Noticias en el Slider principal

Cómo luciera un equipo con los Agentes Libres

Los entrenamientos primaverales abrirán dentro de aproximadamente cuatro semanas, y sin embargo más de 120 agentes libres siguen sin firmar. Los 30 equipos de Grandes Ligas los sumarán a sus filas en algún momento. Pero, ¿qué pasaría si dichos jugadores se juntaran para armar una novena de expansión?

¿Sería un equipo competitivo? Vamos a darle un vistazo, formando el club exclusivamente con peloteros disponibles en la agencia libre.

NOTA: Está incluido Jay Bruce, quien tendría un acuerdo aún no confirmado para renovar con los Mets.

Lineup abridor C: Jonathan Lucroy 
Lucroy retrocedió ofensivamente en el 2017, aunque su OPS de .865 durante su pasantía de 46 juegos en Colorado hace pensar que el jugador de 31 años todavía tiene algo en el tanque. En un mercado no muy profundo para receptores, es lo mejor que hay.

1B: Eric Hosmer 
Ha sido convocado al Juego de Estrellas, tiene un anillo de Serie Mundial, cuatro Guantes de Oro y una fama de líder en el clubhouse.

2B: Neil Walker 
Walker ha sido un bateador por encima del promedio en su posición, pero perdió un promedio de 50 juegos en cada una de las últimas dos temporadas, lo que hace dudar de su durabilidad.

SS: Eduardo Núñez
El dominicano es la clase de jugador que les encanta a los equipos en estos días, alguien capaz de jugar en segunda, short, tercera e incluso en los jardines. Lo ubicamos en el campo corto porque es la posición que más ha jugado y es la mejor opción en el mercado.

3B: Mike Moustakas 
Moustakas, dos veces convocado al Juego de Estrellas, viene de dar 38 jonrones, pero se ha visto afectado por los rumores de cambio de otros antesalistas como Manny MachadoJosh Donaldson y Evan Longoria.

LF: Carlos González
Hablando de pactos por una temporada, a CarGo le convendría algo así para restablecer su fama como jugador productivo. Tuvo una terrible primera mitad en el 2017, pero en los últimos 62 juegos tuvo .921 de OPS.

CF: Lorenzo Cain 
Cain puso buenos números en su temporada de agente libre (.300/.363/.440), y aunque cumplirá 32 años en abril, es el mejor jardinero central disponible.

RF: Jay Bruce
Bruce atormenta a los derechos (.883 de OPS en 2017), y su producción contra zurdos (.718 de OPS) sigue siendo respetable. Además, ha sido uno de los bateadores de poder más consistentes durante la última década, promediando 28 jonrones con .790 de OPS por temporada desde que llegó a las Grandes Ligas en el 2008. Todo luce indicar que seguirá en los Mets con un contrato de tres años.

BD: J.D. Martínez
Martínez es técnicamente un jardinero derecho, pero lo estamos colocando como designado porque ahí es donde jugaría en Boston. Los Medias Rojas siguen siendo la opción más lógico para el cañonero de 30 años, quien dio 45 jonrones el año pasado.

Banca

1B: Logan Morrison
3B: Todd Frazier
Utility: Howie Kendrick
OF: Jon Jay
C: Alex Avila

Morrison, quien dio 38 jonrones en el 2017, aportaría poder desde la banca, al igual que Frazier, quien además es una tremenda pieza para el clubhouse. Kendrick puede jugar varias posiciones, mientras que Jay brinda una sólida defensa en los tres jardines. Ávila, por su parte, tiene buen bate y es un receptor defensivo por encima del promedio.

Rotación LD Yu Darvish 
Su mala actuación en la Serie Mundial podría asustar a potenciales compradores, pero no lo suficiente como para evitar que sea uno de los brazos más buscados en el mercado. Al menos cinco equipos están detrás de él y el derecho debe de conseguir el pacto más lucrativo entre los lanzadores.

LD Jake Arrieta 
Arrieta no estará muy por detrás de Darvish, pues tiene algunos pergaminos -como un Cy Young de la Liga Nacional y mucho éxito en postemporada- que el japonés no posee.

LD Lance Lynn 
Ha promediado 14 victorias y 3.39 de efectividad por año en sus cinco temporadas completas con los Cardenales. Muchos equipos han mostrado interés en Lynn, quien podría esperar a que firmen Arrieta y Darvish antes de tomar una decisión.

LD Alex Cobb 
Al igual que Lynn, Cobb está un escalón por detrás de Darvish y Arrieta, pero el derecho es una pieza atractiva para aquellos equipos que quieran mejorar su rotación sin tener que gastar más de US$100 millones. Cobb demostró estar sano tras someterse a una operación Tommy John en el 2015, lanzando 179.1 innings el año pasado con 3.66 de efectividad.

LD Jaime García
El mexicano sigue siendo una buena carta para la parte trasera de una rotación, alguien capaz de sumar innings y mantener a su equipo en juego. El pitcher de 31 años todavía es capaz de inducir rodados con regularidad.

Bullpen

Cerrador: Greg Holland
Preparador: Addison Reed
LZ Tony Watson
LD Matt Albers
LZ Brian Duensing
LZ Fernando Abad

Con Wade Davis en Colorado, Holland -ex cerrador de los Rockies- es el mejor taponero disponible en el mercado de agentes libres. Reed ha demostrado ser capaz de cerrar, y por eso es tan valioso para el séptimo y el octavo innings. Watson sería el especialista contra zurdos, mientras que Duensing y el dominicano Abad balancean el bullpen. Albers, quien tuvo 1.62 de efectividad con los Nacionales el año pasado, es otra pieza bien versátil.

En resumen

¿Cuánto terminaría constando un equipo así? Bueno, ahí es donde se complica el asunto. Tratar de armar un conjunto con puros agentes libres costaría cerca de US$300 millones para esta temporada. ¿Es realista pensar que algo así pase alguna vez? No, claro que no. Pero sin dudas, es divertido.

Victor Estrella debuta contra Nadal en Australia

El español Rafael Nadal, primer cabeza de serie, debutará en el Abierto de Australia ante el dominicano Víctor Estrella Burgos, 81 del mundo, mientras que el suizo Roger Federer, defensor del título, lo hará con el esloveno Aljaz Bedene, 51 en la lista ATP

Finalista en 2017, Rafael Nadal se estrenará en Melbourne Park con el veterano Estrella Burgos, de 37 años, en un duelo inédito en el circuito profesional. Federer lo hará con Bedene, también por primera vez.

El sorteo, celebrado esta mañana en la pista Margaret Court, con Federer y la rusa Maria Sharapova como anfitriones, deparó un sorteo en teoría beneplácito para Nadal, que de salvar su primer compromiso se enfrentaría en el segundo contra el ganador del duelo entre el chileno Nicolás Jarry y el argentino Leonardo Mayer.

Por la parte del cuadro de Nadal circulan el argentino Diego Schwartzman (24), el estadounidense John Isner (16) (octavos), y el croata Marin Cilic (6) (cuartos).

Más adelante podría repetir las semifinales del pasado año con el búlgaro Grigor Dimitrov, que abre con un jugador procedente de la fase previa, o con el australiano Nick Kyrgios, que lo hace contra el brasileño Rogerio Dutra Silva.

Para Federer, en lucha por conquistar su sexto Abierto de Australia y el número 20 del Grand Slam, la tarea será complicada, pues en su parte viajan el francés Richard Gasquet (posible rival en tercera ronda), el canadiense Milos Raonic o el estadounidense Sam Querrey (octavos) y el argentino Juan Martín del Potro o el belga david Goffin, subcampeón en la última edición de las ATP Finals. (cuartos),

El serbio Novak Djokovic, campeón en seis ocasiones, que abrirá contra el estadounidense Donald Young, y el alemán Alexander Zverev, ante el italiano Thomas Fabianno, viajan por la parte alta del cuadro de Federer.

Ausente el británico Andy Murray, recién operado de la cadera, y el japonés Kei Nishikori, perjudicado en una muñeca, en el cuadro masculino compiten ocho españoles. Sobresale el duelo fratricida en primera ronda entre Roberto Bautista, vigésimo favorito, y Fernando Verdasco.

Pablo Carreño, que parte como décimo cabeza de serie, comenzará con el australiano Jason Kubler, y Albert Ramos, 21, contra el estadounidense Jared Donaldson. Guillermo García-López lo hará contra el francés Benoit Paire, reciente semifinalista en Pune (India), Feliciano López contra el cañonero estadounidense Sam Querrey, decimotercer favorito, y el veterano David Ferrer contra prometedor ruso Andrey Rublev, trigésimo cabeza de serie.

Águilas solas en segundo lugar

Las Águilas Cibaeñas quedaron solas en la segunda posición del standing del round robin al superar 9-3 a los Leones del Escogido, gracias a un rally seis carreras en el octavo para romper un empate a dos, en un partido celebrado la noche de este miércoles en estadio Quisqueya Juan Marichal.

Esta es la sexta victoria para las Águilas (6-5) que ganan por segunda noche seguida para quedar sólo detrás del Licey, mientras que el Escogido (5-6) cae al tercer lugar en la tabla de posiciones de la serie de semi fondo.

Una gran labor monticular de los relevistas Samuel Deduno, Juan Grullón Jhan Maríñez y Roberto Gómez, que apenas permitieron una anotación al Escogido, fue clave en el partido. El ganador fue Maríñez (1-2) y perdió el también relevista Arquímedes Caminero (0-1).

El abridor de los Leones, Elih Villanueva trabajó cinco entradas de cuatro hits y dos carreras, con un boleto y un ponche, pero luego de su presentación, el pitcheo de relevo escarlata explotó en el octavo cuando los bateadores de las Águilas le hicieron 6 anotaciones, con cinco incogibles, incluyendo un triple y un doble.

Las carreras 
Los Leones del Escogido anotaron sus únicas dos vueltas en la cuarta entrada con un doblete de Ryan Court, avanzó a tercera por rodado de Wilkin Castillo, anotó por error del pitcher Samayoa, luego vino un sencillo empujador de Jordany Valdespín para que anotara, desde la intermedia, Arístides Aquino, para que los escarlatas se fueran al frente 2-0.

Las Águilas igualaron el marcador a dos vueltas en la parte alta del sexto, gracias a un boleto concedido por Villanueva a Christian Bethancourt, luego Jonathan Villar ejecutó un toque que se convirtió en hit, y el lanzador Villanueva fue sustituido por el debutante Juan Barron y Juan Carlos Pérez ejecutó un toque de sacrificio que el pitcher erró en el fildeo para que se llenaran las bases. Pérez tuvo que salir de juego por lesión y en su lugar entró a correr Héctor Gómez. Después vino fly de sacrificio de Danny Santana, para que anotara Bethancourt en pisa y corre, mientras que Villar y Gómez avanzaron a tercera y segunda, también por pisa y corre. Luego, Julior Lake bateó rodado por la inicial que fue atrapado por el primera base Matt Hague atrapó y pisó para el segundo out, pero en la jugada anotó Villar para empatar el partido a dos vueltas.

Los cibaeños tomaron ventaja de seis en el octavo con par de hits remolcadores bateados con las bases llenas por Edwin Espinal y Johan Camargo y un fly de sacrificio de Ronny Paulino y después un triple empujador de dos de Christian Betancourt y la sexta de la entrada entró por un balk del relevista Fisher para poner el partido de 8-2.

Las Águilas cristalizaron otra en el noveno con triple de Danny Santana y sencillo empujador de Luis Jiménez para poner el partido 9-2.

El Escogido reaccionó con una en el noveno con rodado de Matt Hague para que anotara desde tercera Valde spín con la tercera carrera escarlata.

Gigantes ganan segundo partido en linea

San Francisco de Macorís. – Con elevado de sacrificio del receptor Carlos Paulino en el cierre de la décimo primera entrada, los Gigantes del Cibao vencieron a los Tigres del Licey con marcador de 7 carreras por 6 en la continuación del Round Robin semifinal de Lidom.
Con su segunda victoria al hilo, los Gigantes mantienen vivas sus esperanzas con récord de 4-7 aun en el cuarto puesto, pero se acercan a dos juegos del segundo puesto clasificatorio, por su lado, Los Tigres ven su récord caer a 7-4 aun en la primera posición seguidos muy de cerca por las Águilas quienes ganaron su compromiso en Santo Domingo.
Los mejores al bate por los Gigantes fueron Leury García doble y dos inatrapables, José Siri cuadrangular y sencillo, Hanser Alberto doble y un imparable, Melvin Mercedes dos inatrapables, Reynaldo Rodríguez un doblete y Anderson Feliz y Carlos Paulino un sencillo cada uno.
Por los Tigres del Licey los más destacados a la ofensiva fueron Julio Borbón, Yamaico Navarro, tres imparables cada uno, Engels Beltre, Anderson Hernández, dos imparables, Yermin Mercedes un cuadrangular, Yeimer Candelario un doble, y Juan Francisco un inalámbrico.

Aguilas doblegan a los Tigres

DOMINICANA — Las Águilas Cibaeñas se apoyaron en una hermética labor de su cuerpo de lanzadores, y en un ataque de cuatro anotaciones durante la séptima entrada, para doblegar 6-1 a los líderes Tigres del Licey en la ronda de todos contra todos del béisbol dominicano.

Jhan Martínez (1-0) lanzó una entrada en blanco como relevista para apuntarse la victoria, mientras que el revés fue al registro del abridor de los Tigres Lisalverto Bonilla (1-1), pese a tolerar sólo dos carreras y seis imparables en cinco entradas.

Zoilo Almonte bateó de 3-2 con un cuadrangular, tres carreras producidas y tres anotadas, mientras que Juan Pérez conectó un doble remolcador.

En Santo Domingo, una sólida apertura de Evan McLane llevó a los Gigantes del Cibao a una victoria por 4-0 sobre los Leones del Escogido, para reanimar sus posibilidades en la ronda que otorga dos lugares a la serie final.

McLane (1-1) lanzó cinco episodios y dos tercios en blanco, de apenas cinco imparables, para llevarse la victoria. El revés fue al registro del refuerzo mexicano Marco Carrillo (0-1), tras tolerar dos anotaciones y cuatro imparables en cinco episodios.

A la ofensiva destacaron Rob Refsnyder, de 3-2 con un cuadrangular y dos carreras producidas, y el colombiano Reynaldo Rodríguez, con un sencillo remolcador.

Con ocho encuentros por disputarse en la ronda, Licey (7-3) se mantiene en el liderato, seguido por Leones del Escogido (5-5), Águilas Cibaeñas (5-5) y Gigantes del Cibao (3-7).

La temporada 2018 aún no empieza y ya tenemos a los favoritos

Algunos equipos ya no tienen asuntos que atender. En este mercado de agentes libres tan lento, esa parte de la historia no puede obviarse.

Pongamos a los Yankees como ejemplo. ¿En realidad necesita hacer algo el gerente general Brian Cashman?

Cuando usted abre su temporada muerta sumando al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, Giancarlo Stanton, y sus 59 jonrones, a un equipo que llegó hasta el Juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, ¿hay alguna urgencia?

Cashman ha hablado con los Orioles sobre el tercera base Manny Machado y con los Piratas en relación al derecho Gerrit Cole. También ha revisado los precios de los abridores agentes libres, incluyendo a Yu Darvish.

No se sorprendan si los Yankees hacen algo más, quizás algo impactante. Pero aun sin mayores contrataciones, tienen la mejor ofensiva de Grandes Ligas y posiblemente el mejor bullpen.

En cuanto a la rotación, podría ser muy buena, especialmente ahora que el derecho Chance Adams, de apenas 23 años, está tocando las puertas de las Grandes Ligas.

Pero los Yankees no son el único equipo que debe de sentirse bien con el equipo que ya tiene a estas alturas, y ésa pareciese ser otra razón por la que esta temporada muerta ha sido tan rara.

Aquí les dejamos un listado de cinco clubes listos para el Día Inaugural.

1. Yankees
Cashman tiene que al menos ponderar la posibilidad de que no hacer nada es su mejor opción, lo que colocaría a los Yankees en posición para sumar al dominicano Miguel Andújar y al venezolano Gleyber Torres al lineup a mitad de temporada. Cashman tiene espacio en la nómina para firmar a otro abridor y mantenerse igual bajo el límite del impuesto al lujo, lo que a su vez le permitiría ir por Bryce Harper o Machado (o alguien más) en invierno próximo.

2. Astros
Los campeones de la pasada Serie Mundial tienen una rotación profunda, un gran lineup y un amplio grupo de prospectos listos para luchar por un puesto en los entrenamientos primaverales. El gerente general Jeff Luhnow mejoró el bullpen firmando a Joe Smith y al venezolano Héctor Rondón. Al igual que Cashman, Luhnow podría sacudir el mercado obteniendo a Christian Yelich en un cambio con los Marlins o al cerrador dominicano Alexander Colomé desde los Rays. Con Dallas Keuchel y Charlie Morton en el último año de sus respectivos contratos, traer a Darvish también tendría sentido. Pero los Astros parecen ser lo suficientemente buenos en este momento como para volver a ganar sin hacer nada más.

3. Indios
Este equipo no está exento de interrogantes, como la salud de Michael Brantley y la posición que jugaría Jason Kipnis si no lo cambian. Pero eso es todo. Los Indios ganaron 102 juegos la temporada pasada y son sólidos favoritos para ganar el título de la División Central de la Liga Americana por tercer año corrido. Sin embargo, serán un equipo distinto. El primera base dominicano Carlos Santana firmó con los Filis, y el presidente del departamento de operaciones de béisbol, Chris Antonetti, trajo al cubano Yonder Alonsopara reemplazarlo. El preparador Bryan Shaw pactó con los Rockies, pero el bullpen sigue siendo de los mejores. Y la rotación es una de los dos o tres mejores también. Antonetti podría ir por un bateador derecho o un relevista, pero los Indios ya están lo suficientemente bien armados.

4. Nacionales
¿Le gustaría al gerente general Mike Rizzo firmar a otro abridor? Sin dudas. Por otro lado, es casi un hecho que este equipo va a ganar la División Este de la Liga Nacional por quinta vez en siete temporadas. Y con Max Scherzer y Stephen Strasburg, los capitalinos tienen a dos abridores que puedan llevar a un club hasta el título. También cuentan con pitcheo joven en las ligas menores. En cuanto a la ofensiva y el bullpen, son de los mejores. Si ésta es la última temporada de Harper en Washington, tiene el potencial de ser una bien especial.

5. Dodgers
Están detrás de uno o dos brazos para el relevo y de al menos otro abridor si el precio es el indicado. Más allá de eso, los Dodgers lucen como claros favoritos para ganar la División Oeste de la Liga Nacional por sexto año corrido, así no hagan nada más. La finca es lo suficientemente profunda como para añadir a un abridor vía un cambio durante la temporada si es que lo necesitan.

Vladi nos deleitó a todos durante su paso por las mayores

Siempre existe la desafortunada tentación, tras oír historia tras historia sobre los niveles de pobreza que muchos peloteros dominicanos experimentaron siendo niños, a hacerse indiferente ante esa situación.

Muchísimos jugadores hablan de pisos de tierra y largas jornadas trabajando en el campo, de que la única forma de escape era jugar pelota en la calle con guantes hechos de cartones de leche, pelotas de medias enrolladas y tubos de metal haciendo de bates.

Pero quizás, después de un tiempo, esas historias nos dejen de impactar. Quizás seguimos oyéndolas, pero dejamos de escucharlas con atención. Dejan de llegarnos.

El dominicano Vladimir Guerrero jugó a la pelota como nadie más lo hizo en su época, como nadie que yo haya visto jamás. Es adecuado decir que jugaba con alegría, divirtiéndose, pero había algo más que felicidad en su juego. Guerrero jugaba con una combinación de alegría y desesperación. Le hacía swing a todo. Hacía unos tiros espectaculares. Corría las bases como si estuviese corriendo por su vida. Y de cierta forma, supongo, lo estaba haciendo.

Hace muchos años -15, al menos- Dan Le Batard escribió una historia para ESPN sobre Guerrero y lo que recuerdo con más claridad es al toletero hablando de cómo solía tomar agua de los charcos cuando era un niño. Creció sin electricidad, sin agua corriente, en un rancho con piso de tierra donde dormía en la misma cama con tres o cuatro familiares, dependiendo de la noche. En los peores momentos, el agua de charco era la única opción.

Tuvo que retirarse de la escuela después del quinto grado para ayudar a su familia, pero aquello no fue un gran cambio. Para ese momento ya había perdido demasiados días de clase mientras trabajaba en el campo.

Los pocos rayos de esperanza sólo aparecían en los juegos de béisbol que jugaban en Nizao. Todos los muchachos del barrio compartían los nueve guantes de pelota que una vez llevó al pueblo el ex grandeliga José Uribe González. Y todos soñaban, pero nadie soñaba más que Vladimir Guerrero.

Y bueno, el especial del grupo era Vladimir. Tenía todo: tamaño, velocidad, un brazo impresionante y una coordinación vista-manos increíble. Uno de cada 20 millones sale así. La pregunta es, ¿qué tipo de pelotero quieres ser cuando tienes todo ese talento? ¿Quieres ser un bateador de poder? ¿Un campeón de bateo? ¿Alguien capaz de hacerlo todo?

Guerrero se convertiría en una maravilla de beisbolista, un jugador casi imposible de imaginar. No puedo pensar en otra forma de describirlo. Después de darle una probada a las Grandes Ligas, jugando nueve encuentros tras ser subido en septiembre, se estableció a los 22 años con los Expos y desde entonces empezó a hacer cosas impresionantes, absurdas. Ese año bateó .302 a pesar de básicamente hacerle swing a cada pitcheo. Bateó para poder. Fue agresivo corriendo las bases, convirtiendo con la misma confianza sencillos en dobles, y también en outs. Sacó a 10 corredores desde los jardines en media temporada, e hizo tiros por encima del hombre del corte otras tantas veces.

Vladimir Guerrero era un concentrado puro de pasión por el béisbol.

En su primera temporada completa se convirtió en una súper estrella. Ese año bateó .324 con 38 jonrones y 109 carreras empujadas. Su slugging fue de .589. Anotó 108 carreras. Al año siguiente hizo lo mismo, sólo que con más jonrones y bases robadas, y su slugging fue de .600. Un año más tarde repitió la dosis, sólo que ahora con un promedio de bateo de .345 y .664 de slugging.

Al año siguiente, decidió robar más bases, así que se estafó 37. El año entrante robó 40, quedándose a un jonrón de unirse al exclusivo club de los 40-40. El año próximo volvió a tener una temporada grandiosa, pero se lesionó. El año siguiente encabezó a su liga en carreras anotadas y bases alcanzadas. El otro año…

Guerrero siguió produciendo y produciendo. Bateó .300 o más en 11 temporadas, y por encima de .324 en siete ocasiones, la misma cantidad del venezolano Miguel Cabrera y del puertorriqueño Roberto Clemente. Era un bateador de cualquier lanzamiento, un hombre que una vez pegó un hit ante un pitcheo que rebotó en el suelo y que en otra oportunidad sacó un doble contra un envío a la altura de su cara. Pero con ese estilo era capaz de poner las mismas estadísticas año tras año, un torbellino que todos los años promediaba cerca o muy cerca de 100 anotadas, 100 empujadas, 35 jonrones y 35 dobles.

Y por impresionante que fuese todo aquello, algo más grande existía alrededor de Vladimir, una especie de aura. Era un natural. Había nacido para hacer esto. A Guerrero no le gustaba ver muchos videos. Tampoco se apoyaba mucho en los informes de los escuchas. Y día tras día, hacía algo que lucía imposible. Compañeros y oponentes quedaban siempre con la boca abierta. Su propio manager, un señor pelotero llamado Frank Robinson, dijo lo siguiente: “Cada día me encuentro a mí mismo diciendo, ‘No puedo creer que hizo eso.'”

Jugar aquel tipo de béisbol a toda máquina todo el tiempo tuvo sus efectos secundarios. Guerrero no era perfecto. Le tiraba a todo, así que pocas veces negociaba boletos, salvo que fuesen intencionales (encabezó su liga cinco veces en pasaportes intencionales, pero promedió sólo 34 boletos no intencionales por cada 150 juegos). Hizo algunos de los tiros más sensacionales de su época (tuvo 126 asistencias, cada una espectacular a su manera), pero también cometió 125 errores. Se robó 181 bases, pero lo sacaron robando 94 veces.

Ese era Vladimir Guerrero. Todo lo hacía a toda máquina. Hacía swing para sacarla todo el tiempo. Tuvo bajones grandes, pero su éxito fue aun mayor. Era un pelotero fantástico.

En cuanto a su caso para el Salón de la Fama, hay que decir que no entró en su primer año por dos factores. Uno, su carrera se quedó un poco corta. Se retiró a los 36 años y no acumuló algunos de los números mágicos, como 3,000 hits (2,590) o 500 jonrones (449). Pero incluso así, el dominio que demostró en el plato (.318 de promedio de bateo, 25to mejor de todos los tiempos con .553 de slugging, más 34to en OPS con .931) hubiese sido suficiente para entrar en su primera oportunidad en un año normal. Pero se vio en una boleta demasiado repleta.

Terminó con el 71.7% de los votos, a unos pocos del 75% requerido. Este año debe de terminar con más del 90%. Cooperstown será un sitio mucho más divertido cuando eso ocurra.

Latinos figuran cómo los pilares de los mellizos

MINNEAPOLIS – Después de que los abridores de los Mellizos tuvieran la peor efectividad en Grandes Ligas en el 2016, la rotación se vio mucho mejor el año pasado, terminando con 4.73.

La mejoría fue suficiente para que Minnesota volviera a la postemporada por primera vez desde el 2010, vía el Juego del Comodín de la Liga Americana.

Sin embargo, la profundidad del cuerpo de abridores sigue siendo un tema a seguir. Además, una excelente defensa de los Mellizos ayudó a sus abridores, que poncharon a la menor cantidad de bateadores en las Mayores en el 2017. Ese es uno de los grandes motivos por los que el equipo tiene interés en agentes libres como Yu DarvishLance LynnAlex Cobb y Jake Arrieta.

Es probable que los Mellizos agreguen a un abridor a su roster antes de los entrenamientos de primavera, Pero por el momento, así se ve la rotación de Minnesota ahora mismo:

Ervin Santana
Jose Berríos
Kyle Gibson
Adalberto Mejía
Phil Hughes

FORTALEZA
El dominicano Santana y el boricua Berríos son los pilares de la rotación. Santana viene de una temporada estelar en la que tuvo efectividad de 3.28 en 33 aperturas. De su parte, Berríos registró 3.89 y 139 ponches en 145.2 entradas. Gibson se vio sólido en la segunda mitad de la temporada, con promedio de carreras limpias de 3.76 y 70 ponches en 76.2 innings. El quisqueyano Mejía demostró potencial como novato y es uno de varios lanzadores jóvenes en los Mellizos, junto a Stephen Gonsalves y el dominicano Fernando Romero.

LAS INTERROGANTES
Gibson tendrá que lanzar de manera eficaz durante toda una temporada, a la vez que Mejía necesita ser más consistente y llegar más lejos en los juegos. Hughes viene de una segunda cirugía para aliviar los efectos del síndrome de la salida torácica, así que es difícil saber qué esperar de él-pese a que los Mellizos afirman que va bien su rehabilitación.

Gonsalves y Romero tendrán la oportunidad de enseñar su talento durante los entrenamientos, a la vez que Trevor May será preparado para abrir tras recuperarse de una cirugía Tommy John.

LO QUE PODRÍA CAMBIAR
La mayor prioridad para los Mellizos durante el invierno sigue siendo la adición de un abridor de calidad. Sería una sorpresa si llegaran a los entrenamientos sin haberlo hecho.

Darvish es el que más quisieran firmar, pero el mercado se ha movido de manera bien lenta, sin el fichaje de los nombres más sonoros entre los lanzadores. El gerente general de Minnesota, Thad Levine, conoce bien a Darvish desde los tiempos de ambos con los Rangers, algo que podría convenirle a la hora de negociar. Aparte del japonés, los Mellizos tendrían en la mira a Lynn, Cobb y, en menor grado, Arrieta. Ellos tres requerirían de una selección de recompensa en el draft, ya que recibieron ofertas calificadas de sus equipos anteriores.

Por supuesto, los Mellizos también podrían tratar de hacer un canje por un abridor, pero todo luce indicar que no están muy dispuestos a deshacerse de sus prospectos en ese proceso, prefiriendo la agencia libre. Con apenas dos jugadores firmados más allá del 2018, Minnesota tendría los recursos para fortalecerse en el mercado libre.

Curry quiere ser copropietario de un equipo de la NFL

OAKLAND — Stephen Curry ha sido fanático de los Carolina Panthers durante años. Por lo tanto, está interesado sin duda en ser dueño de una participación en ese equipo de la NFL.

Pero Curry recuerda a todos que su empleo principal está en los Golden State Warriors. Así que el astro de la NBA no sería el tipo de dueño que se involucre en todos los asuntos, ni que viaje cada semana de un extremo a otro del país para participar en una reunión.

De todos modos, Curry cuenta con gente que le ayuda a sondear opciones para adquirir una parte de la franquicia de la NFL, cuyo dueño Jerry Richardson ha puesto en venta mientras enfrenta una investigación por conducta sexual inapropiada y supuestos comentarios racistas.

“Es una oportunidad muy interesante”, dijo Curry tras la práctica de tiro del lunes. “Sostuve conversaciones con mucha gente sobre la forma correcta de plantear esto y las estrategias diferentes que yo podría seguir en lo personal. Obviamente tengo un trabajo de todos los días, pero tengo a gente que está conectada y que trata de ver cómo podría ocurrir eso. No he tenido realmente nada que decir sobre esto, salvo que estoy muy interesado y dispuesto a hacer lo necesario para que eso ocurra”.

De hecho, ha hablado con Sean “Diddy” Combs, el magnate del hip hop, sobre la idea de que ambos adquieran el equipo.

A mediados del año pasado, Curry firmó un contrato por cinco años y 201 millones de dólares con los Warriors. Ha ayudado a que Golden State se corone en dos de las últimas tres campañas, y se le ha nombrado dos veces el Jugador Más Valioso de la NBA.

Curry consideró “muy especial” que Combs haya manifestado también interés.

“Es un excepcional hombre de negocios y un tipo que convierte la nada en todo, y que ha hecho un trabajo asombroso en todo lo que se propone. Tiene antecedentes tremendos haciendo que las cosas ocurran”, indicó.

Los Panthers han estado en el radar de Diddy desde hace tiempo, y Curry aprecia la relación que tiene la estrella de la música con Charlotte. Aunque Curry no se ha reunido con Colin Kaepernick, hay versiones de que el quarterback, quien carece de empleo en la NFL y comenzó las protestas recientes durante el himno nacional formaría también parte de la transacción.

Sin embargo, Curry explicó que “es todavía muy pronto” en el proceso de exploración de una compra.

“Soy un fanático, primero que nada, y lo he sido desde que tenía, ¿qué?, 7 años, cuando el equipo llegó a Charlotte… Conozco a muchos de los jugadores del equipo y lo que representan”, manifestó.

 

Noticia tomada de espndeportes.com

Francisco Mejía seguirá en la receptoria o debe emigrar a otra posición?

LEESBURG, Virginia — Francisco Mejía se hizo un nombre en el béisbol en el 2016, cuando entre Clase-A y Clase-A Avanzada dio hit en 50 juegos consecutivos, la cuarta racha más larga en la historia de ligas menores.

El prospecto dominicano de los Indios ha seguido con un tórrido bateo desde entonces, registrando .297/.346/.490 con Doble-A Akron el año pasado, con 21 dobles, 14 jonrones y 52 empujadas en 72 encuentros. Luego de participar en el Juego de las Futuras Estrellas en julio pasado, el receptor y bateador ambidextro fue convocado por primera vez al equipo grande de Cleveland en septiembre, conectando dos hits en 13 turnos, con una empujada.

Mejia's milestone RBI single

Ahora, cuando todo apunta a un inicio del 2018 en Triple-A, la interrogante para Mejía y para los Indios es si el oriundo de Baní será un cátcher a largo plazo, o si hallará otra posición. En la Liga Otoñal de Arizona al final del 2017, Mejía fungió como tercera base, con resultados mixtos a la defensa pero con el buen bateo de siempre: 365/.397/.476 con dos cuadrangulares en 15 partidos por Glendale Desert Dogs.

“Creo que al principio, los dos primeros juegos, no me sentí bien”, dijo Mejía sobre su experiencia en la antesala. “Pero me fui acomodando, porque el manager (Shawn Williams) me ayudó mucho en eso. Trabajé mucho. Me voy acostumbrando, pero no es mi primera posición, porque yo vengo jugando cátcher desde pequeño”.

Ha habido interrogantes sobre la defensa de Mejía en la receptoría a nivel de liga menor, desde su manejo de los lanzadores hasta el 30% de los corredores que sacó en intento de robo el año pasado. MLB Pipeline, que califica a Mejía como el prospecto número 1 de los Indios y el número 14 de todo el béisbol, estima que el quisqueyano podría llegar a ser un “defensor promedio detrás del plato”.

En la mayoría de los casos, eso sería suficiente con el nivel ofensivo de Mejía. Sin embargo, los Indios tienen firmados a largo plazo a dos receptores: El boricua Roberto Pérez (bajo contrato hasta el 2020, con opciones para el 2021 y el 2022) y el brasileño Yan Gomes (hasta el final del 2019, con opciones para los siguientes dos años).

Con eso en mente, Mejía sigue en disposición de tratar de dominar la tercera almohadilla.

“Estoy dispuesto, porque si es para ayudar al equipo, yo lo hago en esa situación”, afirmó el joven de 22 años durante su participación en el Rookie Career Development Program para jugadores cerca de establecerse en Grandes Ligas. “Yo sé que no va a ser fácil, pero tengo que aceptarlo. Si es algo que me ayuda a mí, lo haré.

“Mi preferencia sigue siendo ser cátcher. Sigo trabajando en eso mucho más”