenzó a hablarse a sí mismo en la lomita.

Mientras el partido avanzaba, las cámaras se acercaron al rostro de Salazar a la vez que el diestro murmuraba antes de hacer sus envíos — palabras que lo ayudaron a enfocarse en cada lanzamiento. Aquella estrategia también ayudó al quisqueyano a tirar siete entradas eficaces en la victoria de la Tribu en el primer juego de la serie contra Minnesota, aunque Salazar el miércoles señaló que ha hecho lo mismo en salidas anteriores.

“Siempre lo hago”, dijo Salazar con una sonrisa. “En esa apertura lo hice más de lo normal”.

Salazar manifestó que su principal motivo de hablarse a sí mismo en voz alta antes de un lanzamiento es para aplacar su agresividad en ciertas situaciones. En la presentación del martes, la meta era ser su propio coach para mantener su control en su mecánica.

¿Qué decía?

“‘Al paso. Listo. Dale’, antes de cada uno de los pitcheos”, explicó Salazar. “Si lo digo en mi mente y algo sucede, desaparece rápido. Entonces, lo estaba diciendo para también escucharlo”.

Salazar indicó que “al paso” se refiere a mantener el movimiento de su pierna izquierda cuando va a lanzar. Cuando se apresura, puede haber un efecto de dominó. El “listo” es para posicionar su pierna de apoyo y el “dale” es para mantenerse bajo control mientras se impulsa hacia adelante.

El coach de pitcheo de Cleveland, Mickey Callaway, afirmó que aquellas palabras han ayudado a Salazar a concentrarse en mantener su movimiento igual en cualquier situación del partido.

“Sé que ha tirado muy bien”, declaró Callaway. “Pero hemos notado algunas inconsistencias. La mayoría de las veces no se lo mencionarías a un muchacho que pasa por un buen momento, pero creemos que debemos solucionar esto antes de que él comience a lanzar mal. Creo que cuando está en la lomita, empieza a pensar en estas cosas”.

Si lo está pensando o diciéndoselo a sí mismo, ha funcionado.

Contra los Mellizos, Salazar concedió una carrera, tres imparables y recetó 10 ponches sin ningún pasaporte otorgado. Desde el 22 de julio, cuando fue activado de la lista de incapacitados después de estar fuera de acción por dos meses debido a una dolencia en el hombro derecho, Salazar lleva 1.39 de efectividad en cinco aperturas (32 1/3 capítulos). En ese trecho, ha registrado un índice de ponches del 38%, 12.8 abanicados por cada nueve entradas, 5.1 ponches por cada boleto otorgado y sus oponentes han promediado .161/.223/.223.

“Repetir todo antes de cada pitcheo me ayuda”, agregó Salazar. “Es como si estuvieras controlando tu mente y controlando tus pitcheos”.

Pujols pieza clave en victoria ante Seattle

SEATTLE — El venezolano Luis Valbuena consiguió el empate con un bambinazo de dos carreras en la séptima, el dominicano Albert Pujols produjo dos carreras con un doble en la octava y los Angelinos de Los Ángeles vinieron de atrás para imponerse el sábado 6-3 a los Marineros de Seattle.

Por tercer partido consecutivo, los Marineros volvieron a tener problemas con sus relevistas para preservar la ventaja.

Valbuena conectó su cuadrangular al relevista Casey Lawrence que sustituyó al abridor nicaragüense Erasmo Ramírez, quien tuvo una actuación sorprendente en seis entradas.

Tony Zych (5-3) se metió en mayores apuros en la octava. Concedió bases por bolas a los primeros dos bateadores que enfrentó y después Pujols sacudió un doble hacia un hueco en el campo.

Kole Calhoun consiguió un sencillo y Andrelton Simmons remolcó a Pujols con un elevado de sacrificio para la ventaja de 3-0.

Los relevistas de Seattle han permitido 13 anotaciones en los primeros tres partidos de la serie. Los Ángeles han ganado cinco encuentros consecutivos y avanzaron hacia la segunda posición del comodín en la Liga Americana.

El triunfo de los Angelinos fue para el relevista Keynan Middleton (4-0).

Por los Angelinos, el dominicano Albert Pujols de 4-1, una anotada, dos producidas. El venezolano Luis Valbuena de 4-1, una anotada, dos impulsadas. El puertorriqueño Martín Maldonado de 4-2.

Por los Marineros, los dominicanos Jean Segura de 5-3; Robinson Canó de 4-1, una anotada y Nelson Cruz de 4-1, una impulsada . El cubano Yonder Alonso de 5-2. El cubano Leonys Martin de 3-1, una anotada.

Cruz la saca y empata las acciones

El dominicano Nelson Cruz le dice que no a la pelota, el cuadrangular de Cruz significó el empate ante los Angels

Colón ha llegado a dar vida en Minnesota

MILWAUKEE – Justo cuando Bartolo Colón iba a ser descartado como lanzador viable a nivel de Grandes Ligas, el derecho de 44 años demuestra que aún no se acaba su carrera de 20 años.

Después de tirar un juego completo en su apertura anterior, el dominicano lanzó 7.0 ceros por los Mellizos en su victoria por 4-0 sobre los Cerveceros el miércoles. El veterano sigue dándole un impulso importante en el esfuerzo de Minnesota por clasificar para los playoffs.

Los Mellizos firmaron a Colón el mes pasado para agregar profundidad a su rotación abridora, mientras sus aspiraciones parecían estar tambaleando. Pero gracias en parte a dos excelentes salidas del corpulento lanzador, Minnesota ha ganado cinco de sus últimos seis partidos y llegó al jueves a apenas 1.5 juego del segundo Comodín de la Liga Americana.

“Ahora mismo, con lo bien que estamos jugando, estamos hallando la manera de ganar los juegos”, dijo Colón. “Con Dios mediante, podremos seguir ganando, a ver qué pasa”.

Según la base de datos de Baseball-Reference.com, Colón se convirtió el miércoles en el lanzador de más edad en tirar siete innings o más en blanco desde que Charlie Hough, a los 46, blanqueó a los Cardenales el 14 de junio de 1994.

El miércoles, Colón frenó por completo a los Cerveceros, permitiendo que apenas dos corredores alcanzaran la segunda base y repartiendo cinco sencillos en sus 7.0 entradas.

“Fue divertido ver eso”, dijo el manager de los Mellizos, Paul Molitor. “No creo que llegues a un juego pensando que Bartolo te vaya a dar siete ceros, pero él siguió haciendo buenos pitcheos.

“Estuvo en comando”, continuó el piloto. “Se notaba eso por los swings (de los bateadores contrarios). La bola los amarraba adentro con el sínker de la puerta de atrás. (Colón) mezcló bien el cambio y el lanzamiento rompiente. Últimamente ha sabido cómo hacer los pitcheos, saber qué pueden estar esperando los contrarios y cómo enfrentar eso”.

Colón tuvo efectividad de 8.14 en 13 aperturas por los Bravos, antes de ser dejado en libertad el 4 de julio. Firmó un contrato de liga menor con los Mellizos tres días después. Luego de una apertura por Triple-A Rochester, hizo su debut con Minnesota el 18 de julio.

Los Mellizos perdieron cada una de las primeras tres aperturas de Colón, en las que el quisqueyano tuvo efectividad de 5.87. Pero algo cambió en un juego completo vs. Texas el 4 de agosto y la mejoría continuó el miércoles.

“Creo que lo que me ha ayudado es mezclar los pitcheos”, dijo Colón. “En mis primeras salidas, sólo tiraba rectas. Ahora puedo mezclarlos”.

De seguir Colón así, los Mellizos se beneficiarían de eso en la lucha por el Comodín.

Y que conste, Minnesota puede estar agradecido con el dominicano Ervin Santana, quien llamó a su compatriota Colón para convencerlo a firmar con los Mellizos.

“Me siento bien”, dijo Colón. “Tengo que darle las gracias a los Bravos por darme la oportunidad. Y ahora a los Mellizos y a Ervin Santana. Sin él, no estaría yo aquí. Hablamos antes de yo firmar y eso me motivó a venir a este equipo”.

Machado pieza clave en Baltimore

ANAHEIM — Manny Machado está de regreso. Y el resurgir de uno de los mejores jugadores de Grandes Ligas representa un empujón tremendo para un equipo de Baltimore que se encuentra luchando por uno de los dos puestos del Comodín en la Liga Americana.

Después de haber dado cuatro hits y empujado cuatro carreras el domingo, Machado pegó un grand slam que marcó la diferencia el lunes en la victoria contra los Angelinos. El martes, se fue de 4-1 para mantener la cadena de juegos con al menos un hit.

Machado, de 25 años, bateó .230/296/.445 en los primeros 83 juegos de la temporada, el bache ofensivo más prolongado de su carrera. Pero desde la pausa del Juego de Estrellas, ha recobrado la vida en el plato, yéndose de 99-34 (.343).

“No les puedo decir lo difícil que es llegar a donde él está ahora, después de haberse colocado en el hueco donde estaba. Requiere de mucha determinación y talento hacer eso”, dijo el manager de los Orioles, Buck Showalter, sobre Machado, quien ha dado dos dobles, tres jonrones y ha remolcado 12 carreras en sus últimos ocho juegos.

“Llega un momento el que uno piensa, ‘Pero bueno, ¿cuándo es que el béisbol va a dejar que me levante?’ siguió Showalter. “Pero si uno sigue trabajando y no se desespera, el juego dejará que te pares. Y Manny está ahora en uno de esos momentos en los que quiere que otros paguen los problemas que tuvo”.

El grand slam del lunes, que llegó con el juego igualado a 2, fue el quintero de su carrera.

“Mantener la consistencia siempre te dará buenos resultados”, dijo Machado sobre el regreso de su poder. “Mantuve mi rutina y ahora las cosas están empezando a salir como yo quiero y los hits están empezando a caer. Ahora mismo estoy dando hits hasta con mal contacto, mientras que hace unos meses me hacían out cuando daba líneas. Pero seguí trabajando y por suerte las cosas cambiaron”.

Machado afirmó que no ha cambiado mucho su plan de trabajo en el plato. Simplemente ha seguido trabajando con el coach de bateo Scott Coolbaugh.

“Esto obviamente ha sido una lección para mí y la voy a tomar de la mejor manera; voy a aprender de esto”, dijo el antesalista. “Este no será el único bajón de mi carrera. Todos los peloteros, por buenos que sean, pasan por esto. Uno tiene que aprender a lidiar con eso y sobreponerse”.

Los Orioles amanecieron el miércoles a 1.5 juego del segundo comodín.

“Manny no dejó que las cosas se salieran de control”, expresó Showalter. “Puede que le vaya mal en un par de turnos, pero sigue siendo un bateador peligroso. Viéndolo últimamente, se le ve con mucha más confianza. Pienso que el apoyo que se dan los muchachos es muy importante, porque todos pasamos por esos períodos”.

Fin de semana de apodos en las mayores

Favor de permitirnos presentar a All Rise, Stikcman, La Potencia, Kiiiiid, Miggy, Corey’s Brother, Codylove, Tokki 2, Flaco Fuerte, KB, Tsunami, Cruz, EE, El Koja, Bringer of Rain, Big Kid, Wawindaji, Yoyo, Nado y Pappo.

Usted debe conocerlos mejor, respectivamente, como Aaron JudgeChris Sale, el cubano Yoenis Céspedes, Mike Trout, el venezolano Miguel CabreraKyle SeagerCody BellingerJoey VottoChris ArcherKris Bryant, el dominicano Carlos Martínez,Giancarlo Stanton, el dominicano Edwin Encarnación, el dominicano Adrián Beltré, Josh DonaldsonBryce HarperHunter Pence, el cubano Yoan MoncadaNolan Arenado yAdam Jones.

Los jugadores de Grandes Ligas dejarán que sus personalidades y pasiones brillen como nunca antes cuando el recién creado Players Weekend (Fin de Semana de los Jugadores) se celebre durante todos los partidos del viernes 25 al domingo 27 de agosto. Esos son sólo 20 apodos los jugadores llevarán en sus espaldas cuando vistan unos uniformes coloridos y no tradicionales que contarán con diseños alternos inspirados por las ligas juveniles.

MLB y la Asociación de Jugadores de MLB anunciaron el miércoles que el Players Weekendserá un festival en el terreno diferente a lo visto antes. Aparte de los apodos en las jerseys de Majectic, los jugadores podrán utilizar spikes con diseños, guantes, mangas y bates con estilos coloridos. Además, vestirán gorras especialmente diseñadas por New Era para la ocasión, y medias con un estilo único de Stance. Los jugadores podrán utilizar camisetas que destaquen una causa benéfica de su preferencia durante los entrenamientos y entrevistas post partido.

Varios ligamayoristas fungirán como embajadores del Players Weekend, al cumplir un rol activo para promocionar el evento, incluyendo al cubano Yonder Alonso (Mr. 305) de los Marineros, al puertorriqueño Javier Báez (El Mago) de los Cachorros, al dominicano José Bautista (Joey Bats) de los Azulejos, al dominicano Nelson Cruz (Boomstick) de los Marineros, al venezolano Ender Inciarte (Ender) de los Bravos, al boricua Francisco Lindor (Mr. Smile) de los Indios, Manny Machado (Mr. Miami) de los Orioles, Anthony Rizzo (Tony) de los Cachorros, CC Sabathia (Dub) de los Yankees, Christian Yelich (Yeli) de los Marlins y Chris Young (Cy) de los Medias Rojas.