Entradas

¡Golden State campeón en 5 juegos!

Los Warriors se coronaron campeones de la NBA por segunda vez en tres años, tras vencer 129-120 a los Cavaliers en el Oracle Arena de Oakland, California

Los Golden State Warriors vencieron 129-120 a los Cleveland Cavaliers y se coronaron campeones de la NBA en el Oracle Arena de Oakland, California. Steph Curry y Kevin Durant fueron las figuras.

Con 39 puntos del astro Kevin Durant y 34 de Stephen Curry, los Golden State Warriors vencieron este lunes a los Cleveland Cavaliers 129-120 para alzar la corona en la final de la NBA al llevarse la serie por 4-1.

Guiados por un colosal Durant, los Warriors lograron este lunes la quinta corona en la historia de la franquicia y la segunda en tres años.

Golden State conquistó la serie al mejor de siete por 4-1, reclamando el trono que perdieron ante los Cavaliers hace un año y completó una carrera de 16-1 en los playoffs, el mejor porcentaje de victorias de un campaña en la historia de la NBA.

Los guerreros también ganaron títulos en 1947 y 1956 cuando el equipo estaba instalado en Filadelfia y tomó la corona en 1975 y 2015 cuando se basó en el área de la Bahía de San Francisco.

Era también el primer título de la NBA de la carrera para Durant, que salió de Oklahoma City en julio pasado para ensamblar a los ´Guerreros´ con esperanzas de lograr su primera corona.

– Durant, MVP –

Durant, elegido finalmente MVP (Jugador Más Valiioso) de la final, había perdido la final de 2012 con el Thunder ante los Miami Heat, cuando la actual estrella de Cleveland, LeBron James, ganó su primer título de la NBA.

Parecía que iba a ser un partido reñido cuando el primer cuarto terminó 37-33 a favor de los Cavaliers, que tuvieron en ese tramo a un inspirado LeBron con 16 puntos, mientras que los ´Guerreros´ tuvieron a Curry como el mejor con 12 unidades en ese momento.

Empero, el segundo cuarto fue un paseo para los anfitriones al ganarlo fácil 38-23 con un Durant de guía ofensivo con 21 puntos, seguido de Curry con 20.

Fue así como los Warriors se fueron al descanso intermedio con una ventaja ya de 11 puntos (71-60).

En el tercero la batalla arreció y la ventaja de los Warriors se redujo a cinco tantos (98-93) con un LeBron (27 puntos) que no bajaba la bandera en el duelo personal contra Durant (28) en un esfuerzo titánico de ambos jugadores.

El cuarto, sobre todo al final, fue una ofensiva desbordada de los campeones que sellaron en el último minuto con dos encestes de Curry, el primero un triple que sentenció la victoria.

LeBron terminó con 41 puntos y 13 rebotes, seguido de Kyrie Irving (26) y J.R. Smith (25).

LeBron llegó a su séptima serie final consecutiva de playoffs y octava en general.

Los Cavaliers trataron de convertirse en el primer equipo en remontar de 3-0 para ganar una serie de playoffs de la NBA.

El año pasado, los Cavaliers tuvieron la mayor recuperación en la historia de la final de la NBA, cuando remontaron un balance adverso de 3-1 para derrotar a los Warriors en siete partidos para su primera corona de la NBA, pero este año no se produjo la hazaña.

Stephen Curry aniquila a triples a los Hornets

Si había alguna duda sobre la capacidad de sentenciar partidos de Stephen Curry, las últimas semanas las han disipado por completo. El base de los Warriors mostró otra vez su versión más dominadora en la visita de los Hornets a Oakland, resuelta con un marcador de 126-111 que acabó bastante maquillado en los minutos basura finales.

Tres cuartos de bombardeo

Sin necesidad alguna de jugar el último cuarto (el partido estaba ya más que sentenciado), Stephen Curry terminó con 39 puntos, 8 asistencias, 5 rebotes y 3 robos en poco más de 30 minutos de partidos. Todo gracias a un impresionante 11/15 en lanzamientos de tres, aumentando cuenta de partidos NBA con al menos 10 triples anotados a 8 (su compañero Klay Thompson, con 4, es el jugador más cercano en la lista histórica).

Al final del primer cuarto, Golden State ganaba ya por 41-21, y Stephen Curry se había sacado 6 triples de su chistera. Los Hornets, actualmente en el octavo y último puesto del Este que da acceso a los Playoffs, dejó de presentar bien pronto batalla viendo que Kemba Walker (7 puntos y 5 asistencias en 25 minutos) no tenía su mejor noche. Los reservas Frank Kaminsky (24 puntos) y Marco Belinelli (16 en su vuelta a su primer hogar en la NBA) buscaron aprovechar para reivindicar más minutos, pero fue el único atractivo de Charlotte.

Un ataque históricamente letal

Con Klay Thompson (29 puntos y 6/10 en triples) sumándose a la fiesta triplista de Curry, y Kevin Durant aportando 18 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias como lujoso secundario, el partido tuvo poca historia incluso ante las relajaciones defensivas de Golden State. Permitiéndose incluso el debut de Damian Jones (su primera ronda de 2016) en el Oracle Arena, el partido terminó con 12 minutos de rutina en los que Charlotte pudo al menos quedarse con una digna derrota.

Con un balance de 41-7, Golden State sigue como indiscutible líder de la NBA promediando 118,0 puntos por partido. Una cifra inalcanzable para cualquier equipo desde los propios Warriors en 1991-92, en plena era del baloncesto atrevido y vertiginoso de Don Nelson. Pero si aquel proyecto nunca fue una alternativa realista a las potencias de la época, los Warriors actuales son otra cosa: hoy por hoy, el equipo más temido de la NBA.