Entradas

El dominicano Kelvin Herrera pieza importante en los Nacionales

Con un solo movimiento, los Nacionales han reforzado su bullpen y a la vez han impedido que los Filis hagan lo mismo.

La novena de Washington envió a tres prospectos a los Reales de Kansas City el lunes a cambio del relevista dominicano Kelvin Herrera, quien será una especie de lujo para los capitalinos. Por el momento, Herrera no fungirá como cerrador, sino que brindará profundidad en la parte trasera del bullpen.

El martes, Herrera debutó con un inning en blanco por los capitalinos en su victoria sobre los Orioles. A los Nacionales les hacía falta otro brazo, pero no urgentemente.

“Ahora mismo, contamos con un cerrador estelar [Sean Doolittle], por lo que a [Herrera] se le pedirá que haga otras cosas”, dijo el manager de Washington, Dave Martínez.

Dicho cambio no solamente hace mejores a los Nacionales, sino que hace más difícil que los Filis y Bravos — rivales en el Este de la Liga Nacional — se refuercen de la misma manera. Filadelfia no tiene una opción obvia para el noveno inning ahora mismo. De hecho, el lunes enviaron a Triple-A al diestro dominicano Héctor Neris, quien comenzó la campaña como el taponero del club. Los punteros Bravos cuentan con un cerrador sólido, el quisqueyano Arodys Vizcaíno, pero tienen muchas interrogantes a la hora de prepararle la mesa.

Sólo viéndolo de esa manera se puede apreciar en su totalidad el movimiento que hizo Washington. Es cierto que a los Nacionales les hacía falta otro brazo fiable, pero vale preguntar si, fuera de contexto, agregar a un relevista para el octavo inning justifica el precio.

¿Pero qué tal si dicho movimiento pone a sus rivales en desventaja? Entonces, sí es algo bien significativo.

Y aunque suele asignársele demasiado valor a tener un cerrador fijo, manejar un bullpen sin una opción automática para el último inning es difícil. El capataz de los Filis, Gabe Kapler, es inteligente y tiene muchas cosas a su favor, pero no contar con un taponero le complica las cosas aun más a un manager en su primera temporada en la cueva.

Por lo tanto, los Filis, quizás más que otros equipos contendientes, se beneficiarían de agregar un brazo al bullpen que simplificara el resto de las decisiones. Pero una de las mejores opciones disponibles acaba de pasar a sus rivales divisionales.

De su parte, Kapler dijo todo lo indicado.

“Considero que los muchachos que tenemos en este roster….pueden manejar situaciones de mucha presión”, manifestó Kapler. “Eso no significa que puedas poner a cualquiera en el juego en la novena entrada y que todos vayan a rendir de la misma manera. No creo eso para nada. Pero sí creo que tenemos muchachos capaces de manejar situaciones de mucha presión”.

Pero Kapler está aprendiendo a dirigir juegos de Grandes Ligas y empezando a conocer los puntos fuertes y débiles de sus relevistas en medio de una lucha divisional bien reñida. Reconociendo que a veces se les asigna demasiado valor a los cerradores, es fácil ver por qué una opción automática y confiable lo ayudaría.

En lugar de ello, serán los Nacionales los que se beneficiarán de la presencia de Herrera.

Mike Trout rompiendo la liga

ANAHEIM — No hay otro jugador al que los Angelinos habrían querido tener en el plato en esa situación.

Abajo por una carrera en el quinto inning del duelo de la noche del martes, los californianos llenaron las bases con un out ante el derecho de los D-backs, Matt Koch, lo que llevó al home a Mike Trout. El estelar patrullero central respondió conectando una línea de hit ante el primer pitcheo para barrer las almohadillas y poner arriba a los suyos.

“Tenemos que ser más que Mike”, dijo el manager Mike Scioscia, “pero créanme que en esa situación nos encanta tenerlo ahí haciendo swing”.

El batazo, que terminó siendo clave en la victoria de los Angelinos por 5-4, fue la guinda sobre el pastel en otra noche espectacular para Trout. El guardabosque se embasó en sus cuatro visitas al plato, gracias a dos boletos y a una interferencia del receptor.

Considerado por muchos como el mejor jugador del béisbol, la producción de Trout ha subido a un nivel de otro mundo en la última semana. En sus últimas 37 visitas al plato sólo lo han hecho out siete veces (.778 de porcentaje de embasarse), con .696 de promedio de bateo (de 23-16), cuatro jonrones, nueve empujadas, 11 boletos (cuatro intencionales) y un pelotazo recibido. Además de encabezar las Grandes Ligas con 23 jonrones y 1.158 de OPS, Trout tiene más boletos (64) que ponches (60) esta temporada.

Dos veces ganador del premio Jugador Más Valioso de la Liga Americana, Trout, de apenas 26 años, lleva ritmo para terminar con 14.4 de WAR, lo que rompería el récord de Babe Ruth (14.1 en 1923) para una campaña.

“Este juego no es sencillo, pero él lo hace lucir más y más fácil cada año”, dijo el jardinero derecho Kole Calhoun. “Es un talento especial que no vamos a ver muchas veces, así que hay que disfrutarlo ahora”.

Jonron 22 de Ramírez

Jonron número 22 de José Ramírez, observalo aquí:

Nelson Cruz y Robinson Canó llegan en optimas condiciones a los entrenamientos

PEORIA, Arizona – El manager de los Marineros, Scott Servais, conoce bien a Nelson Cruz desde hace muchos años, siendo uno de los protagonistas que ayudaron en liga menor de los Rangers al dominicano a cambiar su estilo de bateo la década pasada y convertirlo en la clase de toletero que ha dado 323 jonrones a nivel de Grandes Ligas.

Y llegando a su tercera temporada frente a la novena de Seattle, Servais sabe de la calidad y la entrega del también dominicano Robinson Canó, uno de apenas tres jugadores en la historia de las Mayores con más de 300 cuadrangulares como intermedista y, de lo más seguro, un futuro Salón de la Fama.

A sus 37 y 35 años, respectivamente, Cruz y Canó saben que a esta altura de sus carreras, es de suma importancia mantenerse trabajando fuerte durante el invierno. Canó es famoso por ello con su terreno de juego en San Pedro de Macorís que atrae a un sinnúmero de ligamayoristas de su país. Y Cruz, como siempre, se ve bien activo en la Florida y en Montecristi, R.D.

De esa forma, ambos llegaron a los entrenamientos con claras muestras de su empeño durante la temporada baja.

“Ambos son líderes en nuestro clubhouse”, dijo Servais. “Llevan cierto nivel de respeto a esta altura de sus carreras y es bueno ver cómo esos muchachos se preparan para una temporada, llegando a los entrenamientos en esa clase de forma”.

Cruz se ve más esbelto que en años anteriores. Después de un 2017 que jugó 155 partidos de temporada regular-en la que fue líder de la Liga Americana con 119 empujadas, además de sus 39 jonrones y OPS de .924-y también participó en el Clásico Mundial de Béisbol en marzo, el toletero se dedicó a perder algo de peso como parte de su régimen invernal.

“Fue algo que hago todos los años, pero a excepción de otros años decidí perder un poco de peso”, expresó Cruz, quien aún no conecta de hit en seis turnos de la Liga del Cactus. “Ya no tengo la edad de antes y sería bueno darle un poco de descanso con par de libras menos al cuerpo. Tomé la decisión porque decidí rebajar par de libras y me siento muy bien”.

En el caso de Canó, el segunda base luce un poco más fornido, después de producir 23 cuadrangulares y 97 impulsadas en el 2017, tras su propia participación en el Clásico con Dominicana. En esta pretemporada, batea 6-2, con par de boletos intencionales.

“Siempre quieren agregar algo”, dijo Servais acerca de Cruz y Canó. “Nelson perdió algo de peso este año y Robbie agregó algo de masa muscular. Eso habla de lo que vienen haciendo y cómo afrontan sus entrenamientos personales.

“Siempre se habla de ‘mantener la ventaja abierta’ y a lo mejor Nelson representa eso más que nadie. Robbie quiere hacer lo mismo, para mantenerse a un nivel bien alto por mucho tiempo. No es fácil cuando uno tiene más edad, pero ellos (lo logran) debido a sus regímenes personales y sus dietas…lo ven todo”.

Canó está por jugar la quinta campaña de su mega-contrato de 10 años y US$242 millones, así que se verá al petromacorisano en las filas de Seattle por mucho tiempo. Pero cuando se trata de Cruz, el jardinero estará en la última temporada de su pacto de cuatro años y US$57 millones.

A nivel colectivo, podría estar acabándose el tiempo para ver los frutos de este dúo juntos en la columna de ganados y perdidos en un equipo de los Marineros que no clasifica para los playoffs desde el 2001.

“No solamente yo. Creo que toda la fanaticada de Seattle”, dijo Cruz al tocar el tema. “Es una sequía de muchos años y el equipo está consciente del compromiso que tiene. Y como jugadores también, sabemos el compromiso que tenemos por delante. Con relación a eso, estamos enfocados en hacer todo en nuestro poder para llevar esa anhelada postemporada a la ciudad de Seattle”.

Dicho compromiso conlleva mucha responsabilidad en el ataque ofensivo de Seattle, como ha sido el caso en los últimos años.

“Nosotros necesitamos que ellos sean los que impulsen el tren aquí, en el medio de nuestro lineup”, dijo Servais. “No han hecho nada que nos haga pensar que vayan a frenar el paso”.

Jeter pretende sacar a flote a Miami

MIAMI — Derek Jeter no tenía necesidad de meterse en la empresa de reflotar a una franquicia de béisbol que lleva 14 años seguidos sin clasificarse a los playoffs, asfixiada por las deudas y que ha quedado última en concurrencia de la Liga Nacional en 12 de las 13 últimas temporadas.

El excapitán de los Yanquis podría haberse quedado disfrutando las mieles de su retiro, pasando más tiempo con su esposa Hannah y su hijita recién nacida, Bella.

Pero Jeter tenía entre ceja y ceja la ambición de incursionar como propietario de un club de Grandes Ligas, y aquí está a cargo de los anárquicos Marlins de Miami.

Valga una aclaración, Jeter no es el dueño principal. Ese es el empresario Bruce Sherman, dueño de una fortuna que amasó tras fundar un grupo de inversiones, y que se encargó de poner la mayor tajada en el financiamiento de la compra de los Marlins a Jeffrey Loria en el otoño pasado, a un costo de 1.200 millones de dólares.

OTRO DESMANTELAMIENTO
Una vez al mando de los despachos en el estadio techado en la Pequeña Habana, Jeter emprendió un método que ha sido reiterado y muy detestado en Miami: la purga salarial.

De un gasto que hubiera alcanzado los 140 millones, si mantenían intacto el roster del año pasado, la nómina se encuentra actualmente en 82 millones.

El resultado es que se presagia un 2018 calamitoso. Su rotación de abridores es tal vez la peor de todo el béisbol y, sin el campeón jonronero Giancarlo Stanton (25 millones de salario), Marcell Ozuna (9 millones) y Christian Yelich (7 millones), no podrán anotar muchas carreras. Los tres se combinaron para un OPS de .913, el más alto en las mayores para un trío de jardineros la pasada temporada. También cedieron al segunda base Dee Gordon (10,5 millones),

No descarten otros cambios. Su receptor J.T. Realmuto pidió ser canjeado, y podrían hacer lo mismo con los infielders Starlin Castro y Martín Prado para ahorrar más.

Perder 100 juegos o más es muy probable, pero la solución para un mejor porvenir ha sido que se debe comenzar de cero. Quizás lo que busca Jeter es una quimera, el que un equipo de béisbol prospere en Miami.

LAS CRÍTICAS
Los reproches hacia Jeter arreciaron ante el rumbo tomado por los Marlins, situación inusual para alguien solo supo disfrutar de éxito como torpedero en Nueva York y que en 2020 debe ingresar al Salón de la Fama en su primer intento.

Además de los canjes, Jeter fue criticado por el despido de asesores especiales del club, como Tony Pérez y Jack McKeon, el piloto del equipo que en 2003 ganó el segundo campeonato en la historia de la franquicia. También echaron a un scout cuando estaba hospitalizado y recibía tratamiento por cáncer del colon y hasta el empleado que se ponía el disfraz de la mascota.

“Contrario a la creencia popular, estamos recibiendo una cálida bienvenida de la gente y corporaciones que se nos han acercado y nos han dicho que quiere ser parte de este proyecto. La gente entiende que se necesitaba algunos cambios aquí”, se defendió Jeter.

LOS PROSPECTOS
El traspaso de Stanton a los Yanquis más que nada fue para sacarse su enorme salario, así que llovieron más críticas al no recibir a prospectos de primer nivel. Mejor les fue con el traspaso de Ozuna a San Luis, obteniendo al lanzador Sandy Alcántara, y con Yelich a Milwaukee por los jardineros Lewis Brinson y Monte Harrison y el infielder Isan Díaz. Se trata de una importante infusión para reconstruir uno de los sistemas de ligas menores más débiles.

¿Y AHORA?
Pese a todos los cambios de personal, el manager Don Mattingly se expresó entusiasmado con las posibilidades para la próxima temporada.

“Probamente crean que estoy loco, pero estoy muy entusiasmado con lo que están pasando”, señaló Mattingly, rumbo a su tercera campaña al frente.

Mattingly ha tenido que salir a responder a los cuestionamientos de incluso los rivales de los Marlins.

Tal fue el caso de Bryce Harper, el estelar jardinero de los Nacionales de Washington, quien se manifestó “aturdido” porque dejaron ir a uno de los mejores tríos de jardineros de las mayores, con Stanton, Ozuna y Yelich.

“Preocúpate por tus asuntos y nosotros nos encargamos de los nuestros”, replicó Mattingly,

Lo cierto es que este equipo es un rompecabezas. Podrían ser como los Astros de Houston que enlazaron tres temporadas seguidas de 100 reveses entre 2011-13. Pero de repente todo el desbarajuste desembocó en un campeonato, como ocurrió en Houston el año pasado, y Jeter acabe reivindicado.

De la NFL al campo de entrenamiento de los Yankees

TAMPA, Florida, EE.UU. — El quarterback de los Seahawks de Seattle, Russell Wilson, se incorporará el lunes a los campos de entrenamiento de los Yanquis de Nueva York.

Los Yanquis adquirieron al otrora pelotero de las ligas menores, y ahora estrella de la NFL, en un canje con los Rangers de Texas el 7 de febrero.

Wilson pasará unos cuantos días con los Yanquis, pero no jugará en partidos de pretemporada, y utilizará el número 73. El número 3 que usa en el fútbol americano fue retirado por los Yanquis por pertenecer a Babe Ruth.

“Tiene una reputación de ser un tremendo líder”, dijo el jueves el manager de los Yanquis, Aaron Boone. “Así que siempre damos la bienvenida a tener gente así alrededor de nuestros muchachos”.

Wilson, de 29 años, ganó el Super Bowl de 2014 con los Seahawks. Ha sido seleccionado en cuatro ocasiones al Pro Bowl en sus seis temporadas en la NFL.

Wilson fue seleccionado en la cuarta ronda del draft amateur de 2010 por los Rockies de Colorado, y adquirido por Texas en un draft especial en 2013. Participó en entrenamientos de pretemporada con los Rangers en 2014 y 2015.

En 93 partidos en las menores en 2010 y 2011, bateó .229 con 19 bases robadas, cinco jonrones y 26 remolcadas.

Cueto Feliz de su presencia en San Francisco.

SCOTTSDALE, Arizona — Johnny Cueto se encargó de cuidar vacas, pollos y cabras en su finca en la República Dominicana durante sus vacaciones. También decidió permanecer con los Gigantes de San Francisco en vez de rescindir su contrato y renunciar a 89 millones de dólares en ingresos garantizados para convertirse en agente libre.

El derecho dominicano de 31 años estuvo inactivo durante un mes y medio de la temporada por ampollas en los dedos y una distensión del antebrazo, y terminó la campaña con récord de 8-8 y 4.52 de efectividad en 25 salidas. Esa producción fue una merma tras la campaña de 2016, cuando tuvo marca de 18-5 con 2.79 de efectividad en el primer año de un contrato por 130 millones y seis temporadas.

“No tuve que decirles nada, sabían que me iba a quedar”, dijo Cueto al llegar a los campos de entrenamiento. “Y me quedé porque me gusta el equipo”.

San Francisco perdió 98 partidos la temporada pasada, en la que tanto Cueto como el as Madison Bumgarner estuvieron lesionados. Bumgarner se lastimó en un accidente de motocicleta, y es famoso por realizar trabajo pesado en su finca en Carolina del Norte.

“Yo no soy ese tipo de vaquero”, dijo Cueto.

La llegada del dominicano a los campos de entrenamiento del año pasado se retrasó debido a problemas de salud de su padre, pero este año llegó a tiempo el miércoles.

“Es fabuloso que Johnny quiera continuar su carrera como un Gigante”, dijo el manager Bruce Bochy. “Tomando en cuenta que es uno de los mejores abridores del béisbol, estamos contentos de que nos ayude a tener una buena temporada en 2018”.

San Francisco tiene un plantel reconfigurado con la llegada de Evan Longoria de Tampa Bay y Andrew McCutchen de Pittsburgh, dos veteranos que esperan reverdecer sus laureles.

“Estoy contento por volver con mis compañeros”, señaló Cueto. “(McCutchen) es un buen bateador y hay que respetarlo y ser cuidadoso con él. Como dirían, es un criminal con el bate”.

“Tenemos que olvidar lo que sucedió el año pasado. Estamos en 2018 y tenemos un buen equipo”, agregó. “Creo que podemos llegar a la Serie Mundial”.

Boricuas nos quitan el titulo de la mano

GUADALAJARA, México — Jonathan Morales disparó un cuadrangular en un ataque de seis carreras en la séptima entrada y Puerto Rico se volvió a levantar de la lona para vencer el jueves 9-4 a República Dominicana y lograr su segundo título consecutivo en la Serie del Caribe.

En la parte baja de la séptima y con la pizarra 4-3 a favor de las Águilas Cibae??as, Morales envió un lanzamiento de Ramón Ramírez fuera del parque entre jardín izquierdo y central con dos compañeros a bordo para darle la vuelta al partido en beneficio de los Criollos de Caguas.

Los Criollos, que ganaron su quinto título en el torneo, accedieron a la final tras remontar una desventaja de cuatro carreras ante los Caribes de Anzoátegui de Venezuela.

El equipo puertorriqueño se coronó en su país en una temporada reducida a 18 juegos por los estragos causados por el huracán María en la isla.

“Pasamos una prueba grande por la tormenta. Cuando María pasó sentía la confianza que íbamos a ganar, no era normal lo que yo sentía. Todo lo hicimos por la isla y por todo lo que pasamos”, dijo Morales. “Dios siempre nos suple, pasamos por pruebas, pero somos unos duros”.

El cubano Rusney Castillo pegó otro cuadrangular para los Criollos de Caguas, que dieron a Puerto Rico el 16to campeonato de su historia. Los boricuas están a sólo tres de los dominicanos, el país más laureado del torneo que se disputa desde 1949.

Puerto Rico, que el año pasado ganó el torneo en Culiacán, México, no ganaba dos años consecutivos desde 1992-1993 con los Indios de Mayagüez y los Cangrejeros de Santurce.

“No quería hablar de los campeonatos consecutivos para no poner presión a los muchachos, pero ellos lo hicieron realidad”, dijo el manager Luis Matos. “El huracán María hizo desastres, fue una temporada corta, jugamos de día y cortando salarios, fueron muchas cosas pero teníamos que luchar”.

República Dominicana buscaba su primer campeonato desde 2012.

Los dominicanos se adelantaron en la primera entrada cuando Juan Carlos Pérez conectó un doblete de dos carreras. En la tercera, Junior Lake empalmó otro doblete para producir otra carrera que puso las cosas 3-0.

Puerto Rico descontó con el cuadrangular solitario de Castillo en la parte baja de la tercera. Águilas Cibaeñas restauraron su ventaja en la cuarta por mediación de Carlos Paulino aprovechó un error del tercera base David Vidal para poner la pizarra 4-1.

Con el cubano Raúl Valdés dominante sobre la loma parecía que los dominicanos se enfilaban a una victoria. Pero en la séptima, Valdés arrancó titubeante y Rubén Gotay lo castigó con un sencillo que produjo un par de carreras. Ram??rez entró al relevo con poco éxito porque el cubano Dayron Varona consiguió embazarse con sencillo y Morales conectó su tablazo de cuatro esquinas para el 6-4.

Puerto Rico puso tierra de por medio en la octava con un doblete de Johnny Monell que produjo un par de carreras y Gotay remolcó otra con un sencillo al central para el 9-4 definitivo.

Mexico derrota a RD y se lleva la del honor

GUADALAJARA — Con la ayuda de seis errores los Tomateros de Culiacán vencieron este martes 8-1 a las Águilas Cibaeñas para provocar triple empate en el segundo lugar en el ultimo día la ronda preliminar de la 60 Serie del Caribe.

El triple empate obligó a acudir al sistema de desempate (TQB), el cual dejó en segunda posición a Puerto Rico, tercero a Venezuela y cuarto a Dominicana.

México, pese a vencer por 8-1 a Dominicana en su última presentación, quedó fuera de los cruces, tras finalizar con apenas un triunfo en cuatro salidas en el round robin. Desde la instauración del nuevo sistema de competencias de cinco equipos, en 2014, la novena local nunca había quedado fuera de las semifinales.

Los dominicanos buscan su vigésima corona en estas lides regionales, fundadas en 1949, mientras Puerto Rico persigue la 16, Cuba la novena y Venezuela la octava, al tiempo que los Criollos de Caguas harán hasta lo imposible por revalidar el título, algo que apenas ocurrió en dos ocasiones en la historia de la lid.

Sergio Mitre (G, 1-0) en seis entradas, permitió seis hits, con una carreras limpia, base por bolas y tres ponches. Ángel Castro (P, 0-1) en cuatro entradas, le dieron tres hits, con una carrera limpia, base por bolas y un ponche.

Por Tomateros; Justin Greene de 4-2, jonrón, dos anotadas, dos remolcadas; Sebastián Elizalde de 4-2, dos anotadas, base por bolas, Jafet Amador de 5-2, doble, jonrón, anotada, remolcada; Joey Menéses de 5-1, remolcada; Gabriel Gutiérrez de 4-1, anotada; Alfredo Amezaga de 4-1, triple, anotada, dos remolcadas.

Por Águilas; Héctor Gómez de 4-3, anotada; Abiatal Avelino de 3-1; Luis Valenzuela de 2-1, Edwin Espinal de 4-1; Rodny Rodríguez de 4-1; Yefri Pérez de 3-1, base por bolas.

Luego del resultado de segunda hora, los Alazanes de Granma pasaron a comandar la tabla de posiciones con récord de 3-1, seguido por los Criollos de Caguas, campeones defensores; los Caribes de Anzoátegui, y Águilas Cibaeñas, todos con 2-2, en tanto que los Tomateros de Culiacán quedaron en el último lugar con 1-3.

Para la jornada que marcan las semifinales los Caribes de Venezuela se enfrentaran a los Criollos de Puerto Rico y a segunda hora las Águilas Dominicanas visitaran a los Alazanes Cubanos.

El ganador de cada semifinal jugará a las ocho de la noche hora del centro de México el juego final por el campeonato de la 60 Serie del Caribe que se juega en el Estadio de los Charros de Jalisco.

 

Cuba reacciona y vence a Puerto Rico

GUADALAJARA, México — Raúl González pegó un doblete en la séptima entrada para impulsar la carrera de la victoria y Leandro Martínez conservó la delantera con una gran labor de relevo el martes para darle a Cuba un triunfo de 6-3 sobre el campeón Puerto Rico y quedó provisionalmente como el mejor equipo en la primera etapa de la Serie del Caribe de béisbol.

El batazo de González remolcó a Frank Morejón a con la carrera de la diferencia, mientras que Martínez (1-0) no aceptó hits ni carreras en cuatro entradas para agenciarse el triunfo.

Los Alazanes de Granma (3-1) buscan darle a su país el noveno campeonato de su historia en la Serie del Caribe, a la que retornaron en 2014 tras una ausencia de 54 años.

El año pasado, también en México, los Alazanes cayeron en la ronda de semifinales. En esta edición, su rival en esa ronda se conocerá más tarde cuando concluya el último partido de la primera ronda, entre los Tomateros de Culiacán (0-3) y las Águilas Cibaeñas (2-1).

Los Criollos de Caguas (2-2), que se coronaron el año pasado en México, también están clasificados a semifinales y esperan rival.

Los boricuas procuran darle a su país el primer bicampeonato de este torneo desde 1992-1993, cuando los Indios de Mayagüez y Cangrejos de Santurce ganaron en Hermosillo y Mazatlán, respectivamente.

Puerto Rico se adelantó en la primera entrada cuando Anthony García pegó un cuadrangular por jardín derecho sin nadie a bordo, pero Cuba niveló por la misma vía en la tercera entrada con palo de vuelta entera de Morejón.

Los Alazanes se pusieron arriba 3-1 en la quinta, cuando Morejón empalmó doblete productor y Roel Santos impulsó una anotación más con sencillo.

Pero los Criollos respondieron en la parte baja del quinto capítulo con cuadrangulares solitarios de Rubén Gotay y Dayron Varona, uno detrás del otro.

Después de que González quebró el empate, Guillermo Avilés pegó un doblete de dos carreras en la octava y la delantera nunca estuvo en peligro.