TiempoExtra.do – Deportes

Lista mejores agentes libres NBA 2014

nba20

Ha pasado casi un año completo, pero la maniobra está muy bien encaminada, porque los equipos de toda la NBA se preparan para ser grandes jugadores en la lotería de agentes libres del 2014.

En comparación con este descanso entre temporadas previo, el 2014 se presenta como una clase muy diferente de agentes libres disponibles: más nombres grandes hacia la parte alta y, si algunos jugadores no llegan a tener acuerdos contractuales para el 31 de octubre, más estrellas en ascenso.

Sin embargo, cuando los equipos se ponen a buscar y a tratar de seducir a agentes libres, ellos deben considerar el problema adicional de pagar a jugadores por sus actuaciones anteriores (ej.: jugadores que ya están claramente alejados de su mejor momento) y sería prudente que los equipos hagan inversiones inteligentes que no anclen su flexibilidad con talentos entrados en edad y ya deteriorados. Por último, podemos ver los contratos del 2013 como otra escala con la cual medir el valor de los agentes libres del 2014 (ej. el año pasado vimos que ser tirador aportaba un valor adicional, etc.)

El siguiente es mi ranking de los mejores 30 agentes libres del 2014, distribuidos por el valor promedio anual (AAV, por sus siglas en inglés) de los nuevos contratos que yo creo que cada jugador se merece bajo las reglas del convenio colectivo de trabajo.

Para realizar mis estimados del valor de contrato, yo usé muchos de los mismos factores que usé como miembro de la gerencia de los Phoenix Suns: edad, historial de lesiones, valor de contratos de jugadores comparables recientes, imposibilidad de reemplazar habilidades, contribución a las victorias, historial de producción, interacción con el estilo y la cultura del equipo, valor de mercado, y situación actual de tope salarial, entre otras cosas.

Por favor tengan en cuenta que éste no es un ranking de los mejores agentes libres, y que la AAV listada representa mi estimado del valor aproximado de cada jugador, y no una predicción de lo que el jugador recibirá en el mercado en 2014.

Las valuaciones de contratos para muchos de estos jugadores están casi garantizadas de cambiar, porque sus rendimientos en 2013-14 afectarán su valor, pero es importante lograr una medición temprana de dónde están parados los diferentes prospectos.

1) Carmelo Anthony
A pesar de no ser el mejor jugador en la liga, o tan siquiera el mejor agente libre del 2014, Anthony sigue estando entre los mejores jugadores estelares de la liga que tienen el suficiente talento como para impulsar a una franquicia y ser competitivos, pero quizás no lo suficientemente buenos como para ser los mejores jugadores en un equipo retador al título.

En 2012-13, Anthony disfrutó de una de sus mejores temporadas ofensivamente, liderando la liga en anotaciones y disfrutando todas las noches de choques desparejos creados por su paso a la posición de alero fuerte. Gran parte de su ofensiva fue impulsada por totales muy altos en 3PM, 3PA y 3P%, lo cual alejó sus intentos de tiro de campo desde sus puntos usualmente eficientes en el rango de los 20 pies. Aún cuando no es el anotador más dotado de la liga, ciertamente tiene el arsenal más completo. Y aún así, con toda su excelencia ofensiva, Anthony no ha mostrado la habilidad (o deseo) de elevar las otras partes de su juego lo necesario como para llevar a un buen equipo a la grandeza.

El AAV de Anthony está basado en ejercer su ETO y firmar un nuevo contrato de tres años a su salario máximo permisible, con aumentos de 4.5 por ciento (y una opción de jugador en el tercer año). Si una franquicia declara que vale su compromiso salarial para llevar al equipo adelante, entonces hará falta pagar el máximo posible para alejarlo de Nueva York, pero yo dudaría de comprometerme con mucho más que eso. Aún así, si los Knicks están dispuestos a pagar lo que sea, pueden ofrecer tanto como $129 millones en cinco años ($25.8 millones por año).

2) LeBron James
Parecería que “La Decisión” fue apenas ayer, cuando las palabras “voy a llevar mi talento a_____” entraron el léxico nacional. Ahora estamos a apenas unos meses de una posible secuela, porque James puede terminar el último año de su contrato y entrar al mercado de agentes libres en 2014. A pesar de que no faltarán oferentes, es poco probable que abandone el paraíso del básquet que existe en Biscayne Boulevard en South Beach.

A pesar de ser inequívocamente el mejor jugador de básquet en el planeta, James clasifica segundo en nuestros rankings de AAV detrás de su compañero de clase Anthony debido a los términos que acordó con Miami en 2010. La única manera en que el Heat podía lograr su golpe de estado de agentes libres era dándole a los Tres Grandes contratos por debajo del máximo. En el caso de James, aceptó un contrato inicial de $14.5 millones en lugar de los $16.6 millones para los cuales era elegible. Debido a que los aumentos máximos permitidos del 7.5 por ciento están basados en el salario del primer año, el salario de James cada año desde entonces ha sido más bajo de lo que hubiese sido si hubiese aceptado el máximo total en el primer año de su contrato.

Como el máximo en un nuevo contrato comenzaría con 105 por ciento del salario de 2013-14, su nuevo salario inicial es de $20.1 millones, lo cual le da un nuevo contrato de $115.3 millones en cinco años (AAV: $23.1 millones), con un ETO del quinto año (porque James se merece el mejor contrato posible a su favor).

El plan de Miami a futuro ciertamente pesará en su decisión, pero debe notarse que lo máximo que puede ganar en cualquier otro equipo es $85.6 millones en cuatro años (AAV: $21.4 millones), cualquier otra nueva ubicación deberá probar ser mejor según su ubicación, plantel, gerencia, propietarios y entrenadores para que perderse $30 millones valga la pena para James.

3) Chris Bosh
Sus números no son lo que fueron en Toronto, pero Bosh es todavía un jugador grande de élite en esta liga, y esa es la razón por la cual ha sido un eterno miembro del Equipo de las Estrellas. La voluntad de Bosh por aceptar un rol más pequeño y menos toques, y concentrarse en eficiencia es un aspecto muy poco valorado del éxito de Miami en la era de los Tres Grandes, y ningunas otras jugadas hablan con más claridad que el rebote ofensivo que atrapó y pasó a Ray Allen al final del tiempo regular y la tapa que salvó el partido al final del tiempo suplementario del 6to Juego de las finales.

Bosh es el complemento perfecto de LeBron James, en lo que hace a su juego (como un jugador grande con mucha inteligencia y pick-and-pop) y su temperamento (buscando ajustar su juego para hacer lo que sea necesario) y eso no puede ser subestimado. No es lo suficientemente bueno como para ser un jugador emblema de una franquicia, pero es uno de los mejores segundos jugadores de la liga. En última instancia, la decisión de James jugará un rol enorme en ver dónde terminará Bosh como agente libre. Pero si el objetivo es seguir ganando campeonatos, ambos se mantendrán juntos.

Una oferta de contrato de $100.3 millones en cinco años (AAV: $20.1 millones) con una garantía parcial de $6 millones en el año final logra varias cosas: (a) le permite a Miami estructurar el contrato de Bosh por un total redondo de $20.1 millones por año (el máximo que puede ganar en el primer año de su nuevo contrato), trayendo algo de estabilidad a la creciente plantilla de Miami; (b) le da a Miami algo de flexibilidad para salirse del contrato tempranamente si James se marcha, permitiendo reiniciarlo con una responsabilidad limitada; y (c) le da a Bosh más dólares garantizados (al menos $86.4 millones en cuatro años) de lo que podría ganar si firma con otro equipo (como máximo, ganaría más de $85.4 millones en cuatro años).

4) Paul George
Uno de los jugadores de doble función de élite de la liga, George cimentó su status como jugador de máxima extensión en la postemporada. Es uno de los mejores defensores de la liga, usando una mortal combinación de longitud, agilidad y nivel atlético para cubrir a una gran variedad de jugadores, desde Derrick Rose a LeBron James. También llegó a la excelencia con los esquemas defensivos de Indiana, minimizando las apuestas y aferrándose a los principios básicos.

A pesar de que su juego ofensivo está por debajo de su impacto defensivo, es todavía una amenaza versátil con mucho potencial. Puede crear como manejador de balón saliendo del pick-and-roll, espaciar la bola como opción a la hora de atrapar y tirar, y terminar sus tiros en contragolpe. Y con 6’9” de altura, es un choque desparejo para la mayoría de los defensores.

Lo más alentador es que las mejoras individuales de George cada año han traído mejoras exponenciales para los Pacers, quienes pasaron de ser un equipo difícil de eliminar en la primera ronda de los playoffs en el año de novato de George a poner al eventual campeón Miami Heat contra las cuerdas en años consecutivos (segunda ronda en 2012, finales de la Conferencia Este en 2013).

George claramente es una de las piedras fundacionales para los Pacers, y como tal pueden ofrecerle una extensión de cinco años valuada en $79 millones (AAV: $15.8 millones) antes del 31 de octubre; de otro modo pueden ofrecerle un contrato de cinco años el próximo año como agente libre restringido, cuando lo máximo que otros equipos pueden ofrecer es un contrato de cuatro años y $58.4 millones (AAV: $14.6 millones).

5) Kobe Bryant
Bryant es quizás el jugador más difícil de valorar en dólares. En el lado positivo, trae credibilidad al ser alguien que ha tenido éxito en los niveles más altos del deporte. Es un tipo que asienta su cultura y que levanta el nivel de ética y competitividad del equipo y exige excelencia de todo el mundo, tanto de entrenadores como de compañeros. Por otro lado, puede ser una personalidad dominante que aliena a todo el mundo, tanto a entrenadores como a compañeros, y a veces distorsiona los objetivos del equipo para acoplarlos a sus logros individuales.

Para continuar siendo efectivo dentro del contexto de un rendimiento de equipo óptimo, Bryant debe aprender a tomar un rol más pequeño y a alentar la confianza con sus compañeros de equipo, así como a reenfocar sus esfuerzos en lo defensivo, donde ha pasado de ser un astuto jugador de mano a mano y defensor de equipo a alguien que a menudo toma riesgos innecesarios. Sin ese tipo de aporte de Bryant, es difícil imaginar un escenario en el cual pueda lograr mucha atención como agente libre.

Claro, esto dependerá de una recuperación total de su desgarro del tendón de Aquiles, aún cuando ha habido reportes de que Bryant está muy por avanzado en su recuperación. Su valor como agente libre no será ayudado por un regreso veloz a la cancha con producción por debajo de los estándares. En lugar de eso, tendrá que demostrar que todavía puede rendir a un nivel alto.

Idealmente, Bryant aceptaría el rol que Paul Pierce tomó con los Celtics: una parte integral de la ofensiva pero concediendo una parte mayor de la ofensiva a sus compañeros de equipo. La extensión de contrato de Pierce del 2010 también serviría como comparable para el nuevo AAV de Bryant de $15.3 millones, con un contrato de tres años y $46 millones. Una garantía de $4 millones en el último año le permitiría al equipo salirse del contrato de Bryant si se hace evidente que no puede adaptarse a su nuevo rol, como le pasó a Allen Iverson hacia el final de su carrera.

6) Derrick Favors
Recientemente elogié a Favors como el integrante del plantel en ascenso de Utah que con mayor seguridad dará el salto esta temporada. Más que cualquier otro lugar brillante para el Jazz, Favors es uno de los mejores jugadores grandes de la liga que trae una Buena mezcla de tamaño y nivel atlético. Sus habilidades todavía necesitan ponerse a la altura de sus habilidades físicas, pero ha dado grandes pasos cada año y tiene buenas clasificaciones en intangibles tales como aceptación de órdenes de sus entrenadores, ética de trabajo y esfuerzo en cancha.

Los Jazz pueden extender su contrato de Novato por casi cinco años antes del 31 de octubre, pero para hacer eso deberían no poder ofrecerle una extensión a ningún otro prospecto joven en su plantel. Como equipo de mercado pequeño, Utah tiene que estar doblemente seguro de sus decisiones antes de comprometer grandes sumas de dinero a sus jugadores, y Favors parece ser una buena apuesta. Habiendo dicho esto, yo todavía le ofrecería un contrato de cuatro años y $60.8 millones (AAV: $15.2 millones), el máximo permitido en ese término. Si lo rechaza, lo máximo que cualquier otro equipo puede ofrecer en la agencia libre restringida serían cuatro años y $58.4 millones (AAV: $14.6 millones).

7) Zach Randolph
La buena noticia para Randolph es que tiene exactamente el tipo de juego que envejece bien. Muy poca de su habilidad está puesta en el nivel atlético o la velocidad. En lugar de eso, juega bajo el aro y usa su fuerza, astucia y excepcionales manos para hacer jugadas alrededor de la canasta. Es un reboteador de élite en ambos extremos de la cancha, y tiene la habilidad de abrir la cancha hasta unos 20 pies. Luego de un comienzo desparejo en su carrera, Randolph ha demostrado que puede tener éxito como parte de un equipo ganador en la NBA y ser un ciudadano sólido, algo que lo ha llevado de ser un paria a un jugador deseable en el mercado de agentes libres.

La mala noticia son los superlativos para Randolph en el lado ofensivo. Más allá de sus rebotes, es un defensor flojo que necesita jugar junto a buenos individuos y defensores de equipo en las otras posiciones para ser efectivo. Y aunque ha demostrado madurez en Memphis, las dudas sobre su carácter permanecerán, particularmente dado que es fácil comportarse bien cuando el equipo está ganando y los toques y minutos del jugador son altos.

Randolph vale un contrato de cuatro años y $56 millones, con una garantía de $7 millones en la temporada final (AAV: $14 millones). Lo comparable para este contrato sería Al Jefferson, quien juega en la misma posición con disposiciones similares en términos de ofensiva versus defensa y quien firmó un contrato de tres años y $40.5 millones (AAV: $13.5 millones) antes del comienzo de temporada. La garantía parcial en el último año le da al equipo una estrategia de salida si es que la edad de Randolph afecta su juego.

8) DeMarcus Cousins
El mayor enigma de la clase del draft 2010 es un misterio mayor ahora que lo que fue en la noche del draft. Es un jugador grande y hábil con el potencial de ser una amenaza única de adentro hacia afuera, con buenas manos, gran tamaño, y la capacidad de poner el balón en la cancha en posición frontal, anotar de espaldas al aro y lograr rebotes a alto nivel. Es también reconocido por su baja eficiencia en comparación con su habilidad, con una eficiencia horrible para su nivel de habilidades, y una larga lista de choques personales con entrenadores, compañeros de equipo, oponentes y réferis.

Sacramento ha pasado por una gran reconstrucción en términos de propietarios, gerentes y entrenadores, y está determinado a cambiar la cultura que ha afectado tanto a los Kings durante los últimos años. Un optimista diría que estas medidas sacarán lo mejor de Cousins, porque estará fuera del ambiente negativo que definió a la organización bajo la gerencia previa, pero un pesimista señalaría que fue una gran parte de ese ambiente negativo.

A comienzos de este año, yo escribí sobre cómo los Kings buscarían mover a Cousins en lugar de continuar consintiéndolo y esperando que cambie. Uno de mis argumentos principales para este curso de acción es que jugadores con la historia variada de Cousins rara vez cambian sus comportamientos sin pasar por una experiencia que altere sus vidas, tales como una lesión seria u otro evento que altere su carrera. Esto es así porque, en cada paso del camino, sus transgresiones han sido recompensadas (para ejemplos recientes miren a Michael Beasley, a quien le pagaron $7 millones para no jugar para los Suns).

Pero Cousins posee un enorme talento, y juega en una posición que es una de las mejor pagas en el básquet. Yo le ofrecería un contrato de cuatro años valuado en $59.6 millones (AAV: $14.9 millones), con una opción del equipo en el año final. Este contrato está basado en un salario inicial del máximo permitido, pero con aumentos del 6 por ciento en oposición al máximo permitido del 7.5 por ciento. Los optimistas dirían que este contrato daría el mensaje de que su comportamiento hasta este punto le ha costado dólares y seguridad de largo plazo (opción del equipo), y los pesimistas señalarían que eso hace que su contrato sea más fácil de intercambiar si sus ataques de enojo continúan.

9) Greg Monroe
Monroe es otro jugador grande y talentoso con lo que quizás sea el básquet más pulido de la clase del 2010. Sus pases le permiten operar ya sea saliendo del poste bajo o alto como punto focal de la ofensiva, pero aún así necesita mejorar su tiro en salto de medio rango antes de que pueda dar el salto hacia adelante. Si lo hace, Monroe se transformaría en un tipo difícil de cuidar mientras sirve como el complemento perfecto para el centro de segundo año Andre Drummond, quien es un atleta de alto vuelo que puede terminar bien los tiros al aro.

Por otra parte, la presencia de Drummond en el plantel también puede ser una desventaja para Monroe si se transforma en un jugador descartable. Con $56 millones ya reservados para el alero combo Josh Smith, es muy posible que Detroit decida que Monroe es un lujo más que una necesidad, particularmente si un frente de cancha con Smith-Monroe-Drummond no tiene suficientes espacios para ser efectivos.

La combinación de juventud, nivel de habilidad y rebotes de Monroe lo transforma en un prospecto tentador a futuro, pero aún así necesita traer más consistencia en el extremo defensivo, particularmente reaccionando y rotando hacia los ataques de los oponentes sobre la canasta. Jugadores grandes como Brook López (cuatro años, $60.8 millones en 2012) y Andrew Bynum (cuatro años y $57.2 millones en 2013) aportan la base de comparación para el contrato sugerido de Monroe de $58.4 millones en cuatro años (AAV: $14.6 millones), que también es lo máximo que cualquier otro equipo más allá de los Pistons puede ofrecer.

10) Dwyane Wade
A sus 31 años, Wade es mayor que cualquiera de sus compañeros del draft del 2003, y el kilometraje comienza a verse tal como su juego ha demostrado estar en caída. Parte de esta caída puede ser atribuida a tener que compartir la atención con LeBron James y Chris Bosh, pero un factor incluso mayor es el estilo duro y de mucho impacto que Wade ha practicado en su carrera. Es lo que lo ha transformado en uno de los grandes jugadores de la liga, pero desafortunadamente le ha quitado años de su longevidad.

El nuevo contrato de Wade determinará el futuro para Miami, tal como se le ha pedido recibir un mayor corte de pagos en 2010 para atraer a James y Bosh, tendrá que aceptar una reducción aún mayor para que el Heat pueda mantener unido a su grupo central. Una oferta de cinco años y $70 millones (AAV: $14.0 millones por año) con una garantía de 50 por ciento en el cuarto año y una garantía de 25 por ciento en el último año podría parecer una oferta baja, pero muestra acertadamente el valor actual de Wade (y quizás su valor futuro). Al estructurar el contrato en escala descendente, Wade tendría garantizada la mayor parte de su dinero por adelantado, con garantías parciales llegando en las dos temporadas peor pagadas del contrato.

El mayor total que otro equipo puede ofrecer es de $83.8 millones en cuatro años (AAV: $20.9 millones), pero si cualquier equipo que busque los servicios de Wade lo necesita ahora, no podrán hacerlo sin tener que pagar algo de sus glorias pasadas.

11) Pau Gasol
A pesar de que la temporada 2012-13 fue difícil para quienquiera que estuviese asociado con Los Angeles Lakers, fue especialmente difícil para Gasol, quien jugó con el menor total de su carrera en 49 juegos, tuvo problemas con lesiones y en su rol en el equipo, y tuvo los promedios más bajos de su carrera en puntos, rebotes y porcentajes de goles de campo. Con un verano entero fuera del equipo (incluyendo su ausencia del equipo nacional español en el EuroBasket), tratará de recuperarse en su año de contrato. A su favor tendrá la partida de Dwight Howard, lo cual le permitirá a Gasol deslizarse de nuevo hacia su posición natural como centro. También, un grupo perimetral mejorado, un Steve Nash más saludable y un entrenamiento completo deberían darle más espacios y fluidez en la ofensiva.

Gasol puede todavía jugar en un nivel alto en la situación correcta; su nivel de habilidad y pases le permiten ser un punto focal ofensivo, aunque no es una potencia ofensiva (ej. pueden hacer que las jugadas pasen por él, pero él no puede cargar con el peso de las anotaciones). Similarmente, es un jugador con una inteligencia muy alta para el básquet en el lado defensivo y un buen reboteador, pero no es lo suficientemente físico como para ser un ancla defensiva. Es el tipo exacto de jugador que puede ayudar a un equipo en ascenso a superar escollos como un veterano jugador grande y productivo con un pedigrí de campeón. Un contrato de tres años y $40 millones (AAV: $13.3 millones) es comparable a los contratos recientes firmados por David West (tres años, $36.6 millones) y Kevin Garnett (tres años, $36 millones).

12) Dirk Nowitzki
Nowitzki y el dueño de los Dallas Mavericks Mark Cuban han dicho una y otra vez que Nowitzki se retirará con el uniforme de los Mavs. El contrato con el que acordará va a dictar en gran medida si terminará su carrera como retador eterno o como el tipo que se quedó jugando demasiado tiempo.

Luego de su opaca (según sus estándares) campaña del año de huelga, el juego de Nowitzki cayó un poco a comienzos de la temporada luego de que se perdiera casi dos meses recuperándose de una cirugía de rodilla (aunque ha experimentado un resurgimiento en años recientes). Aún así, su promedio anotador fue el más bajo desde su año de novato, porque se perdió los playoffs y el Juego de las Estrellas por primera vez en 13 años.

Nowitzki sigue siendo un jugador grande de alto nivel, porque encesta más del 40 por ciento desde la línea de triples, fue uno de los mejores tiradores de rango medio en la NBA y fue un sólido reboteador en el vidrio defensivo. El mejor escenario sería si entra en la etapa Tim Duncan de su carrera, aceptando recortes de pago para que el equipo contrate a jugadores talentosos. A su edad (35), Nowitzki necesita hacer la transición al puesto de rol estelar de soporte tal como lo hizo Duncan en San Antonio. Un contrato de dos años y $25 millones (AAV: $12.5 millones) con una opción de jugador de segundo año, le dará a Dallas la habilidad de mantenerse buscando agentes libres a futuro.

13) Andrew Bogut
Bogut es uno de los mejores anclas defensivas de la liga, y su mayor debilidad ha sido su salud. Cuando está en Buena salud, transforma a Golden State para pasarlo de un show secundario entretenido a retador al título en los playoffs. Es un defensor con alta inteligencia para el básquet y un excelente comunicador desde la línea trasera, que es exactamente lo que uno espera de un centro. A pesar de no saltar mucho, Bogut es un buen bloqueador de tiros con un buen sentido del tiempo y sabe cómo usar la amenaza del bloqueo para forzar a oponentes a alterar sus tiros al aro. Es también un excelente protector en el vidrio defensivo.

Ofensivamente, Bogut es todavía una opción sólida sobre la cual correr la ofensiva, por ser un excelente pasador desde el poste alto y bajo, y puede terminar bien el pick-and-roll. Aún así, las lesiones han logrado impedir que recupere su forma de jugador del Juego de las Estrellas, manifestándose en tiros errados alrededor de la canasta.

En última instancias, las lesiones que mantuvieron a Bogut fuera de 104 de un total posible de 148 partidos seguramente bajarán el valor de su contrato, tal como sucedió con Stephen Curry el verano pasado. Un contrato de cuatro años y $50 millones (AAV: $12.5 millones) refleja el valor de un centro titular en la liga al tiempo que da por descontada la historia de lesiones de Bogut.

14) Danny Granger
Indiana casi seguro no volverá a firmar con Granger el próximo verano. Después de que George y Lance Stephenson firmen sus nuevos acuerdos, los Pacers estarán tocando o quedarán al borde del umbral del impuesto al lujo, y, siendo un equipo de mercado pequeño, Indiana no puede darse el lujo de superarlo. El hecho de que Granger se haya perdido casi toda la temporada 2012-13 no ayuda su situación, y va a necesitar una campaña 2013-14 fuerte para demostrarle al resto de la liga que todavía puede contribuir en un nivel alto.

Idealmente, es una tercera opción en un buen equipo, un anotador que puede abrir la cancha como una opción que atrapa y lanza, saliendo de las pantallas o en jugadas aisladas. A fin de subir su valor, necesita regresar a sus raíces defensivas (es fácil olvidar que Granger originalmente se ganó su tiempo de juego como un defensor, muy parecido a lo que ocurrió con George).

Una oferta de un contrato por $34 millones durante tres años con $4 millones garantizados en el último año le dará a Granger una chance de demostrar que todavía puede ser una tercera opción en un buen equipo, mientras que le dará al equipo la flexibilidad de dar de baja su contrato o cambiarlo a lo largo del camino. Su performance en 2013-14 determinará en gran medida el valor de su próximo acuerdo, mucho más que para cualquier otro jugador en esta lista.

15) Rudy Gay
El rating de aprobación de Gay ha caído significativamente en los últimos años y ha sido un jugador representante de la ineficiencia y el hecho de pagar demasiado a los jugadores. Después de ser echado de Memphis, los Grizzlies pudieron repartir mejor los toques ofensivos a lo largo de sus jugadores del poste y mejorar su defensiva mientras que hicieron un recorte en su nómina.

Con lo anterior no quiero decir que Gay no aporta valor. Es un francotirador talentoso y además es uno de los jugadores más difíciles de marcar en la liga como un alero grandote. Al igual que Anthony, es un muchacho que puede mejorar tu equipo pero sólo hasta cierto punto. A diferencia de Anthony, no ha demostrado que puede mejorar enormemente a un equipo. Los últimos cheques de pago de Gay no pueden dictar el valor de su futuro, razón por la cual lo tengo valuado en $42 millones durante cuatro años (AAV: $10.5 millones), con una opción de jugador en el último año si es que supera a su acuerdo. Le queda mejor una posición como tercera opción en la ofensiva, de modo que no le puedes pagar mucho más que eso si esperas poder costear a dos jugadores de más nivel para que jueguen a su lado.

16) Tim Duncan
Duncan ha demostrado que puede seguir jugando hasta cuando lo desee, sobre todo si San Antonio puede seguir recibiendo el juego del calibre de un JMV de parte de Tony Parker y la mejora de los jugadores jóvenes como Kawhi Leonard y Tiago Splitter. Duncan cuenta con la clase de juego que puede permanecer en un alto nivel siempre y cuando los Spurs puedan manejar sus minutos a fin de conservar su energía y no poner en riesgo su estado físico.

Duncan podría o no dar de baja su contrato en 2014; de cualquier manera, será un Spur de por vida. Un acuerdo por dos años y $20 millones con una opción de jugador en el segundo año le permitirá seguir tomando la decisión anual sobre si es que quiere seguir jugando o no.

17) Marcin Gortat
Atrapado en la sombra de Dwight Howard para arrancar su carrera en Orlando, Gortat era un jugador al que apuntamos como objetivo en 2010 cuando era miembro de la directiva de los Suns. Sabíamos que era un rebotero tremendo, algo que en ese momento necesitábamos desesperadamente, y sentíamos que no estaba siendo aprovechado en la ofensiva. Desde que se sumó a los Suns, Gortat ha seguido limpiando la zona vidriada y ha demostrado que es un buen definidor con un timing genial usando ambas manos en las situaciones de pick-and-roll. Además, ha demostrado un toque mejor de lo esperado desde los 15 pies. Como desventajas, podemos decir que no es un francotirador creativo en el poste y le falta habilidad para hacer espacio o mejorar en la posición en el poste. Asimismo, es un jugador defensivo promedio.

Gortat tiene, por momentos, un sentido exagerado de quién es como jugador, pero sigue siendo una opción sólida como un centro titular, sobre todo si juega junto a un ala-pivote de elite. Además, ha sido uno de los jugadores con el salario más apropiado de la liga. Un contrato por tres años y $25 millones (AAV: $8.3 millones) seguiría siendo un aumento de su sueldo anterior mientras que conservaría su valor accesible.

18) Emeka Okafor
Okafor es un ancla defensiva con habilidades ofensivas limitadas. Es un rebotero defensivo excelente y un defensor en el poste, además hace un buen trabajo como un defensor vocal de equipo. Ofensivamente, es un anotador mecánico pero de alguna manera efectivo en el poste. Además, es bueno con las pantallas y hace un trabajo excelente en la zona vidriada ofensiva, no sólo sumando rebotes sino que también lo es al hacer que el balón siga en juego dándole un golpe para que regrese a la parte alta de la llave a fin de hacer una nueva jugada. Pero más allá de eso, es un jugador limitado.

Okafor se benefició antes de su último acuerdo al jugar con Charlotte, un equipo que invirtió su pick No. 2 pick en él y no tuvo mucho más que eso. Como resultado, pudo conseguir un acuerdo por seis años y $72 millones. Es probable que su nuevo contrato lo vuelva a ubicar en la realidad, para mí estaría en los $25 millones por tres años, un valor similar a otro jugador del calibre de un centro titular, Marcin Gortat.

19) Eric Bledsoe
Bledsoe puede ver su estadía en Los Angeles de dos maneras o se vio frenado por la falta de tiempo de juego detrás de Chris Paul o fue salvado de la sobreexposición. De cualquier manera, vamos a averiguar si es el talento estelar que muchos han especulado que es (entre otros, LeBron James, que es representado por el mismo agente) esta temporada, mientras que Bledsoe recibirá muchos minutos de juego con los Suns en reconstrucción. Es un atleta de elite en la posición de base armador y un anotador explosivo saliendo del pick-and-roll, pero de todas maneras todavía necesita demostrar si tiene habilidad para liderar una ofensiva en equipo. Defensivamente, tiene todas las herramientas para ser un defensor sobresaliente pero necesita aportar más consistencia, sobre todo en las rotaciones del lado débil.

Phoenix tiene hasta el 31 de octubre para ofrecerle una extensión a Bledsoe, y eso en realidad sería beneficioso para ambas partes: La clave es que ambos tendrán valuaciones diferentes. Basándonos en acuerdos de bases armadores comparables esta temporada baja (el contrato por tres años y $24 millones de Brandon Jennings y el de cuatro años y $32 millones de Jeff Teague), una valuación apropiada sería en los cuatro años y los $32 millones (AAV: $8 millones).

20) Gordon Hayward
El base alero de Butler comenzó a encontrar su toque la temporada pasada como un jugador hábil en el perímetro capaz de jugar en las dos posiciones de alero. Al ser un tirador de tres puntos de elite capaz de poner el balón en la cancha y crear, se convierte en un jugador más especial que sólo un abridor que puede atrapar y lanzar. Junto con su compañero de equipo, Favors, Hayward es una gran razón para ser optimistas con relación al futuro de Utah.

Acuerdos comparables de la temporada baja son los de Kyle Korver (cuatro años y $24 millones), J.J. Redick (cuatro años y $27.8 millones) y O.J. Mayo (tres años y $24 millones), por lo que Hayward recibe un contrato sugerido en los cuatros años y $32 millones.

21) Luol Deng
El jugador prototipo como tercera opción, Deng ha sido un guerrero para la franquicia de los Bulls, anualmente calificado entre los líderes de la liga en cuanto a minutos jugados. La carga pesada de trabajo, junto con el obstáculo de las funciones defensivas duras en los laterales que ha tenido durante los años, le han pasado factura a Deng, mientras que ha tenido que lidiar con múltiples lesiones en las dos últimas temporadas para convertirse en un All-Star en dos oportunidades.

Además de su tenacidad defensiva, Deng es una buena opción defensiva que juega mejor saliendo de las pantallas y operando fuera de la acción en el lado débil. Es un ciudadano modelo y una influencia positiva en el vestuario con una ética de trabajo impecable, pero la gran cantidad de minutos lo ha estado afectando mientras que su producción ha ido cayendo a pesar de su reconocimiento como un All-Star. Algo que complica aún más las cosas es que el alero pequeño de reserva, Jimmy Butler, ha hecho grandes avances el año pasado, insertándose como una alternativa viable por una fracción del costo (por el momento).

Una oferta de $22.5 millones durante tres años sería un punto de arranque apropiado, usando como base el acuerdo que Kevin Martin firmó en el verano por cuatro años y $27.8 millones.

22) Paul Pierce
Un gran francotirador al final de su carrera, el cambio de Pierce a Brooklyn hace oficial el comienzo de la última etapa de su carrera. Tal como ocurre con Randolph, muy poco del juego de Pierce se basa en el atletismo, de modo que tiene sentido decir que todavía puede proporcionar una gran producción ofensiva, aunque no en el mismo nivel que sus días en la cima. Algo que lo favorece es el hecho de que la temporada pasada comenzó a hacer el cambio de jugar un rol más pequeño en la ofensiva de Boston y seguirá haciendo eso con los Nets.

Dejando de lado las anotaciones, Pierce también aporta un liderazgo vocal veterano al vestuario y puede hacer de mentor de los jugadores más jóvenes. Usando el nuevo contrato de Manu Ginobili para comparar, dos años y $14.5 millones con una opción de jugador en el segundo año sería algo apropiado para Pierce.