Entradas

Victor Estrella debuta contra Nadal en Australia

El español Rafael Nadal, primer cabeza de serie, debutará en el Abierto de Australia ante el dominicano Víctor Estrella Burgos, 81 del mundo, mientras que el suizo Roger Federer, defensor del título, lo hará con el esloveno Aljaz Bedene, 51 en la lista ATP

Finalista en 2017, Rafael Nadal se estrenará en Melbourne Park con el veterano Estrella Burgos, de 37 años, en un duelo inédito en el circuito profesional. Federer lo hará con Bedene, también por primera vez.

El sorteo, celebrado esta mañana en la pista Margaret Court, con Federer y la rusa Maria Sharapova como anfitriones, deparó un sorteo en teoría beneplácito para Nadal, que de salvar su primer compromiso se enfrentaría en el segundo contra el ganador del duelo entre el chileno Nicolás Jarry y el argentino Leonardo Mayer.

Por la parte del cuadro de Nadal circulan el argentino Diego Schwartzman (24), el estadounidense John Isner (16) (octavos), y el croata Marin Cilic (6) (cuartos).

Más adelante podría repetir las semifinales del pasado año con el búlgaro Grigor Dimitrov, que abre con un jugador procedente de la fase previa, o con el australiano Nick Kyrgios, que lo hace contra el brasileño Rogerio Dutra Silva.

Para Federer, en lucha por conquistar su sexto Abierto de Australia y el número 20 del Grand Slam, la tarea será complicada, pues en su parte viajan el francés Richard Gasquet (posible rival en tercera ronda), el canadiense Milos Raonic o el estadounidense Sam Querrey (octavos) y el argentino Juan Martín del Potro o el belga david Goffin, subcampeón en la última edición de las ATP Finals. (cuartos),

El serbio Novak Djokovic, campeón en seis ocasiones, que abrirá contra el estadounidense Donald Young, y el alemán Alexander Zverev, ante el italiano Thomas Fabianno, viajan por la parte alta del cuadro de Federer.

Ausente el británico Andy Murray, recién operado de la cadera, y el japonés Kei Nishikori, perjudicado en una muñeca, en el cuadro masculino compiten ocho españoles. Sobresale el duelo fratricida en primera ronda entre Roberto Bautista, vigésimo favorito, y Fernando Verdasco.

Pablo Carreño, que parte como décimo cabeza de serie, comenzará con el australiano Jason Kubler, y Albert Ramos, 21, contra el estadounidense Jared Donaldson. Guillermo García-López lo hará contra el francés Benoit Paire, reciente semifinalista en Pune (India), Feliciano López contra el cañonero estadounidense Sam Querrey, decimotercer favorito, y el veterano David Ferrer contra prometedor ruso Andrey Rublev, trigésimo cabeza de serie.

Nadal será el cuarto favorito de Wimbledon según sus reglas

Uno de los primeros misterios de la nueva edición de Wimbledon era saber cuántos puestos retrasarían a Rafael Nadal en la confección de los cabezas de serie. La organización del torneo confirmó esta mañana que el español, a pesar de ser el número 2 de la lista de entradas ATP, el primero de la Race 2017 y haber ganado Roland Garros sin ceder un set, será el cuarto favorito. Los dos grandes beneficiados por ello son Novak Djokovic, que pasa a ser el segundo cabeza de serie, gracias al título de hace dos años, y Roger Federer, tercero, por la semifinal de 2016 en el All England Club y el reciente título en Halle. El efecto dominó en el tercer ‘Grand Slam’ manda a Stan Wawrinka, el tercero de la clasificación, al quinto lugar.

Cabe recordar que Wimbledon es el único de los cuatro grandes eventos del calendario que no respeta el ranking de circuito masculino en el momento de confeccionar los favoritos. Sí lo hace en el caso de las féminas.La fórmula en que se basan los jerarcas del torneo desde 2002 es la puntuación actual de los jugadores, sumada a los resultados sobre césped en el último año y el 75 por ciento de los puntos del mejor resultado en verde en las dos últimas campañas.Andy Murray, número 1 y vigente campeón del torneo, es el único miembro del ‘Top5’ que no ha visto alterada su posición. Precisamente una de las particularidades que puede dejar el cambio que hace el torneo británico es que Murray y Nadal, los dos principales candidatos a salir con el cetro ATP a la conclusión de Wimbledon, pueden quedar encuadrados en el mismo lado del cuadro cuando si se hubiera respetado el ranking sólo se hubiera podido ver las caras en la final. La parte positiva para el manacorí es que sólo podría cruzarse con Federer, siete veces vencedor, en la final.

Nadie puede con Nadal recuperado

Al actual Rafael Nadal, recuperado tanto física como tenísticamente, le da igual jugar al aire libre, bajo techo, en rápida o en la playa. A pesar de disputarse el partido de octavos del Open de Australia ante Gael Monfils con la cubierta de la Rod Laver Arena puesta, el español demostró un increíble estado de forma ante un pegador con Monfils, siempre capaz de lo mejor y de lo peor. Rafa cerró un marcador favorable de 6-3, 6-3, 4-6 y 6-4, en 2 horas y 55 minutos.Las primeras dos opciones que dispuso el galo fue con un punto de ‘break’ en el primer juego y la rotura en el sexto juego del segundo set para igualar a tres. Desde entonces, nada más hasta la tercera manga, que decantó a su favor con servicios a 224 kilómetros por hora. Allí se vio la mejor versión del francés, que llegó a dominar 2-4 en el cuarto set y a sacar para 3-5. En el octavo juego le fallaron las fuerzas y su adversario dio el paso definitivo hacia la victoria

El campeón de 14 grandes puso una marcha más desde el fondo de la pista y se dedicó a fabricar jugadas bajo la táctica y esperar a que su rival cometiera errores no forzados. No era casualidad que de sus 14 enfrentamientos previos, 12 hubiesen caído del lado del balear. Nadal empezó el primer y segundo set con dos ‘breaks’ que enloquecieron a Monfils, poco acostumbrado a ir a remolque tan rápido. Para él fueron los puntos más espectaculares, entre ellos una derecha a 174 kilómetros por hora, pero la mayoría de puntos, que es lo que cuenta, cayeron del lado del número 9 del ranking ATP antes de empezar el torneo y que hoy ya es el siete de las listas, adelantando al propio Gael y a Dominic Thiem. Se dice rápido pero Nadal, de 30 años, llega a los treinta cuartos de ‘Grand Slam’ a lo largo de su carrera y su novena comparecencia entre los ocho mejores de Australia, igualando la marca de Novak Djokovic. La antepenúltima ronda significa una barrera para él desde que conquistó su noveno Roland Garros en 2014. El miércoles tendrá delante un obstáculo de envergadura en la siguiente ronda. Será Milos Raonic, el cabeza de serie más alto que resta en competición, que eliminó este lunes a Roberto Bautista, evitando la presencia segura de un miembro de la ‘Armada’ en las semifinales. El canadiense puede presumir de haber sido el primero y hasta ahora el único verdugo de Rafa en la presente temporada. Fue en los cuartos del Open 250 de Brisbane en la primera semana del año. Australia, tres semanas después, es otra historia.